sábado, 30 de septiembre de 2006

Razonamiento lógico y falacias

Últimamente le he agarrado el gusto a la idea de la lógica. Digo idea porque, salvo por la construcción cotidiana en mi cabeza de la compleja retícula de ideas y recuerdos y aparatosos ejercicios empíricos de argumentación racional que rigen mi pensamiento, mis conocimientos acerca de la lógica como ciencia y como proceso son bastante limitados.

Me gusta particularmente el hecho de que la lógica puede proveer, cuando se emplea con fundamento, un acercamiento preciso a aquello que solemos conocer como "la verdad". Cuando el razonamiento es inadecuado y las premisas sobre las cuales éste se basa son concatenadas de forma incorrecta las conclusiones no son ciertas. O pensamos bien o caemos en el oscuro mundo de las falacias.

Existen muchos tipos de falacias y a todas ellas estamos expuestos, bien por nuestros interlocutores, por algún medios de comunicación o por nuestros propios cerebros, quienes, querámoslo o no, a veces se empeñan en autoengañarnos . Quien se interese por este asunto puede revisar esta página que encuentro muy ilustrativa (en inglés): http://www.nizkor.org/features/fallacies.

No hay comentarios: