miércoles, 25 de octubre de 2006

Poder de veto y escala zoológica.

Publicado originalmente por Nel

En estos tiempos de cuestionamiento al poder de veto de los cinco países miembros permanentes del consejo de seguridad de las Naciones Unidas, los cuales por haberse aliado y ganado la 2º guerra mundial, se arrogan la potestad de decidir sobre los destinos de los restantes 187 países del orbe, cabría establecer una analogía entre lo que ocurre en el concierto de naciones y lo que ocurre en el reino animal.

La especie sapiens del género Homo ( que forma parte de la familia Homínidos, la cual, entre otras, compone el orden Primates, grupo perteneciente a la clase Mamíferos, división del tipo Cordados, perteneciente al reino Animalia ) abusa de la capacidad de raciocinio derivada de la mayor complejidad y desarrollo del sistema nervioso central en todo el reino, para decidir unilateralmente, sin consulta ni consenso, sobre el destino del resto de los habitantes del planeta, incluidos virus, bacterias, algas, hongos, plantas, etc.

De las 4000 especies de mamíferos, solo una se autoerige en vocero del resto. Algunas cifras ilustran lo injusto del dominio humano:

Anfibios 4000 especies
Reptiles 6000 especies
Aves 9000 especies
Nemátodos 12000 especies
Peces 28000 especies
Arácnidos 73000 especies
Moluscos 100000 especies
Orquídeas 35000 especies

De todos los órdenes de insectos, solo los Coleópteros (escarabajos) tienen al menos 290000 especies, esto sin mencionar el número de individuos en cada especie, cifra inimaginable en el caso de los insectos.

Por lo tanto, dado que en teoría la democracia se basa en que la mayoría toma las deciciones, urge replantear el sistema de convivencia mundial, haciendo entender de una vez por todas a quienes toman las decisiones que afectan a la humanidad ( y a la animalidad y a la vegetalidad ) que todos somos importantes, todos tenemos nuestro peso especifico y todos queremos convivir en paz.

No hay comentarios: