domingo, 26 de noviembre de 2006

Refranero venezolano: algunas fuentes bibliográficas

Desde hace muchos años he sentido una fascinación por los refranes populares, la sabiduría empírica expresada con chispa y gracia por medio de frases sonoras que trascienden los años y se incrustan en el hablar cotidiano.

Recuerdo que en alguna ocasión, hace muchos años ya, me regalaron un librito con el singular nombre de A perro que no conozco no le jurungo el rabo, cuyo autor desconozco en este momento. No era más que un folleto que contenía unos mil refranes populares ordenados alfabéticamente y aderezado con algunas pocas ilustraciones respectivas, incluyendo la de la frase en cuestión la cual mostraba a un perro rabioso que, al ser asido por la cola, le mordía la pierna a un muchacho de sombrero y alpargatas. Un librito divertido aunque, salvo por su valor documental, fallara al no indagar más profusamente en los significados y los orígenes de cada expresión.

Creo que fue después de leer A perro que no conozco no le jurungo el rabo cuando me convertí en un cazador de refranes. Mi puntería y pericia se fue haciendo más certera en la misma medida en que me volví un lector empedernido y un amante de la lengua castellana y de los giros tan particulares que le ha conferido el venezolano.

Otrova Gomas escribió en alguno de sus libros (No estoy seguro del todo pero creo que en El hombre más malo del mundo) un listado de refranes ilustrados, entre los que se pueden mencionar los muy ocurrentes "armadillo asignándole a galápago el calificativo de multicalcáreo" o "pequeño crustáceo decápodo que se enchichorra, amanece mudado por la fuerza del torrente de agua". Mavi publicó en su blog la lista completa, aunque no citó la fuente original. Luis publica su propia lista de "refranes para la gente culta" en su bitácora personal.

Francisco Herrera Luque dedica varios capítulos de su trilogía La Historia Fabulada no sólo a explicar el origen de refranes populares venezolanos sino también a diversas costumbres nacionales, platos locales y nombres de pueblos y ciudades. En el capítulo "Cachicamo trabaja pa'lapa" pone en boca del jefe político y militar cojedeño Matías Salazar este refrán tan autóctono como sus últimas palabras, mientras esperase en el patíbulo por la descarga de los fusiles. Salazar se quejaría así de como los más fuertes (Guzmán Blanco en este caso) se aprovechan de la labor del más débiles para su beneficio propio. En otros capítulos Herrera Luque también ilustra el uso de muchos refranes y expresiones tales como: "Borracho no come dulce", "zamuro no come alpiste", "zamuro come bailando", "estamos en momentos en que mono no carga a su hijo", "vámonos Jacinta que los gallinas están cantando como gallos" y "coger pa' San Diego", entre otros.

The Criollo Way de Clive Bashleigh es otro libro muy interesante. Es una "guía breve a las expresiones idiomáticas populares de Venezuela" (A Brief Guide To The Slang And Idioms Of Venezuela) que incluye la explicación de muchos refranes venezolanos a manera de traducción literal al inglés, lo que hace que resulte muy gracioso.

La Chuleta cuenta con un creciente listado de palabras y expresiones populares venezolanas entre las que ya se cuentan algunos refranes. Como colaborador ocasional de este sitio web me tomo la libertad de invitar a otros quienes se interesen por las particularidades de nuestra lengua criollizada a visitar este sitio web y a colaborar también.

Por último agradezco de antemano cualquier sugerencia a este breve listado que nos pueda servir de lectura adicional para alimentar nuestra pasión por los refranes y otras expresiones populares venezolanas.


Comentarios:

4 Si le gustó... comente:

Consuelo dijo...

Pero Domingo dos post el mismo dia¡ Guao¡

Yo comparto tu pasion, aunque debo confesar que mi fuente ha sido mi intensa curiosidad, ese andar escuchando detenidamente a la gente y preguntando como el hermano de Mafalda (version femenina jaja) po que? po que? No seremos familia tu y yo?

Asi que no se como haras, pero debo conseguir aunque sea una copia de tus fuentes, a ver que aprendo, ya noto porque me aventajas tanto como Chuletero (tenias el secreto bien guardado).

Y la pagina de "La Chuleta" la recomiendo ampliamente, yo disfruto muchos mis visitas y es la excusa perfecta para saciar mi preguntadera. Como todos saben mas que yo lo que hago es aprender jajaja.

Saludos mi estimado chuletero sigue la invitación pendiente¡

5:10 PM

El Trimardito dijo...

Yo pasé por la chuleta, excelente!! esa página hay que revisarla más y leerla con ganas, pues se aprende más sobre nuestra idiosincracia.
Tendré que pasar por las otras páginas o blogs mencionados para saber sobre esas listas de refranes, mientras les dejó este, que siempre decía mi abuelo: "Amigo, amigo el muerto de la urna"

7:55 AM

domingo dijo...

Bueno, el post del sancocho lo había escrito un día antes pero la publicación fue un poco tarde... igual a veces estamos más inspirados que otras, un buen sancocho definitivamente puede activarte la inspiración y la venezolanidad.

Que bueno que crezca la chuleta. Consuelo voy a poner el banner pronto, lo prometo jejejeje

Saludos a los dos.

8:58 AM
nel dijo...

Excelente La Chuleta,como también lo es el libro de Bashleigh. Conozco de un libro del habla de los zulianos también muy bueno. Solía decir mi padre: " Tigre no caga en barranco pa' no ver rodar el mojón".

9:13 PM

1 comentario:

Jesus Muñoz dijo...
Este comentario ha sido eliminado por un administrador del blog.