viernes, 9 de febrero de 2007

Aahhh!! por fin de vuelta a la tranquilidad del trabajo...

Yo nunca he sido un tipo particularmente familiar. Siempre he tomado los días feriados para ir para la playa y normalmente las fiestas decembrinas las paso con la familia de mi novia. Como se imaginaran entonces, me la paso viajando de un lugar a otro en cada feriado, bien sea de vacaciones o a visitar a la familia de alguien.

Pero una vaina es querer ir a la playa o a casa de alguien porque te da nota, y otra muy distinta porque "Hay que ir...".

Yo me casé en noviembre, y me tocó vivir en diciembre las visitas familiares forzadas. Es decir, yo quería ir para la playa o quedarme en caracas sin hacer nada, pero mi esposita quería ir a visitar a sus primos en maracay, que fuésemos a casa de mi mamá en Valencia; visitar a sus amigas y pasar el 24 en casa de sus padres en San Cristobal.

Basta solamente el hecho de que yo medio sienta que "tengo" que hacer algo para que se convierta en un esfuerzo constante.

No solo no quería ir para ningún otro sitio que no fuese la playa, sino que para mi san Cristobal es Lejiiiiiisssiiiiiimoooooo... y si le sumamos el hecho de que era "cuasi obligado", para mi era como hacer un viaje Caracas -Panamá - Caracas a pie y descalzo.

No me gusta regalar en los cumpleaños, no me gustan los dias de las madres, padres, hijos, enamorados y de la secretaria, las navidades me parecen estresantes y odio el Juego del Amigo Secreto mas a que a ninguna otra cosa sobre la tierra. es decir, detesto todo lo que relativo al "tengo que..."

Sin embargo, como amo a mi esposita y teníamos menos de un mes de casados, la complací y fuimos a todos los sitios donde "teníamos" que ir. Pasamos el 24 donde los suegros (la pasamos muy bien de hecho) y el 1ro de Enero lo recibimos en Cuyagua a orilla de playa.

Después de todo eso, sentí un gran alivio el día 4 de Enero cuando me estaba montando en el avión.

De vuelta a la tranquilidad del trabajo. La apacible costumbre de lidiar con los usuarios, los cambios de especificaciones funcionales, la persistencia (algunos dirían terquedad) de los usuarios finales y la refrescante sensación de pasarse las fechas de entrega de los proyectos.

Ya extrañaba las teleconferencias, las revisiones de status y cargar con el laptop encima todo el dia.

Es más, había estado tan "relajado" que todo esto ocurrió en diciembre y es apenas ahora que me da chance de hacer el post.

Tanos
Consuelo dijo...

Si esos "tenemos" le quita encanto a algunas cosas jajja. Pero a disfrutarlas... porque con el tiempo entenderas que un matrimonio esta lleno de ellos y tu esposa te adorará :)

Esto parece la respuesta al meme forzoso que les dejé jajaja. Saludos Tanos y bienvenido a éste nuevo año¡

9:24 AM

Jc.Rey dijo...

Yo particularmente.. ODIO CASI TODOOOOOOOOOOOOOOOO !!!

1:25 AM
mariannextreme dijo...

Me gustó este post, te imaginé sin conocerte con cara de obstinado y luego resignado,(pero finalmente feliz) se lee pintoresco pero a la vez realista jajaja, saludos!

6:53 PM

No hay comentarios: