miércoles, 21 de marzo de 2007

Tecnología y democratización de la creación artística, algunos hitos personales

Recuerdo que cuando estaba chamo fueron de vacaciones a mi casa mis primos mayores que vivían en San Cristóbal. Jugar con el viejo picó de mi abuelo se convirtió en una de las mayores diversiones de esa temporada, cuando grabábamos en casettes transmisiones jocosas de una tal "Radio Matazón". Nosotros, los presentadores de la radio, grabábamos con un micrófono preguntas a un supuesto invitado, cuyas respuestas eran siempre pequeños fragmentos de canciones que extraíamos de los discos de mis abuelos - "¿Y cómo le dicen a usted señora? La vaca vieja, la vaca vieja" (La Vaca Vieja es un tema de la Billo's). En otras secciones superponíamos nuestras voces a una pista que sonaba en simultáneo y así le inventamos letras pavosas a canciones instrumentales ya pavosas (Richard Clayderman era un favorito). Esas sesiones de "Radio Matazón" resultaron un éxito inmenso entre nuestros familiares, quienes se divertían con nuestras ocurrencias infantiles. Esa fue mi primera incursión en la edición de sonido.

Pasaron algunos años, comencé a charrasquear algunos instrumentos y toqué bombardino en una banda, y fue así como obtuve mis primeros estudios formales de música. En alguna tarde de ocio se me ocurrió aprovechar estos conocimientos de forma menos convencional: Con algo de imaginación logré traducir algunas de mis partituras del barítono a través del lenguaje de programación BASIC en una computadorita portátil EPSON HX-20 que mi papá había comprado en su época de universitario (y que aún hoy conservamos). El sonido resultante era muy básico y correspondería a lo que hoy conocemos como música en 8 bits o micromúsica. Fue mi primera incursión en la programación de música digital y mi primer experimento exitoso de enlazar la música y las computadoras.

En 1999 obtuve, no recuerdo por intermedio de quien, una copia de un software maravilloso llamado Mixman. Cuando ejecutabas el programa aparecía en tu computadora la imagen de una cónsola de mezclas con dos tocadiscos, los cuales tenían unos botoncitos que podías encender y apagar para hacer sonar diferentes elementos de un tema dance. ¡Dios, que placer! pasaba horas y horas jugando a ser dj. El software era un poco limitado pues sólo podías mezclar un conjunto de samples que ellos mismos te proveían y las posibilidades musicales estaban constreñidas por tu habilidad para apretar tantas teclas a la vez, aunque el programa estaba diseñado para nunca perder el beat, por lo que fue una buena herramienta para principiantes. Este software me sirvió de mucho: Comprendí empíricamente las posibilidades de la mezcla por canales, se expandió mi vena creativa musical y comencé a explorar diferentes ofertas de software musical. Desde entonces he probado y utilizado muchos de ellos: Sintetizadores, secuenciadores, editores de audio, slicers, conversores de formatos, editores de partituras, plugins y otras herramientas variadas.

En el campo de la composición musical, como en tantos otros, la tecnología está sirviendo para democratizar la creación artística. Hoy es tan fácil hacer un video musical como grabar algunas imágenes con un teléfono celular, editar y musicalizar las imágenes en un pc y a través de una conexión de Internet, masificar el producto a través de YouTube. Algunos podrán argumentar que se está sacrificando calidad con cantidad, quesi cualquiera puede hacer y publicar música ello resultará en la proliferación de artistas "yasuriyamileanos". Yo en cambio creo que es una oportunidad tremenda con la que cuentan los artistas para expandir sus capacidades creadoras. La distinción entre los artistas buenos y mediocres igual siempre existirá, porque incluso en el uso de las herramientas de software existen niveles de virtuosismo.

El avance en el software musical también ha creado conciencia entre los músicos de que incluso una pieza musical fabulosa puede tener un sonido mediocre si no se le aplica la ingeniería adecuada: El uso del espectro auditivo, la correcta ecualización de los canales y de la mezcla, la compresión y la reverberación.


Comentarios:
El Trimardito dijo...

Yo estoy de acuerod que la música ytodo lo que se necesite para hacerla debe estar al alcance de todos.

Saludos!

5:36 PM

Vajradhara dijo...

Yo programe un juego en ese portatil jejeje. Es genial que las personas puedan expresarse y que puedan otros recibir la expresión. En todo caso Yasuli y Yamile, no son más que expresiones populares de uno de los estratos sociales de alguna sociedad latina. Mercado hay para todo y lo único que cambiara es el poder de las empresas disqueras, así que el unico beneficiario somos nosotros mismos los usuarios. Chamo pavoso es que trae mala suerte, pero en ese caso es un argo de gochilandia O de colombia? Significa algo malo o algo cool?
chao

9:38 AM

Tanos dijo...

Epale Sunday before Monday!!!

Más o Menos por la fechas que mencionas. A lo mejor viste el Mixman en mi casa. Ese programa vino con una Pentium que compró mi papá, que tenía una Tarjeta de Sonido Arrechisima. Una Sound Blaster Live de 64bits. Yo jugué bastante con el software, recuerdo que tenia una pista como de musica latina que era bien depinga.

See ya!!

Tanos

11:47 AM

Anónimo dijo...

Domingo....!
Buen Post, esperaba encontrar más de tus arreglos o de tu música, estoy esperando de Nel unas muestras.
Saludos.
CEMM
P.D.: Hasta inicio de los ´90s ser un Gallo era ser un tipo habilidoso, inteligente y vivo que no se dejaba joder por nadie

“….. Domingo es un Gallo editando música electrónica….”

Un “pulío, un vergatario, un tipo arrecho", en la actualidad tiene otra connotación, esas variantes se deben a la brecha generacional. Pavoso tiene doble connotación por una parte Mala Suerte y por otro Ridículo, a mi criterio no hay una vaina más ridícula que una pieza de Richard Clayderman, “pavosa” una expresión usada en toda Venezuela

12:36 PM

Vajradhara dijo...

De donde eres pana, porque yo en Maracay solo use pavoso para algo que daba mala suerte,quizás somos de generaciones distintas, pero en el centro se usa en esa connotación y no en la connotación ridicula. A menos que se halla puesto de moda de un tiempito para aca.

7:59 AM

No hay comentarios: