lunes, 16 de abril de 2007

Basura de unos ¿tesoro de otros? e-waste y la cuestión del calentamiento global

Jeanfreddy publicó en días pasados un par de posts interesantes acerca de la necesidad de empezar a hacer aportes (aunque sea modestos) para disminuir el consumo de energía y reducir el efecto devastador del calentamiento global que ya parece inevitable (ver 1 y 2).

Buena iniciativa. El primero de los pasos al tratar de resolver el problema es admitir que existe y que es potencialmente catastrófico y luego transmitir este conocimiento entre el mayor número de personas posible para generar una masa crítica de cambio. De cualquier forma me parece que el alcance de las propuestas es un poco limitado. Debe existir un cambio de mentalidad profunda orientada principalmente a reducir los niveles de consumo: Menos gasolina, menos electricidad, menos artículos desechables...

Un ejemplo. Tenemos un teléfono celular en muy buen estado, probablemente un modelo del año pasado, con todos los periquitos: Cámara de video, acceso wap, no sé cuantos miles de contactos telefónicos. Pero acaba de salir el modelo PQW344-XXC que es idéntico al que tenemos... pero medio milímetro más finito (y es lo último del mercado ¡por el amor de Dios!) y simplemente TENEMOS que comprarlo.

Millones de personas que hacen exactamente lo mismo día tras día, al comprar sobre la base de necesidades artificiales, estarían consumiendo:
  • Energía para la extracción de la materia prima básica (petróleo, minerales en mena).
  • Energía para la transformación del petróleo y los minerales en resinas plásticas y metales, respectivamente.
  • Energía para transformar las resinas plásticas y los metales en piezas de teléfonos celulares.
  • Energía para armar y empacar los teléfonos celulares (la elaboración de los empaques es harina de otro costal).
  • Energía para transportar y distribuir los productos elaborados (sobre todo porque estos generalmente vienen de sitios tan lejanos como Finlandia o China).
  • Toda la energía que se utiliza en actividades relacionadas: Impresiones, movilizaciones, incluso en tener televisores encendidos para ver las fabulosas cuñas publicitarias del teléfono modelo PQW344-XXC, que tanto nos gustó.
A esto habría que añadir la basura que se va generando en cada uno de los pasos (los teléfonos celulares que uno ve engavetados por ahí en la casa, más sus cargadores, accesorios, manuales, cajitas, bolsitas, clipcitos y demases; el scrap que resulta de cada uno de los procesos industriales previamente señalados; la polución del aire y del agua que también es consecuencia directa de estos procesos.
Decidí emplear el ejemplo del teléfono adrede, porque recordé el enorme problema ambiental que representa la chatarra tecnológica para el medio ambiente. El documento "Exporting Harm, The High-Tech Trashing of Asia" es muy ilustrativo. Allí se explica sobre las consecuencias de la irresponsabilidad ecológica de las naciones industrializadas, que en su afán por reducir costos, exportan la basura tecnológica (teléfonos celulares obsoletos, monitores de computadoras, impresoras, placas de circuitos integrados) a países como China e India. La mayor parte de esta basura no puede ser reciclada. Los componentes que sí pueden ser reciclados constituyen un enorme reisgo para la sanidad porque en muchos casos ellos mismos (como algunos metales peligrosos) o los métodos con que se extraen (como la utilización de agua regia para la disolución del oro) son extremadamente peligrosos.

Se habla tanto de los beneficios del reciclaje de la basura, pero incluso reciclando se consume energía. En casos patéticos como el que señala el artículo "Exporting Harm" el efecto es aún mayor, porque algunos desechos son quemados, liberando toneladas de gas carbónico a la atmósfera.

La verdad es que mejor sería esperar que nuestro telefonito diera lo suyo para ir a comprar otro más nuevo, pero como mi fe en la especie humana no da para tanto ya fui a la tienda... y me compré un ventilador un poco más potente. El calor que se viene pronto va a ser bárbaro.

ecologiapcb actualidadpcb

No hay comentarios: