lunes, 16 de abril de 2007

¡Que vivan los novios y que viva el sancocho!

De los platos típicos de la gastronomía venezolana, el sancocho resalta por su gusto y versatilidad. Mi hermana menor, quien se casó el día hoy por el civil, se le ocurrió la brillante idea de celebrar su boda junto con sus invitados preparando un delicioso sancocho cruzao, abundante en carnes, verduras y tubérculos.

El sancocho resultó ser la elección perfecta porque esta sopa, típica de varios países lationamericanos, es rendidora, económica y nutritiva y cuando se prepara a la leña, como la de esta tarde, adquiere un delicioso gusto ahumado que envuelve el caldo y se entremezcla con la olor fresco del cilantro fresco recién picado.

Fue como a los doce años de edad cuando aprendí a comer sancocho. Durante mi niñez temprana, cuando parecía más bien una versión criolla y masculina del personaje Mafalda, mi mamá intentaba infructuosamente de que por lo menos me comiera "la carnita" con "las papitas", cosa que igual nunca hacía porque "me sabía a sopa". Hoy en día por el contrario me deleito saboreando la riqueza de los sabores y texturas que acompañan al plato, acompañado de un buen trozo de casabe tostado y una cervecita bien fría para la sobremesa, compartiendo calidez y la grata conversación de los buenos amigos.

Felicito a mi hermana y a mi cuñado a la vez que les echo muchas bendiciones y les auguro un futuro pleno de éxitos.

¡Que vivan los novios y que viva el sancocho!

venezolanidadpcb gastronomiapcb

1 comentario:

Vajradhara dijo...

Los felicito, yo pensaba que se habian casado hace ya tiempo jejeje. Un beso grande para Nazaret, que toda la felicidad de este mundo y otros mundos la acompañe siempre. Qué pueda compartir el gran gozo con su pareja de ser feliz. Un abrazo a Ivan por su puesto y que sean felices, por cierto me case hace 2 semanas también jejeje. Ya somos parte de otra generación....