lunes, 16 de abril de 2007

Síndrome Premenstrual "for dummies"

Mi entrañable Carolina solía ironizar sobre lo "divertido" que eran las llegadas de sus periodos menstruales. "Es que hoy me estoy sintiendo más mujer" me decía en tono de cuña de toalla sanitaria, cuando la cosa estaba por venir.

Recordé la anécdota en estos días luego de tener una discusión acalorada con una amiga que suele ser bastante encantadora, pero que ocasionalmente tiene unos arranques de mal humor inesperados. Supongo que con tanto cuento de muertos y espantos a propósito de estas fechas no pude evitar que viniera a mi mente esa pavorosa criatura llamada Síndrome Premenstrual (SPM).

Fue Carolina quien me explicó un día el por qué del SPM. Lo hizo en la manera condescendiente que los eruditos emplean con los hombres demasiado incautos: "Las mujeres tenemos una hemorragia una vez al mes. Nuestro cuerpo sabe que tiene que prepararse y empieza a retener líquido, este exceso de líquido hace que nos sentamos hinchadas y gordas. La cabeza también se hincha y se presiona el cerebro, lo que nos hace irritables. Además hay un desbalance hormonal importante que también afecta nuestro estado anímico y nos deprime ¿Ves?".

Ahora sé que las razones son bastante complejas, tal y como se indica en este artículo de MedlinePlus Enciclopedia Médica
No se ha identificado una causa exacta del síndrome premenstrual; sin embargo, puede estar relacionado con factores sociales, culturales, biológicos y psicológicos. Este síndrome se puede presentar con una función ovárica aparentemente normal (ciclos ovulatorios regulares).

Se estima que el síndrome premenstrual afecta hasta el 75% de las mujeres durante los años en que pueden procrear.
75% de las mujeres durante los años en que pueden procrear... así que amigo lector, si alguna vez se consigue conque su dulce amiga o su encantadora pareja están un poco más irritables de la cuenta, respire profundo y no le pregunte si tiene la regla, porque es probable que así sea y recordárselo la hará enfurecerse aún más. Mas bien trate de sentir algo de empatía y regálele un caramelito, que seguramente eso después se le revertirá para bien.

reflexionespcb

No hay comentarios: