jueves, 16 de agosto de 2007

Dar para recibir: El éxito de los negocios en línea o ¿Por qué no fui yo quien inventó la Wikipedia?

Por ahí por el año 2000, en la época en que todavía no había estallado la burbuja de la Internet y los portales B2B y B2C eran las estrellas emergentes de los negocios en línea, yo era aún un simple y vulgar estudiante de Ingeniería en Información de la Universidad Tecnológica del Centro. Para quien no la conozca es una universidad que promulga un modelo de educación bastante atípico en Venezuela. Sólo por mencionar una de sus particularidades, la currícula obliga a que los estudiantes participen en equipos multidisciplinarios para el desarrollo de proyectos (Proyectos Institucionales), actividades extra-académicas (FAPI) y culturales (Trimestre Socrático) por lo que el índice académico va desde 0 hasta 23,45.

La forma como funciona el Trimestre Socrático es sencilla: A cada cohorte (grupos de estudiantes que entraban anualmente a la universidad) se le entregan tres asignaciones para desarrollar a lo largo del trimestre, cuyas temáticas pueden ir desde los inventos de Leonardo Da Vinci hasta la música popular de compositores venezolanos del siglo XX hasta la poesía de Neruda. Los estudiantes tienen total libertad para desarrollar las asignaciones y se hace especial énfasis en la creatividad de los trabajos entregados. Cuando las asignaciones están listas, un conjunto de preparadores escogidos y pagados por la universidad corrigen los trabajos y asignan una calificación que va del 1 al 5 y que se utiliza en el cálculo del ya mencionado Índice Académico.

Uno de esos días en que estaba debatiéndome entre la necesidad de conseguir un tema de tesis, la ineptitud (a mi criterio) de uno de los susodichos preparadores-correctores y la necesidad de conseguir dinero para vivir comencé a cuestionar el funcionamiento tanto del sistema de entrega de tesis como del bendito Trimestre Socrático. Recuerdo que pensaba ¿Tantas asignaciones y trabajo desperdiciado para qué? ¿Quién se beneficia de ello? ¿Cuánto aprendimos de verdad? ¿Cómo distinguir entre alguien que en verdad se esfuerza escribiendo un ensayo bien elaborado de otro que no hace más que un vulgar copy/paste?

Fue entonces cuando concatené ese cuestionamiento con una idea que era clara para mí debido a mi carrera y a mi interés casi obsesivo por todo lo que concerniese a la Internet. La tarea más difícil para lograr que un sitio web sea exitoso es la generación de contenido: proveer información interesante y útil que capte la atención de muchos usuarios y que esté cambiando constantemente. Sólo cuando se generase una masa crítica de navegantes el sitio web sería rentable. Por otro lado la universidad estaba generando trimestre a trimestre enormes cantidades de contenido, con mayor o menor calidad y en gran medida redundante (no habían más de 15 asignaciones distintas en un trimestre dado, tres por cohorte) que en última instancia iban a parar a la basura.

¿Qué se me ocurrió en ese momento? La resumo en los siguientes puntos:
  1. Reformular el planteamiento de asignaciones del Trimestre Socrático para abarcar muchos puntos diversos de un único tema general y hacer que los estudiantes escogiesen uno o a lo sumo dos de ellos. A su vez un punto en particular solamente podía ser escogido por tanto estudiantes a la vez. Por ejemplo, para un trimestre el tema pudiera haber sido "Manifestaciones Musicales de Venezuela", los subtemas hubieran sido "Manifestaciones de Oriente", "Instrumentos musicales en la música del oriente venezolano", "Versificación en la música oriental", "El galerón", etc.
  2. Establecer criterios de calidad para la elaboración de asignaciones. Reforzamiento en los estudiantes de los elementos de redacción y de referenciado de fuentes (bibliográficas, hemerográficas, en-línea).
  3. Para la elaboración del sitio se contratarían preparadores estudiantiles. El site pudiera obtener financiamiento mixto, tanto de patrocinios como a través de envío de contenido premium o a través de asesorías en línea.
  4. Aparte de la calificación obtenida, se podría evaluar la factibilidad de repartir los beneficios económicos del sitio para reducir ponderadamente (en función de algunos criterios a definirse) el costo de la matrícula a todos aquellos estudiantes que participasen en el proyecto. Adicionalmente la universidad certificaría los aportes de cada estudiante como una publicación para efectos de las hojas de vida de cada estudiante.
  5. Si el número de estudiantes que entregasen una sola asignación de Trimestre Socrático por periodo fuesen 1000 (de los 1600 que contaba la universidad aproximadamente), en un año el sitio contaría con 3000 artículos de calidad comprobable sobre un tema particular en un año.
  6. El sitio web informativo, paralelo al sitio oficial de la universidad, serviría principalmente para difundir su imagen en el mundo captando la atención de un grupo selecto de personas: Estudiantes e investigadores venezolanos y cualquier otro interesados en temas venezolanos con acceso a Internet. Definición precisa del segmento de mercado clave para la universidad.
Debe ser que no supe explicar muy bien mi idea en ese entonces porque los tutores de mi equipo de Proyectos Institucionales no me dieron mucho crédito y la gente como la que hable tampoco me paró mucha bola. En ese entonces no estaba desarrollado el concepto de wiki tal como hoy en día por lo que la tecnología para sistematizar la iniciativa debía ser desarrollada también. Otra gente más visionaria que yo se le ocurrió que la Internet era una buen punto de partida para armar una enciclopedia basada en el aporte colaborativo de millones de personas y así surgió la Wikipedia.

---

Existen enormes vacíos en Internet sobre cuestiones que nos competen a los venezolanos. El pana jeanfreddy precisamente escribió en estos días que Wikipedia tiene carencias serias en lo que se refiere al rock venezolano, y eso es sólo una muestra minúscula de lo que no se consigue allí. Yo me pregunto ¿Qué tal si los estudiantes universitarios venezolanos, tan interesados en defender la autonomía universitaria y la defensa de los recursos para financiar la educación superior pública venezolana, no van pensando en mecanismos para que las mismas universidades se vayan autogestionando? ¿por qué no hacer planteamientos de colaboración en conjunto con las autoridades para que iniciativas de este tipo sean factibles de ejecutar? ¿que mejor forma de plantear una alternativa de negocios surgida de las universidades sino a través del plano de la información y las ideas? Allí les dejo una propuesta, lo interesante de la cuestión es que decenas de miles de estudiantes están en un momento cualquiera generando información que en última instancia es desaprovechada: proyectos, asignaciones, maquetas, ensayos, monografías, tesis...

Una última cosa. Cualquier persona que quiera tener éxito en un negocio en línea debe recordar la regla dorada: Dar para recibir. En la medida en que proveyamos más y mejor contenido las posibilidades se van incrementando. El truco es conseguir cómo generar ese contenido. Muchos de los sitios más exitosos utilizan a los mismos beneficiarios para generar contenido.
  1. Todosblogs.com - Miles de personas se registran y haciendo ping el sitio se actualiza. Otros miles de internautas visitan periódicamente el sitio para conocer que blogs están siendo actualizados.
  2. Deremate.com - Decenas de miles de personas se registran, coloca avisos y monta fotografías. Otras decenas de miles de interanutas visitan periódicamente el sitio para comprar, intercambiar opiniones, dar asistencia técnica y colocar anuncios.
  3. Youtube.com - Cientos de miles de personas se registran y colocan videos en línea. La empresa hospeda los videos y permite que se difundan entre millones de personas a través del mundo. El resto del trabajo - elaborar el video, comprimirlo, cargarlo, compartirlo y comentarlo - lo hace usted.

4 comentarios:

Acerina dijo...

¡Impresionante!!!!

Me encanta tu visión...

¿Sabes que tengo un amigo que en menor medida había pensado en algo similar cuándo Internet, para los venezolanos, aún era "algo de otros países"????

Hablo del año 96, más o menos. Y él hablaba "del potencial de crear una enorme base de datos de conocimientos compartida donde personas de todos los rincones pudieran aportar información válida y consultar también...."... y la mayoría lo miraba como "gallina que mira sal" porque la información debe ser "controlada" y no debe "compartirse en forma gratuita"... y pare de contar...

¿Estabas adelantado a tu época y no tuviste cerca otro visionario que te dijera "vas bien"??? ¿No lo sé!!!

En todo caso me encantó este post...

julio dijo...

siempre existiran personas que resuelvan necesidades anticipadamente? siempre... lo pertinente es saber que si no estas con la gente que es, es decir la que mueve los intereses en funcion de una ganacia lucrativa....siempre pareceremos anticipados, lamentablemente.

G'Fax dijo...

Sí, definitivamente sigue siendo una buena idea que puede adaptarse a cualquier progama académico de cualquier institución educativa. Es una lástima que quienes están en pocisión para desarrollar algo así no tengan el tiempo, la voluntad, o la visión para hacerlo.

Saludos.

Domingo dijo...

Acerina: Gracias por tus comentarios. Yo creoque más que visionario es que estaba claro en algunos conceptos básicos. Si a eso le sumas ver las cosas de una forma un poquitico diferente, entonces surgen ideas de ese tipo.

julio: es verdad, en ese caso tendríamos que lograr dos cosas, o tener uno mismo solvencia económica para mover las ideas o darles un giro a esas ideas para que los que mueven los intereses en función de la ganacia lucrativa piensen que es una buena oportunidad.

g'Fax: Gracias por pasar, precisamente por ello es que hacía una especie de llamado al movimiento estudiantil. La gente que toma las decisiones no tiene la voluntad o la visión para hacerlo, lo triste es que la contraparte tampoco la tenga y pierda el tiempo en bolserías. Saludos