miércoles, 5 de septiembre de 2007

Tengo nuevo blog: "No entiendo la reforma constitucional"

Siempre ha existido una especie de acuerdo tácito entre los miembros de Pabellón con Baranda de no escribir sobre política. No es que no nos interese el tema, excelentes y constructivas discusiones sobre la materia hemos mantenido los tres, en conjunto o separados, en incontables ocasiones. La cuestión está en que hay tanto más en nuestras vidas por explorar y la política local tiene ese efecto saturador tan característico, que generalmente nos provoca más escribir sobre orquídeas, ritmos musicales o la cultura de la venezolanidad, que de los avatares diarios de chavistas, opositores y ni-ni's.

No seré yo el primero en romper esa regla. Los blogs que tratan temas políticos suelen ser un imán de múltiples polaridades que atrae por igual a los extremistas de toda tendencia y la verdad que no tengo el tiempo o la disposición para lidiar con trolls. Aún así me interesa, por la trascendencia del asunto, expresar algunas opiniones humildes sobre un tema que tiene un trasfondo político: La reforma a la Constitución de la República Bolivariana de Venezuela. No tengo formación de abogado pero me considero una persona con una capacidad de análisis crítico bien formada. Luego de la constituyente tuve la oportunidad de estudiar la constitución con bastante minuciosidad y estoy familiarizado con su contenido.

Es por ello que cree un segundo blog para mantener "decontaminado" este otro: No entiendo la reforma constitucional. Espero que mi acercamiento a la cuestión logre el efecto deseado: Compartir las inquietudes de un ciudadano lego sobre el proyecto de reforma. Me daré por bien servido si éstas logran que alguna persona lea, piense y cuestione con un poco de juicio crítico. He asumido deliberadamente una posición inquisidora, elaborando preguntas diversas para que otros que discrepen de mi postura puedan replicarme. También he asumido una postura abiertamente constructiva, no pienso caer en el juego de aquellos quienes pretendan convertirme en un supuesto traidor de cualquier cosa o de aquellos quienes se sienten más cómodos dentro de una trinchera.

Cuando llegue el momento quizás envíe mis observaciones a la Asamblea Nacional.

7 comentarios:

luis dijo...

Me parece bien, de cualquier manera leete el blog de buensancho el hace un buen analisis de todas las leyes, y el tipo es abogado.
lo mas grave que se desprende de ella es el tipo de leyes para reglamentarlas, ahi es donde la imaginacion se pone a volar.
Si yo no soy socialista y digo que quiero hacer un negocio para hacerme rico ¿puedo ser considerado un imperialista y capitalista, que esta contra la nacion? Y eso me puede llevar a la carcel. Ya que la nacion se declara socialista y antimperialista.¿no compartir las ideas marxistas ,me hacen enemigo de la patria? No se.
Y lo mas grave es que chavez con la habilitante ya tiene las leyes que regularan esas dispociciones.
La vaina es mas grave.
incluso con la famosa jornada de 6 horas. si uno ee bien, dice "Esta no podra ser mayor de 6 horas diarias" y por lo tanto se tendra que trabajar los sabados, ya que 6X5=30 y el mismo articulo dice que son 36 horas a la semana.
Y no se puede hacer como el ministro del trabajo dijo (que no se ha leido ese articulo) que de lunes a jueves se trabaje 8 horas, ya que la misma norma dice que un maximo de 6 horas.
Lo que pasa es la ignorancia, le gana a todos.
yo en lo personal trato de no hablar de ello, si no cosas casi al margen. pero si, estoy muy preocupado.

Antonio Ricaurte dijo...

La Reforma Constitucional sólo se entiende desde el contexto del engaño y la mentira.

El asunto es la comodidad "sabrosona" del venezolano, sobretodo del nini, que es capaz de vender su alma al diablo a cambio de unas caraotas piches.

Pero esa es sólo una parte de una verdad aun más compleja que requeriría de un buen post.

Saludos,

AR
http://antonioricaurte.blogspot.com

G'Fax dijo...

Tuve una especie de mesa redonda con unos amigos en la cual leímos cada artículo y lo comparamos con el ya existente.

Lo siguiente lo digo sin ánimo de buscar bonca.

Puede argumentarse que no somos abogados, pero leyendo y discutiendo civilizadamente llegamos a las siguientes conclusiones:

- La constitución actual ya considera muchos temas que no son de orden constitucional, y las reformas sólo agregas más temas no constitucionales.

- Se introducen una larga serie de términos sin definición jurídica y se usa una redacción ambigua en muchos artículos, lo cual requierirá recursos de interpretación, y pueden ser fuentes de tergiversaciones legales con procesos y sentecias "discutibles", sentando una jurisprudencia viciada y, tal vez, sesgada según el caso.

- Muchas de las reformas parecen tener un corte excesivamente populista. "Caramelos" para los electores. Y dichos caramelos parecen tener el fin de ocultar una suerte de reelección vitalicia y un control sin restricciones sobre las finanzas del estado.

Honestamente deseo tener la impresion equivocada, pero esa es la sensación que tal lectura y discusión de la reforma nos dejó a 6 personas.

Un abrazo.

Aimee dijo...

yo me estoy leyendo a cuenta gotas cada artículo, porque cada palabra tiene una connotación muy particular y no están colocadas allí por casualidad!!!!

Domingo dijo...

luis: yo tengo una dualidad entre desconectarme de todo y de involucrarme más con el tema. A la final vamos a ver que resulta de esto, lo importante es que uno pueda aportar. Yo trato de no parecer impositivo a la hora de discutir un artículo pero casi siempre pasa que alguien termina diciendo: "oye, lo que dices suena razonable".

antonio ricaurte: la política venezolana conforma una realidad compleja que debe ser analizada con cabeza fría. A veces pienso que todas las partes están demasiado involucradas como para poder ver las cosas tal y como son.

g'fax: a mi me ha pasado lo mismo. Hay un artículo donde comienzan a explicar los elementos de la "nueva geometría del poder" y de repente aparecen unas "ciudades federales", "municipios federales", "misiones distritales", "misiones ciudadanas" y pare de contar que ni siquiera uno sabe exactamente a qué se refieren.

aimee: exactamente lo que estoy haciendo yo.

Anónimo dijo...

Domingo ....!
Permiteme irrespetar a Pabellon con Baranada y no comentar por el otro blog. Hay muchas cosas en movimiento, hasta la reglamentación de los nombres, tu post "...Ocho razones para ponerle a su futuro hijo un nombre sencillo...."
Cae como dedo en anillo, se que por tu blog nuevo podemos dicutir en profundidad.
saludos.
CEMM

Buensancho dijo...

Lamento desmentir al amigo Luis, pero no, no soy abogado, el análisis que he hecho dé lo propuesto en contraste con lo vigente lo hago desde el punto de vista de un ciudadano común con un criterio bien formado y con suficiente conocimiento del idioma como para poder interpretar el significado de las palabras en el contexto en que se usan.

La tarea de revisar cada Artículo y compartir con el que quiera mis interpretaciones y conclusiones ya terminó ayer, ahí están los 33 Artículos bajo la etiqueta "Reforma Constitucional" solo falta un resumen para que esté completo el trabajo... espero que en verdad a alguien le haya sido o le sea de utilidad.

Visitare tu nuevo blog sin falta, saludos.