viernes, 30 de noviembre de 2007

Arquímedes, nomenclador de la ineptitud

"Palanca" es el nombre que recibe cierta clase de máquina simple que consta de una barra fija que se apoya sobre un punto denominado fulcro o bien, y valga la redundancia, punto de apoyo. Se valen de algunos principios básicos de la física para hacer más fácil muchas de nuestras tareas cotidianas, por ello es fácil encontrarnos con objetos que funcionan a manera de palancas: Alicates, pinzas, tenazas, carretillas, tijeras, gatos para cambiar cauchos, sacagrapas, destapadores, subibajas, picos y palas, bombas manuales, pedales... en fin, la lista es larguísima.

Las palancas sirven particularmente para mover objetos muy pesados y auxiliarnos en aquellos casos en que la fuerza física de nuestras manos es insuficiente. A Arquímedes, antiguo matemático e inventor griego nacido en Siracusa y desarrollador de varias máquinas simples y gran estudioso de las palancas, se le debe una frase que ha perdurado por más de veintidós siglos: "Dadme un punto de apoyo y moveré al mundo".

En tiempos modernos, el término "palanca" se emplea en el ámbito del tráfico de influencias para denominar a personas que sirven de contactos dentro de instituciones, públicas o privadas, quienes gracias a su poder de decisión o al ascendente que tienen sobre las autoridades, ayudan a agilizar trámites burocráticos, ejercen presiones para encauzar el resultado final de alguna acción y, en general, consiguen beneficios al margen de los procedimientos formales, para terceros y para ellos mismos.

El término "palanca" a veces es sustituido por el de "rosca", palabra que simboliza la forma como los contactos suelen estar firmemente enroscados a las organizaciones en las que trabajan y de las que obtienen tantas ganancias personales. Lo interesante es que las roscas, esos objetos que representan tan bien el clientelismo institucional, funcionan bajo el principio del tornillo sin fin que, aunque parezca sorprendente, también fue ideado por el gran matemático e inventor siracusano.

Agradezcamos entonces a Arquímedes, el hombre cuya mente visionaria ha brindado su aporte, modesto pero importante, en el enriquecimiento nuestro vocabulario de la ineptitud.

PS. La imagen fue tomada de http://www.cienciaonline.com/wp-content/uploads/2007/07/palanca.jpg

miércoles, 28 de noviembre de 2007

Camila

No, no se trata de un grupo musical mexicano, es mi hija que nació hace un par de semanas y quien es ahora la reina de mis amores.

Es una bebé hermosa (dicen que se parece a su papá... jejeje) que se comporta como se deben comportar los bebés: Come y duerme mucho, defeca como los dioses y le encantan los baños de sol (los de agua no tanto pero ya poco a poco la iremos encaminando por el camino de la higiene personal). Lo más importante es que, a pesar de las complicaciones al final del parto, Camila nació bien y es una niña sumamente sana. Le agradecemos infinitamente al Señor por ello y por poder tenerla junto a nosotros.

Dejo por acá algunas fotos para aquellos quienes aún en la distancia han estado pendientes. Para mi hija que está tan lejos le envío mi infinito cariño y bendiciones, así como la certeza de que pronto estaremos reunidos de nuevo.





---
PS. Última tanda de reposts. Con esto queda resuelta la republicación de las entradas que se perdieron unos meses atrás. Acá dejo los nuevos enlaces para referencia de ustedes (y de los bots).

De cómo me volví un teórico conspirativo de los cánticos deportivos
Ejemplos binacionales de iluminación navideña
Los nuevos conquistadores (breve historia de amor internáutico)
Energúmeno al volante
Disco-biografía en doce preguntas

martes, 27 de noviembre de 2007

Soda Stereo no viene a un concierto en Venezuela. Es parte de una conspiración para derrocar al Presidente Chavez.


Estaba yo viendo TV el viernes en la madrugada, cuando haciendo zapping me encontré con una entrevista a la activista política Lina Ron, en el programa En Confianza, conducido por Ernesto Villegas en VTV.

A falta de Un plan Mejor me puse a ver el programa. Básicamente lo que pasaba es que no podía dormir, así que supuse que esta entrevista me produciría sueño.

Lina denunciaba -como siempre- a los sospechosos habituales. Que si los planes conspirativos, que si un nuevo 13 de Abril, que si las guarimbas, etc. Sin embargo, me causó mucha curiosidad el nivel de detalle que maneja de cada una de las teorías conspirativas. Me hizo incluso asombrarme, de su proceso de inteligencia, para estar tan bien informada sobre todos los movimientos internos, así como internacionales.

Repentinamente, Lina le dice a Ernesto Villegas que entre otros medios de comunicación, ella tiene tiempo denunciando a la empresa Movistar. Denunciaba al presidente de Movistar de estar realizando una campaña de desestabilizicación a través de la prensa nacional. No tengo en este momento el video del programa, pero lo que dijo a continuación, -palabras mas, palabras menos- es que hay un mensaje escondido en la publicidad por prensa de Movistar, ya que se lee claramente "Me Verás Volver",y que todo el mundo sabe que la oligarquía de Venezuela "No Volveran". Y que adicionalmente, este mensaje se hace mercadeando un telefono celular Z6, que es el nombre de un grupo Subversivo.

Eso hizo que mi asombro anterior desapareciera. Es decir, que credibilidad puede tener una persona que dice que el mensaje Me verás volver, no es el nombre de una gira de Rock, sino un plan conspirativo para derrocar al gobierno?.

Eso es como creer en unas declaraciones que garantizan la seguridad en las movilizaciones civiles, por una persona que dice, que utilizando los equipos de Direct TV, el imperio norteamericano nos puede espiar en nuestras casas a traves de nuestros televisores.

Bue.. supongo entonces que yo tambien soy un conspirador, porque yo si los veré volver.

Gracias... Totales !!!

LLAMADO PÚBLICO DE COLABORACIÓN

Yo he estado buscando insistentemente sin éxito, esta entrevista a Lina Ron en el programa En Confianza. Si alguno de ustedes sabe donde puedo conseguir este video, por favor haga su comentario en este post.

Aclaratoria
Para todos aquellos que tienen algun tipo de confusión acerca de la información de este post, Movistar es uno de los patrocinantes de la Gira Me verás volver de Soda Stereo, nombre que fue establecido antes, que el proyecto de reforma a la constitución propuesta por el Presidente Chavez.

lunes, 26 de noviembre de 2007

Misión Circo

Llegué de nuevo a Venezuela después de un par de semanas en las que no hubo cabida para paroxismo político alguno. Luego de compartir con mi hija y mi esposa tantas sensaciones nuevas y placenteras asociadas con mi recién estrenada paternidad, hube de volver para continuar atendiendo mis asuntos pendientes.

Si tuviera que describir lo que percibí ante mi arribo diría simplemente que me imaginé entrando en un gran recinto circense, una espectáculo criollo, más grande y fastuoso que cualquier otro que hubiera imaginado jamás.

Apenas crucé el puente internacional hacia San Antonio del Táchira vi asombrado como centenares de maromeros probaban sus reflejos y equilibrios cargando pesados paquetes en sus brazos y sobre sus hombros a la vez que esquivaban el pesado tráfico. Algunos, los más avezados, practicaban ejecutando intrépidos actos de equilibrio llevando inmensos objetos como neveras y lavadoras encima de bicicletas para llevarlos al vecino país.

Se ve que el negocio de show business endógeno está prosperando y no es de extrañarnos, en todas partes que me fijé pude ver incontables anuncios publicitarios invitando a un gran acto que se llevará a cabo en unos días apenas. Incluso en la radio escuché numerosas cuñas invitando a la gente a participar.

No faltaron en el camino algunos grupos de happenings, quienes acompañados por artistas urbanos, ejercitaron sus habilidades entregando panfletos y dibujando en los parabrisas de los carros enigmáticos mensajes monosílabos.

En el trayecto de vuelta me deleité con algunos actos de pura bizarría automovilística, en los que temerarios choferes, pasando a algún pesado camión u otro rezagado del camino, conducían en contravía casi hasta chocar con otro vehículo que circulaba en sentido contrario, momento en el que magistral e inesperadamente volvían a tomar el canal derecho. Yo mismo fui partícipe de uno de estas manifestaciones de arrojo al volante, y aunque me asusté sabía que todo iba a salir bien al final porque, claro, son acrobacias ejecutadas por expertos que por supuesto no deben ser imitadas en casa y mucho menos por los niños.

Ya en la tranquilidad del hogar me puse cómodo y encendí el televisor. Quería disfrutar de algunas de las rutinas bufas que ya conocía de oídas, como el sketch ese en la que una diputada, un periodista y la esposa de éste se encaraban los unos a otros al mejor estilo de Los Tres Chiflados. ¡Como me pude reir con las divertidas ocurrencias de esos tres personajes!

Aprovechando el buen humor que reinaba en el ambiente mi mamá me dijo:
- Sabes que secuestraron a la hija de Norys.
- ¿Norys quién? - pregunté yo.
- De Norys Jaimes, la Alcaldesa de Cárdenas.
- ¿En serio? Que chimbo - Le respondí con curiosidad, aunque sin una pena excesiva - ¿Y qué edad tenía la chama?
- 19 añitos.
- Deberían inventarse un acuerdo humanitario... jejeje
Y tras decir esto no pudimos evitar reirnos a placer pensando en esa otro acto de comedia que justo se estaba llevando a cabo, en la que unos augustos disfrazados de presidentes jugaban a ver quien hacía sentir al otro más indigno de su mandato.

Después vi algunas otras presentaciones de gente jugando con candela y haciendo piruetas en las calles pero ya era tarde. Decidí que ya era suficiente por un día así que apagué el televisor y fui a tomar un baño.

Esa noche tuve una revelación: Venezuela es ya, sin esforzarse demasiado, una potencia mundial del circo. Nos hace falta un poquito de organización, es cierto, pero no creo que sea un impedimento insalvable porque estoy fervientemente convencido de las capacidades creadoras del pueblo venezolano. Es por ello que propongo por este medio público y notorio contactar a los Valentinos o a los Hermanos Gasca para vuelvan al país, pero esta vez en calidad de asesores ministeriales y que nos orienten en la creación de la que habrá de ser la más grandiosa y exitosa de todas las misiones del Estado: La Misión Circo.

PS. Poniéndole un poco de seriedad a la cosa. Vamos a votar el domingo que viene. Infórmate bien y ejerce tu derecho, después no te quejes cuando en verdad implanten la Misión Circo.

jueves, 22 de noviembre de 2007

La Llamada de Cthulhu

Los Mitos de Cthulhu corresponden a una subcategoría del género de horror que abarca un conjunto de elementos comunes presentes en la obra de de varios autores contemporáneos, a partir de las ideas de Howard Phillips Lovecraft (H. P. Lovecraft) que luego fueron complementadas entre otros por su mecenas y colaborador August Derleth (quien acuñó el nombre), Robert Bloch (autor de Psycho) y Robert E. Howard (creador del personaje Conan el Bárbaro). La obra de Lovecraft, particularmente algunos cuentos de naturaleza más onírica, serviría incluso de influencia a Jorge Luis Borges, así como a innumerables artistas: músicos, escritores, ilustradores.

Las primeras referencias que tuve de Los Mitos de Cthulhu no provinieron de la literatura sino, extrañamente, de la musica. Estaba en octavo grado si mal no recuerdo, por esa época mis gustos musicales ya podían considerarse cuando menos eclécticos y oscilaban entre el house y el europop de Black Box y 2Unlimited, los sonidos ambientales de Vinicio Adames y Tangarine Dream y el oscuro thrash metal de la banda Metallica. Este último grupo hacía poco que había lanzado su muy exitoso disco homónimo, también conocido como "el album negro", aunque a Homero (mi super pana de siempre) y yo nos inclinábamos más por algunos de sus discos más viejos.

Ride the Lightning era quizás mi favorito desde el punto de vista estrictamente musical. Es un album oscuro, con una temática bastante macabra que narra historias de plagas bíblicas, suicidios, sillas eléctricas y campanas batientes.

El tema final resalta por sus características únicas: Una pieza instrumental sumamente larga - de casi nueve minutos de duración - titulada "The Call of Ktulu" (La Llamada de Ktulu), la cual comienza con un intro de guitarras melódicas cuyas notas se van transformando en riffs poderosos a medida que transcurren los compases lo cual le da un aire épico formidable. Es una pieza sólida, quizás un poco repetitiva por lo largo del tema, pero muy bien lograda y que por su ausencia de líricas deja un espacio para la elucubración.

En ese entonces yo no había escuchado hablar de H.P.Lovecraft o de su obra así que el nombre del personaje central no me resultaba familiar. Cuando escuchaba esta canción me imaginaba escenas de bosques amenazadores y brujos danzantes en medio de un perturbador aquelarre. No imaginaba yo que la morada de Ktulu se encuentra en las oscuras profundidades del fondo marino y no en parajes medievales.

Algunos datos sobre este tema:
  • El tema fue inspirado en el cuento "The Call of Cthulhu", que puedes leer en línea haciendo clic acá. Fue el fallecido primer bajista de Metallica, Cliff Burton, quien introdujo al resto la obra de Lovecraft y quien aparentemente influyó para que se cambiara el nombre de la canción, cuyo título inicial era "When Hell Freezes Over".
  • Fue compuesto por los integrantes originales del grupo James Hetfield, Lars Ulrich, Cliff Burton y Dave Mustaine. Mustaine fue expulsado de la banda por esa época y sustuido por el guitarrista Kirk Hamett, por lo que decidió armar su propio grupo de rock pesado que se llamó Megadeth.
  • Un segundo tema con influencias lovecraftianas fue compuesto por Metallica poco tiempo después, apareciendo en su siguiente disco Master of Puppets. Se titula "The Thing that Should not Be". La letra de la canción incluye un pasaje reminiscente de una famosa cita de la obra de Lovecraft.
"That is not dead which can eternal lie, And with strange aeons even death may die." - H.P. Lovecraft

"Not dead which eternal lie stranger eons death may die" - Metallica (The Thing That Should Not Be)
  • "The Call of Ktulu" obtuvo reconocimiento en 1999 luego de que la banda incluyera una versión del mismo en su presentación con la Orquesta Sinfónica de San Francisco. Esta versión le valió a Metallica el premio Grammy a "The Best Rock Instrumental Performance" (mejor ejecución de una pieza instrumental de rock).
La obra de Lovecraft ha inspirado muchas otras composiciones. En The Strange Sound of Cthulhu: Music Inspired by the Writings of H.P.Lovecraft, el autor Gary Hill hace un recuento bastante detallado de la obra musical que surgió de los relatos macabros y las criaturas sobrenaturales contenidas en los mitos.

A continuación dos versiones de "The Call of Ktulu" de Metallica, una en estudio y la otra junto a la Orquesta Sinfónica de San Francisco.

Versión en Estudio


Versión Sinfónica

miércoles, 21 de noviembre de 2007

Ideas sencillas para mejorar nuestras ciudades (II)

Idea - Ubicar los semáforos antes y no luego del cruce vehicular.
En Venezuela, los semáforos suelen encontrarse ubicados al otro lado de la intersección de las calles, lo cual genera dos inconvenientes:

1. Contribuye a que los conductores detengan sus vehículos encima o después del rayado peatonal. Si los semáforos estuviesen en línea con el rayado los choferes procurarían detenerse antes y no después, puesto que de lo contrario les sería imposible ver cuando éste cambie del rojo al verde.
2. Permite que los conductores vean cuando cambian de luces otros semáforos que no les competen. Muchos conductores venezolanos comienzan a arrancar apenas ven que el semáforo cambia a amarillo para aquellos quienes transitan por vías adyacentes, anticipándose a su propia luz verde.

La re-planificación y renovación de la red de semáforos no sólo es deseable y factible, sino necesaria. En Caracas el 40% de los semáforos ya cumplió su vida útil y deben ser sustituidos por unidades nuevas ¿Por qué no aprovechar e ir haciendo las cosas bien de una vez?

Para leer más:

domingo, 18 de noviembre de 2007

Refranero Venezolano: Del juego de dominó.

Las actividades de ocio, como tantas otras del quehacer cotidiano de los venezolanos, alimentan con sus jergas el habla cotidiana, haciéndola más rica y entretenida. Es un proceso bidireccional: En ocasiones es el juego el que toma prestado frases fuera de él, haciendo que ellas adquieran más substancia y nuevos significados. Algunas de estas frases son refranes propiamente dichos, otras veces son expresiones que luego se tornan de uso común.

El juego de dominó, tan difundido en nuestro país, es un ejemplo típico. Cualquiera que haya echado unas piedras sabe por ejemplo que en la primera mano o partida se sale con la cochina o doble sena, que es lo mismo que la ficha con doce pintas (el doble seis).

Si alguien que no participa en el juego intenta opinar o hace comentarios indebidos alrededor de la mesa seguramente será reprendido con la frase "los mirones son de palo". Esto vale igual para todas aquellas personas que son más metidas que una gaveta y más salidas que un balcón y que quieren estar opinando siempre de lo que no deben.

Cuando el jugador de turno no puede botar una piedra no le queda más remedio sino pasar. Algunos vivos a veces pasan a drede (pasan agachados) para confundir a los contrarios. Eso mismo hacen en la vida muchos otros que ante las responsabilidades prefieren hacerse los locos (los musiús, los de mérida, los willie mays).

Cuando las circunstancias no son propicias, pasar puede ser mejor que jugar o que actuar. En ese caso decimos sin miedo: ¡paso y gano!.

El dominó es un juego de estrategia que requiere mucha sagacidad y buen sentido de la intuición. La mano es la persona que le toca salir de primero y que lleva la ventaja en el juego porque puede, en teoría, deshacerse de todas las fichas primero. Uno debe siempre tratar de ayudar a nuestro compañero si éste es mano y no pegarle (no trancarle el juego) porque el que le pega a la madre no levanta cabeza y el que le pega a la mamá se le seca la mano. Si nuestro compañero no nos ayuda bien podemos decir que uno está jugando contra dos y un traidor. Es igual que en la vida, el que le pega a su familia se arruina, así que es mejor andar bien con la gente de uno.

Si por el contrario la mano es uno de nuestros rivales siempre debemos tratar de pegarle y hacer que pase. Así reza el adagio: Cuadra al pie, pasa la mano y se acuesta el compañero.

Un juego trancado, denota situaciones en la que no se puede avanzar porque las partes no pueden o no están dispuestas a ceder terreno en sus condiciones, así como en el dominó hay momentos en que simplemente no se pueden botar más fichas. Tirar la tranca es un acto riesgoso, que en última instancia pudiera inclinar la balanza a cualquiera de los equipos, aunque cuando se hace bien impide que el contrario más fuerte gane, o por el contrario, permite apabullar completamente al más débil. Si el juego es bueno y las condiciones no están dadas es quizás mejor no inventar porque a la final la mano segura no se tranca.

A veces el devenir del juego impide que algún jugador pueda deshacerse de alguno de los fichas dobles con las que cuenta. Ahorcar la cochina es la expresión que se usa para indicar que el doble seis quedó por fuera, lo cual es muy deseable si la tiene alguno de los contrarios: Son 12 puntos para su cuenta, se impide que esa persona llegue (se deshaga de todas las fichas y gane) y de paso la pusieron papaya para que uno pueda chalequearlos con gusto. En otros ámbitos de la cotidianidad ahorcar la cochina puede significar aislar a una pieza clave o limitar seriamente las oportunidades de éxito de un bando opositor.

El que no sabe se acuesta es una expresión que deja una buena enseñanza (acostarse significa en el dominó botar una ficha doble): Ante la incertidumbre, es preferible dejar las cosas tal y como están. Otro refrán, burro que piensa bota la carga, presenta una situación aún más interesante. En el dominó se utiliza para referirse a aquellas personas que se quedan meditando ante una jugada obvia o que simplemente juegan botando la ficha con más puntos (en el dominó, pensar o hacer como que uno está pensando sirve para decirle a los otros que se tienen varias fichas con qué jugar). En la vida diaria tiene un significado más cercano al Principio de Peter: El que trata de hacer un trabajo que está por encima de su nivel de competencia seguramente lo va a hacer mal.

La partida de dominó sirve para construir algunas metáforas muy divertidas. Por ejemplo, de alguien muy inmaduro o mente e'pollo se puede decir que tiene en la cabeza cuatro cucarachas jugando dominó. Una serie de sucesos concatenados que ocurren a partir de un evento inicial se conoce como efecto dominó, lo que recuerda a ese jueguito en el que las fichas se ordenan de pie una detrás de la otra y al empujar la primera todas van cayendo. A veces no nos importa salir con una mujer brutica pero que esté bien chévere, total uno no la quiere para jugar dominó.

Dentro de la categoría de las comparancias que aluden al juego de dominó tenemos: más enredado que mocho jugando dominó, más aburrido que una partida de dominó por radio, le salen más dobles que a Juan Gabriel, sale más que un muerto.

Por último tenemos un refrán que se emplea de forma habitual en el juego dominó: Gallo que no repite no es gallo. Proviene originalmente del argot de las peleas de gallo. Pero ese ya es un juego diferente así que otro día continuamos.

PS. Puede leer también:
Refranero Venezolano: Las Comparancias
Refranero Venezolano: Refranes Copleros
Refranero Venezolano: Algunas Fuentes

PS2: En esta entrada de La Chuleta hay algunas expresiones que se usan en el dominó (incluyendo un par que incluí en el párrafo de las comparancias).

jueves, 15 de noviembre de 2007

Ideas sencillas para mejorar nuestras ciudades partiendo del pensamiento lateral

El pensamiento lateral comprende un conjunto de herramientas para la generación de ideas y la solución creativa de problemas. Fue desarrollada por el Sr. Edward de Bono en los 60's y aún hoy mantiene una vigencia increíble.

He estado pensando mucho en las técnicas del pensamiento lateral y sobre cómo éstas pueden aplicarse en un ámbito que me interesa bastante: Cómo tener ciudades más vivibles para crecer, trabajar, habitar, construir. Lo hago desde una perspectiva primordialmente ciudadana y partir de ello se me ocurrió escribir una serie de ensayos cortos sobre medidas sencillas de planificación urbana que, implantadas correctamente y enmarcadas dentro de un conjunto más amplio de acciones, pudieran mejorar la calidad de vida de nuestras poblaciones (ver también Las Ciudades Invisibles).

Debo complementar lo de "perspectiva ciudadana" para que tenga un mejor sentido. En realidad debí haber escrito "perspectiva ciudadana de un venezolano cualquiera". Estoy seguro que cualquier estudiante en los primeros semestre de urbanismo o arquitectura me diría que esas ideas ya han sido pensadas y re-pensadas una y mil veces, lo cual es completamente cierto. De hecho, surgieron en mi cerebro a partir de la observación cuidadosa de cosas que ya funcionaron en ciudades otras ciudades fuera de nuestro país. A otra gente más desprevenida que yo pudieran parecerle cuestiones casuales, o a lo sumo curiosas, en su elementalidad. Yo me pregunto ¿Qué pasa que todavía no las hemos puesto en práctica nosotros mismos?

De cualquier manera, lo del pensamiento lateral resulta muy útil para entender el caos que nos circunda. Por ejemplo, una de sus técnicas, la del fraccionamiento o división, toma una situación cualquiera y la descompone en sus partes (el famoso "divide y vencerás"), lo cual es perfecto para ayudar a analizar un problema y luego darle la vuelta para resolverlo.

Yo viví en Maracay, una ciudad sumamente calurosa ubicada en el centro de Venezuela. Muchas veces ví personas que, montadas en una unidad de transporte público, compraban un vaso de jugo o una botella dee agua a un vendedor ambulante y luego al terminar la bebida lanzaban tranquilamente la basura por la ventana del vehículo

¿Qué ocurre allí? ¿Cuáles son las circunstancias que originan esta clase de eventos? ¿En qué segmentos temporales pudiera disgregarse la situación? ¿Desde qué perspectivas pudiera abordarse el problema?

Algunos dirán que es cuestión de educación, otros que se trata de ejercer las leyes. Algunos otros pudieran argumentar que, para empezar, ni siquiera debería haber vendedores ambulantes dentro de las unidades de transporte público. La división de un problema en sus partes y la posterior reestructuración de éstas para la creación de nuevos modelos es vital si queremos inventar nuevas formas de hacer las cosas, que permitan mejorar nuestras condiciones de vida y partiendo desde un enfoque pragmático, que comience por la educación del hombre del futuro pero que también ataque los síntomas en el ahora.

Para este ejercicio de pensamiento particular a mi se me ocurren bastantes ideas, quizás algunas más viables o más efectivas que otras. Lo interesante es proponer y no "matarlas" sino permitir que incluso las menos adecuadas sirvan para alimentar mejores propuestas. Por ejemplo:

:: ¿Qué tal si se diseñase un plan masivo de arborización para reducir el calor en los espacios peatonales de las ciudades calurosas?
:: ¿Qué tal si en ciudades muy calurosas hubiera fuentes públicas donde la gente pueda beber agua y mojarse si quisiera?
:: ¿Qué tal si las unidades de transporte público tuvieran depósitos de basura por categorías que, a través de un convenio con una compañía de reciclaje, les permitan generar ingresos extraordinarios?
:: ¿Qué tal si como medida de control se le obligara a las personas que botan basura en las calles a que, escoba y pala en mano, tengan que limpiar un buen pedazo de acera?
:: ¿Qué tal si los planes de ornato de las ciudades fueran impulsadas por campañas institucionales permanentes de educación y sensibilización?

Si se fija bien, cada una de estas idea, que surgieron al calor de este escrito, ataca un segmento particular de la situación desglosada, que partieron a su vez de la técnica del fraccionamiento: Empezando por el calor que provoca sed en los viandantes y los usuarios del transporte público (siembra de árboles), luego la necesidad de tomar líquido en ambientes calurosos (fuentes públicas), la posibilidad de disponer adecuadamente los desechos dentro de un autobús (papeleras e incentivo económico), el ejercicio de medidas de control para corregir la trasgresión de las normas (castigo a los que ensucian) y la transformación cultural que debe resultar en última instancia en el respeto por las leyes y el ambiente (campañas institucionales).

Cuando deba enfrentarse a algún problema emplee la técnica del fraccionamiento, seguramente obtendrá resultados interesantes y creativos. Yo por mi parte tengo ganas de seguir escribiendo sobre el pensamiento lateral y trataré de plasmar algunas otras ideas sencillas y concretas (el anterior fue un ejercicio bastante vago) que pudieran servir para mejorar las ciudades de Venezuela.

--

PS. Muchas gracias a Aimee por otorgarnos un premio al blog solidario. Por ahí tenemos otras distinciones que nunca reclamamos pero que requieren un post especial. Saludos para ella.

sábado, 10 de noviembre de 2007

Los sabores de mi niñez

Tuve la gran suerte de crecer rodeado de grandes cocineras. Mi mamá era muy diestra en el arte de los fogones, mi tía Susana era una experta repostera, y Berta, Rosa y Cleotilde, entre otras, quienes trabajaron en mi casa como criadas, también tenían lo suyo, y además aprendieron mucho con mi mamá.
Ocurre que me di cuenta de esto hace relativamente poco tiempo, mirando retrospectivamente aquellos platos que llenaron nuestra mesa durante mi infancia. Como todo niño que se respete, muchas cosas no me gustaban, en realidad casi nada, y la mayoría de las veces sin siquiera haberlas probado. Cosas como hígado, cebolla, lechuga, acelga, brócoli y berenjena eran inconcebibles en mi plato. ¡Guacala!
Por alguna razón hay algunos sabores, unos apreciados y otros odiados, que están vivos en mis recuerdos. He aquí algunos de ellos.
Cachapas
Todos los fines de semana se manejaban dos opciones en mi casa: Ir a la playa o ir a comprar maíz tierno para hacer cachapas. Siempre lo comprábamos en la carretera vieja que conducía a Turmero. Todos participábamos en el proceso. Unos pelaban las mazorcas, otros desgranaban el maíz, otros ayudaban con el viejo molino. Pero la preparación de las cachapas quedaba en otras manos expertas. Las comíamos con una mezcla de queso blanco rallado fino y leche, a la que llamábamos suero.
Arroz con espárragos y jamón
Consistía este plato en un arroz blanco embebido en una salsa bechamel, adornado con espárragos enrollados en jamón, todo gratinado con queso parmesano. Ignoro si esta es una receta clásica o fue un invento de mi mamá, pero extrañamente me gustaba mucho. Digo extrañamente por los espárragos, alimento poco atractivo para los niños.
Funche y Polenta
El funche es el equivalente criollo a la polenta que se consume en Italia y otros países de Europa. En mi casa preparaban el funche indiferentemente con harina de maíz amarillo o blanco, y estaba aliñado con cebolla y pimentón. Lo comíamos con mantequilla y queso. Si quedaba funche para el día siguiente, se cortaba en rodajas y estas se freían hasta quedar crujientes. Esta forma era mi preferida, aunque por supuesto antes de comerlo sacaba todos los pedacitos de cebolla y pimentón.
Por otra parte, preparaban también una polenta rellena con un suculento guiso de pollo, con muchos aliños, pasas, vino, entre otras cosas. También me gustaba mucho y también le sacaba todas las cosas raras.

Pescado
De niño, nunca fui amigo del pescado en general, y por extensión, de los crustáceos y moluscos. Nunca me obligaron a comer estos productos y, de hecho, cuando servían pescado me preparaban algo diferente solo a mi. Ventajas de ser el hijo menor. Recuerdo que hacían un pasticho de atún para todos y uno pequeño para mi, relleno de ¡diablitos!, cosa que hoy en día no creo que comería.
Poco a poco he ido aprendiendo a comer pescado, pero solo cuando tengo que hacerlo. Mi alergia a los camarones me aconseja seguir vetando a los mariscos. Una vez, después de varias cuba libres a la orilla de la playa, me comí una docena de ostras. Desde entonces no me hablo.

Queso holandés de bola relleno
Esta receta, que entiendo proviene de las Antillas neerlandesas, era una de mis preferidas. El queso de bola era consumido a través de una tapita que se le abría en la parte superior. Cuando ya estaba casi vacio, se remojaba en agua para así desprenderle más fácilmente la cera roja protectora que lo cubría. Luego se preparaba un guiso de pollo parecido al de la polenta, y se rellenaba con él el queso, para llevarlo al horno hasta que el se derrite.
Espectacular.

Huevo
Cuando era niño solo me gustaba el huevo frito para mojar, esto es: con la yema aguadita para allí mojar la arepa. No recuerdo exactamente en qué momento mi organismo rechazó el huevo en la mayoría de sus formas, y ahora solo lo puedo comer en forma de perico o de tortillas. A mi papá le gustaba mucho el huevo tibio, pasado por agua hirviendo por breves instantes. Se lo servían en el desayuno, acompañado de pan tostado, sal, pimienta y una cucharilla. Cuando rompía la cascara del huevo para empezar a comerlo, todos salíamos corriendo espantados por los vapores nauseabundos.

Torticas de arroz
Estas eran preparadas con el arroz blanco sobrante del almuerzo. Hacían una mezcla con huevos, harina y este arroz sobrante, para luego freírla en forma de torticas en abundante aceite. Estas torticas luego se espolvoreaban con azúcar y las comíamos a manera de postre o de merienda.
Hay otros sabores que marcaron mi infancia, aunque no eran preparados en casa. Entre ellos está la chicha del Sr. Pacheco, un señor muy negrito que vestía su uniforme de trabajo impecablemente blanco de pies a cabeza, incluyendo sombrero y guantes. No le gustaba que lo llamaran chichero sino Sr Pacheco. Su exquisita chicha tenía trozos de piña y la comprábamos por jarras para el almuerzo.
En la actualidad, mis hermanas expresan con sus expertas manos esa herencia culinaria familiar, pues todas son excelentes cocineras. Y para alegría de todos, siguen preparando esos platos que marcaron mis recuerdos.

Nació mi hija

Esta madrugada, a las dos de la mañana, nació mi niña Camila.

Astrid había estado bajo observación médica debido a una preeclampsia leve. En estos días la tensión arterial estuvo bastante alta y no bajaba a pesar de los medicamentos, así que los doctores decidieron efectuar una cesárea con un poco de antelación (Astrid estaba cerca de cumplir la semana 36 de embarazo).

Todo salió a la perfección. Astrid poco a poco se está recuperando y la tensión bajó a sus niveles normales aunque sigue bajo vigilancia médica. Camila es una niña sana y hermosa. Pesó 2,4 Kg y midió 50 cm. Los médicos están evaluando su desarrollo pulmonar, uno de las principales preocupaciones en los partos prematuros, pero mi niña es grande y fuerte, así que todo estará bien.

La noticia me agarró completamente fuera de base y estaré saliendo del país en un rato para encontrarme con mis dos mujeres. A todos los que han estado pendientes de nosotros les agradezco eternamente. Pronto les haré llegar más noticias.

miércoles, 7 de noviembre de 2007

¿PSUV? No vale, dice QUICKSILVER !!!

Estaba yo hoy en San Cristobal, en camino a comprar los ingredientes para el almuerzo, cuando nos encontramos en una calle muy estrecha con una marcha de Estudiantes de la UNET (Universidad Nacional Experimental del Táchira).

Recuerdo que al salir de la casa, mi esposa me dice: "Oye hay mucha gente en la calle, no es muy inteligente ponerse una franela roja". Yo como buen necio, le respondí que yo uso lo que a mi me de la gana.

Lo cierto del caso es que cuando lo estudiantes empizan a pasar al lado del carro, noté que me miraban con cierto disgusto. En ese momento me di cuenta de que efectivamente mi esposa tenía razón. Los marchantes cuando miraban mi franela inmediatamente me identificaban con alguien afecto al Gobierno.

Dada la situación, decidí apagar el carro, y sacar mi camara para tomar algunas fotos. En ese momento, la gente que pasaba a mi lado gritaba mas fuertemente consignas oposicionistas, y en muchísimas ocasiones me dijeron chavista.

Creo que las primeras 2 veces no me importaron, pero cuando el caudal de personas se hizo considerable, decidí realizar un experimento.

Me paré de frente a la marcha y cunado me decían chavista, les respondía: "La franela dice Quicksilver, no otra vaina".

En ese momento quienes me gritaban, luego se reían, y casi en todas las oportunidades respondieron: "ok mi pana, Bien!" levantando alguno de sus pulgares.

Algunas señoras que pasban a mi lado, me decían: "Señor, quítese la camisa". Yo inmediatamente pensaba: "Señor????? :-S .. tú como que te crees muy joven, Vieja.. &^%%#*&!!!"

Ahora, lo que voy a decir seguramente va a sonar chocante pero, si son estudiantes universitarios, medianamente educados, es muy complicado fijarse que lo escrito en mi franela son unas letras que dicen QUICKSILVER ???

Estos momentos de pasión política son positivos porque permiten a las personas identificarse con la realizadad que vivimos. Pero llegar a identificar solo colores, me parece un abuso de los principales actores políticos (de ambos bandos) quienes propician la exclusión y descalificación.

Aquí les dejo una pancarta que para mi, demuestra hacía donde va este constante bombardeo de polarización, separación, exclusión o como tenga a bien Usted llamarlo.

Tanos

lunes, 5 de noviembre de 2007

¡Oceanía siempre ha estado en guerra con Eurasia!

De las escenas más impactantes de "1984", escrita por el novelista inglés George Orwell, está la que se desarrolla en medio de una manifestación popular en contra de Asia Oriental. La muchedumbre, portando vallas y estandartes, descarga su odio exacerbado contra el tradicional enemigo de la nación continente llamado Oceanía, de la que ellos son ciudadanos orgullosos y enceguecidos. Eurasia, la otra de las tres grandes naciones en que se divide la realidad cuasi-apocalíptica que describe la novela es su aliada de turno en la guerra interminable. Las acciones transcurren durante la Semana del Odio, momento cumbre del fanatismo y la exaltación del espíritu belicista oceánico.

De repente lo inesperado: En las altas esferas de la política mundial ocurre una suerte de enroque de superpotencias. Asia Oriental es ahora aliada de Oceanía y Eurasia el enemigo común. La gente en la manifestación está sorprendida "¿Qué está pasando? ¿A qué se debe esta confusión? ¿Por qué nuestras pancartas rezan mueras a los asiáticos si en realidad son los eurásicos nuestros enemigos?

Cuando la duda comenzó a invadir las confundidas mentes de los manifestantes surgió una voz sabia que provenía desde las telepantallas: "El culpable de esta traición es el infame terrorista Enmanuel Goldstein. Es él junto con sus secuaces de la Hermandad quienes cambiaron las pancartas para confundirlos sin que ustedes se dieran cuenta ¡Oceanía siempre ha estado en guerra con Eurasia!"

Y en la Semana del Odio, gracias a esos portentos que sobre la mente lograba el doble-pensamiento, los patrióticos ciudadanos de Oceanía odiaron como nunca antes a Goldstein y a Eurasia, aquel binomio despreciable contra quien siempre habían luchado, de la mano de sus eternos aliados, los asiáticos orientales.

---

PS.
- Domingo intercambiaste las superpotencias, el título del post debió haber sido "Oceanía siempre ha estado en guerra con Asia Oriental".
- ¿Y qué fue lo que yo escribí?
- "Oceanía siempre ha estado en guerra con Eurasia".
- Mentira, yo escribí que Oceanía siempre ha estado en guerra con Asia Oriental, nuestros aliados son y siempre han sido los eurásicos.
- Pero Domingo...
- Cállate Goldstein, estás confundiendo a mis lectores.

PS2. Cualquier parecido con la realidad venezolana y esas transformaciones instantáneas de personajes heróicos en traidores salta-talanqueras es pura y estricta coincidencia.

PS3. Orwell era un socialista convencido, fiel seguidor de Trostky, el mismísimo de "La Revolución Dentro de la Revolución".

PS4. Para leer 1984 en pdf:
En español - http://www.creatividadfeminista.org/libros/gratis/1984.pdf
En inglés - http://www.msxnet.org/orwell/

Las Ciudades Invisibles

Las Ciudades Invisibles de Italo Calvino es un libro estupendo. Se presenta al lector como una serie de diálogos entre el navegante Marco Polo y el Gran Khan de los Tártaros. Marco Polo relata al gran emperador las descripciones de ciudades que ha visitado a lo largo de sus viajes y el resultado es una serie de narraciones cortas sobre dichas ciudades, ficticias todas, pero cargadas de una profunda significación simbólica.

El lector desprevenido se encantará con las vívidas imágenes de lugares tan imposibles como reales. El urbanista se encantará doblemente, porque encontrará a partir de estos lugares, inteligentes reflexiones que Calvino fue hilando acertadamente en torno a las ciudades que son y que han sido, las que diariamente habitamos, soñamos, creamos y destruimos.

Comentar cada una de las historias daría para muchos y largos escritos. En esta ocasión me gustaría hacer una pausa en una en particular.
LAS CIUDADES SUTILES. 2
Ahora diré de la ciudad de Zenobia que tiene esto de admirable: aunque situada en terreno seco, se levanta sobre altísimos pilotes, y las casas son de bambú y de zinc, con muchas galerías y balcones, situadas a distinta altura, sobre zancos que se superponen unos a otros, unidas por escalas de cuerda y veredas suspendidas, coronadas por miradores cubiertos de techos cónicos, cubas de depósitos de agua, veletas, de los que sobresalen roldanas, sedales y grúas.

No se recuerda qué necesidad u orden o deseo impulsó a los fundadores de Zenobia a dar esta forma a su ciudad, y por eso no se sabe si quedaron satisfechos con la ciudad tal como hoy la vemos, crecida quizá por superposiciones sucesivas del primero y por siempre indescifrable diseño. Pero lo cierto es que si a quien vive en Zenobia se le pide que describa como vería feliz la vida, es siempre una ciudad como Zenobia la que imagina, con sus pilotes y sus escalas colgantes, una Zenobia quizá totalmente distinta, flameante de estandartes y de cintas , pero obtenida siempre combinando elementos de aquel primer modelo.

Dicho esto, es inútil decidir si ha de clasificarse a Zenobia entre las ciudades felices o entre las infelices. No tiene sentido dividir las ciudades en estas dos especies, sino en otras dos: las que a través de los años y las mutaciones siguen dando su forma a los deseos y aquellas en las que los deseos o bien logran borrar la ciudad o son borrados por ella.
Suelo escuchar los comentarios de la gente acerca de los problemas que atraviesan sus ciudades y las posibles medidas que se pudieran tomar para resolverlos con gran escepticismo. Solemos idear soluciones sobre la base de los mismos paradigmas rígidos que dieron pie a los problemas en primer lugar, las cuales no lograrán mayor cosa que dar una sensación ficticia y temporal de mejora. O peor aún, terminamos aceptando con resignación que las cosas son como son y que no hay manera de cambiarlas, sencillamente porque somos incapaces de aceptar que haya una realidad distinta a la que damos por cierta.

Hay casos más extremos todavía, es el cuento de esas personas que se acostumbraron tanto al estrés y el despelote que ahora detestan vivir en lugares apacibles, carentes de smog, multilocks y altoparlantes. Son los que terminan asumiendo una relación simbiótica con el desorden, aquellos cuyos deseos han sido borrados por el trajinar mutante de la ciudad.

Ahora piense por un momento ¿En qué categoría se encuentra usted? ¿Cómo se imagina usted su futuro y el de sus hijos dentro de la ciudad? ¿Qué opinión le merecen medidas de planificación urbano-ambiental que se han llevado a cabo en muchas otras ciudades fuera de Venezuela, que a todas luces son más ordenadas y ofrecen mayor calidad de vida que las nuestras?

A ver:
- ¿Se imagina viviendo en una ciudad en donde existan restricciones al área de construcción que pueda tener su vivienda como en Los Ángeles o Minneapolis?
- ¿Qué le parece la promoción del uso masivo de las bicicletas como medio de transporte tal y como se hace desde hace décadas en Portland?
- ¿Qué pensaría si en su ciudad se prohibiera el uso de bolsas plásticas como está planteado en New York o en Paris?
- ¿Cómo reaccionaría ante la instalación de parquímetros en las vías públicas como en Madrid?
- ¿Qué preferiría usted, que se invierta en más vías de tránsito para que los vehículos puedan fluir mejor o por el contrario que con esos mismos recursos se lé de prioridad a los espacios públicos, las vías peatonales y el transporte masivo como en Bogotá?

---
PS. Puede leer Las Ciudades Invisibles en formato pdf haciendo clic acá.

domingo, 4 de noviembre de 2007

"Buenas tardes señores pasajeros" o el cuento de cómo la varita mágica de Harry Potter me enseñó algunas cosas sobre el oficio de ser vendedor

Hace un año, unos días antes de la Navidad, iba vía hacia el centro de la ciudad de Medellín en un autobús junto a Astrid. En el trayecto se montó un sujeto joven, bien ataviado, con pinta de estudiante, cargando unos artículos plásticos en la mano y un morral en los hombros.

Mis temores se hicieron ciertos apenas el muchacho pronunció la primera frase:

"Buenas tardes señores pasajeros".

Lo sabía. Era uno de esos vendedores ambulantes que se suben a las unidades de transporte público a promocionar baratijas y así poder tener un dinero extra que les ayude a mantener sus hogares y sus carreras, así sea gracias a esos aportes que no empobrecen ni enriquecen a nadie pero que para ellos son de gran ayuda.

Ya me proponía a poner mi habitual cara de pasajero fastidiado y de pocos amigos cuando el muchacho pronunció algo que me dejó frío en el sitio:

"En la mañana de hoy les vengo a presentar una oportunidad de negocios que seguramente no van a pasar por alto".

¿Oportunidad de negocio? ¿De qué está hablando este tipo? Me erguí un poco para escuchar mejor y ver de que se trataba. En sus manos había una especie bastoncito rojo con una estrella traslúcida en la parte superior. El bastón tenía un botón en la parte inferior que al oprimirlo hacía que la estrella se encendiera gracias a un pequeño bombillo en su interior.

"Esta es la varita mágica de Harry Potter que envía rayos luminosos. Trabaja con una pequeña pila para relojes de esas que cuestan 500 pesos tal y como pueden ver", decía el vendedor a la vez que desarmaba el artefacto. "También funciona como un dispensador de confites que se introducen en este compartimiento y salen por una ranura ubicada acá, en la parte de abajo".

¿La varita mágica de Harry Potter? Por ningún lado había referencia alguna al ficticio personaje, aunque hay que aclarar que en días pasados se había estrenado con gran éxito la película. Definitivamente era una buen gancho para la venta. El muchacho prosiguió:

"Les traigo también una bolsa de confites de repuesto con los que pueden llenar la varita mágica. Estos confites los pueden conseguir fácilmente en cualquier tienda y también son muy económicos".

Pensé que no había estado tan mal el vendedor, concreto en su oferta, bastante educado y sin historias patéticas pretendiendo despertar simpatía (y/o temor). Incluso me llamaba la atención la idea detrás de una "varita mágica de Harry Potter", sencilla y divertida. Sin embargo, el golpe maestro de la venta vendría al final:

"Póngase a pensar que ahorita en diciembre tiene que comprar regalos para sus sobrinitos, ahijados o incluso a sus hijos. Conseguir uno que sea económico y atractivo no es tan fácil, tiene que ir al centro que está abarrotado de gente, caminar hasta encontrar algo que le guste, seguramente va a gastar más dinero de la cuenta. La varita mágica con el paquete de confites cuesta XXX pesos. Aproveche la oportunidad que le estoy haciendo y lleve ya un regalo que a los niños seguramente les va a gustar y que le va hacer a usted más fáciles sus compras navideñas".

Debo decir que nunca antes vi a alguien que hiciera tanta plata en un autobús ofreciendo mariqueras. Al principio había tenido mis dudas pero después me di cuenta que ese muchacho conocía bien el oficio del vendedor. Se me ocurrió que podía escribir sobre ese episodio y relatar los elementos de éxito que pude apreciar allí, relativos a las ventas y que se los dejo a ustedes a manera de recomendaciones básicas:

- A la hora de la venta emplée un lenguaje sencillo y directo. Anticípese a las posibles preguntas y objeciones que pueda hacerle los clientes y hágalos sentirse seguros de su compra. Seguramente alguno de los pasajeros había pensado a medio camino ¿Y qué pasa después cuando se le acaben las pilas?

- Manténgale el pulso al mercado. Indagar sobre tendencias, fechas, costumbres y gustos actuales puede ser la diferencia entre comercializar productos que se conviertan luego en ventas segura o tratar de deshacerse de "huesos" que después nadie quiere. No es lo mismo vender un dispensador de caramelos con una estrellita que enciende a vender la varita mágica de Harry Potter.

- Diferénciese de la competencia, detalles pequeños pueden inclinar la balanza a su favor. Si todo el mundo dice "permíteles que les quite un minuto de su preciado tiempo" no lo haga, diga "voy a quitarles un minuto de su tiempo que sé que es precioso, así que discúlpenme". Mejor aún, no les diga que les va a quitar un minuto de su tiempo sino más bien está allí para hacer que aprovechen el tiempo que pasan en el autobús de una manera más efectiva. En el peor de los casos generará en los clientes potenciales un mayor nivel de atención.

- La gente compra lo que necesita o al menos lo que cree necesitar. Muchas veces el trabajo del vendedor consiste sino en develar las necesidades y deseos ocultos del comprador. "¿Y ahora qué le voy a regalar al hijo de Carmencita?" es una pregunta que seguramente se habían hecho algunos de los que compraron las varitas mágicas durante ese viaje.

- Los productos complementarios son una buena forma de generar mayores ingresos. Si ya estás vendiendo el dispensador de caramelos, aproveche y trate de vender los dulces también.

- Por último, cierre el trato en cuanto pueda. Montarse en un autobús a vender requiere una estrategia de colocación directa de la mercancía, cerrar la venta en ese mismo momento. Esperar a que la gente llegara al centro sería igual a aceptar que los potenciales compradores pudieran ver alguna otra cosa que les llamara más la atención, quizás ni siquiera tan barata y divertida como una varita mágica de Harry Potter.

jueves, 1 de noviembre de 2007

Explicaciones científicas detrás del toque de corneta

Mi abuelo Domingo (que en paz descanse) solía decir que la fracción de tiempo conocida más pequeña era la que transcurría dese el momento en que cambiaba la luz del semáforo de rojo a verde y el imbécil (él empleaba otra palabra) que va detrás de ti toca la corneta de su carro.

Es una lástima que mi abuelo, a pesar de su sapiencia, no hubiera tenido un mejor juicio al respecto. Si en vez de contador hubiera sido científico, habría sabido que un asunto tan delicado no debe ser motivo de bromas. Si por el contrario, esta cuestión es motivo de gran consternación entre la comunidad internacional, reconocidos investigadores de todas las nacionalidades y magnanimísimos especialistas en todas las ramas de las ciencias puras y aplicadas se debaten tratando de resolver el dilema ¿Qué origina el muy molesto y ruidoso comportamiento de los choferes venezolanos?

Existen varias teorías. Una de las más destacadas se debe a los minuciosos estudios del Dr. Schultz Aguerrevere de la Universidade Complutense do Rio Grande do Sul. El Dr. Aguerrevere ha experimentado con ratas de laboratorio a quienes ha sometido a ingeniosas pruebas que se basan en estímulos con luces brillantes a manera de semáforo. En grupos de prueba, se ha observado como los animalitos comienzan a emitir chirridos desesperados cada vez que la luz roja se apaga y se enciende la verde, lo que parece evocar el toque de bocinas de los conductores vernáculos. Según el eminente científico tocar el claxon compulsivamente es el síntoma de un trastorno neurológico complejo, afin al Síndrome de Tourette, producto del efecto degenerativo que tienen los gases de escape del vehículo sobre la producción de serotonina y norepinefrina en el cerebro. En los actuales momentos se estaría llevando a cabo algunas pruebas con un tratamiento innovador a base de suministrar grandes dosis de Ritalín, Zoldipem y aceite de hígado de bacalao con resultados realmente sorprendentes.

Por supuesto, no falta quien discrepe de este acercamiento y por el contrario han justificado el toque de bocinas como un comportamiento sano y natural programado en nuestros mismos genes. Así lo ha sugerido un equipo de expertos antropólogos, fonólogos, etnolingüistas, psicólogos y estudiosos del ruido del Centro de Estudios Avanzados Wenceslao Tamaka, de Yokohama, Japón. La teoría de estos señores es un poco complicada y tiene que ver con algunas configuraciones sonoras mandálicas difíciles de explicar. Para ponerlo en palabras de fácil interpretación por nuestros amables lectores: Quienes manejan sus carros y tocan corneta son los mismos cazadores de las épocas prehistóricas, quienes usaban no sólo sus gargantas sino también objetos naturales como cuernos y guaruras para llamar a los miembros de su clan, despistar a los enemigos, atraer a piezas de caza y las hembras durante el cortezo. Según ellos esa diversidad de funciones explicaría la proliferación de distintos tipos de sonidos de bocinas más allá del clásico "bip-bip", tales como las melodías de "la cucaracha", "tequila" y esos piticos que han popularizado recientemente taxistas y buseteros que suenan como "fui-fuiu".

Mucho queda por investigar a este respecto. Lo que sí es cierto debe ser tomado como lo que es, una teoría conspirativa engendrada en cerebros de pensamiento vil, es que los tocadores de corneta no pertenecen a una organización secreta y clandestina financiada por organismos internacionales que tratan de crear desconcierto y desespero en la población venezolana con fines netamente desestabilizadores.

PS. imagen extraida de http://www.shiphorns.com/content.html