jueves, 20 de diciembre de 2007

2007, un año de lecturas

Aunque he estado muy ocupado como para leer cualquier cosa últimamente, incluso para escribir en Pabellón con Baranda, me queda la satisfacción de que el 2007 fue bastante prolífico en materia de lectura.

A principios de año me entró una fiebre por la obra de Isaac Asimov. Comencé leyendo "La República Romana" y "El Imperio Romano", dos libros estupendos que logran resumir muy bien los aspectos políticos y militares, aunque también culturales, de estos extensos y prolíficos episodios de la historia que tanta influencia han tenido sobre la sociedad moderna.

Luego releí "Las palabras y los mitos", un favorito de mi niñez. De las cosas más interesantes que pude apreciar en esta revisión fue que este es uno de esos libros que es preferible leerlos en su idioma original, pues está pensado principalmente para angloparlantes. Un ejemplo: Hablando de la relación de los dioses antiguos y los astros llegamos a la luna. Lo relativo a la luna es "lunar" tanto en inglés como en castellano, cosa que es obvia en nuestro idioma pero que no es así en el inglés, siendo que la palabra que ella usa para referirse al satélite es "moon". La edición en castellano puede parecer a veces redundante y hay algunos ejemplos que son más claros si se leyeran en inglés. Aún así no deja de ser un libro interesantísimo.

Por último leí "100 preguntas básicas sobre la ciencia". Este libro fue escrito en 1964 y algunas de las nociones que brinda, sobre todo en el área de la física teórica y la física cuántica, son especulaciones hoy superadas por nuevos avances y descubrimientos. Quizás lo más resaltantes es la forma genial en como se desglosa en lenguaje para legos conocimientos que suelen atañer exclusivamente a ciertas mentes preclaras.

Por recomendación de mi pana Francisco me inicié en la obra del escritor y cineasta mexico-chileno Alejandro Jodorowsky. Comencé leyendo un libro que a la postre me resultó fascinante. "Psicomagia" se acerca a la cuestión de los brujos, yerbateros y leedores de tabacos desde una perspectiva a la vez escéptica y de mente abierta. A través de la observación y el cuestionamiento, Jodorowski termina desarrollando una técnica en donde conjuga la teatralidad, la psicología y el tarot (que utiliza para sacar información de los practicantes de forma sutil) para emular los efectos que tiene la brujería sobre algunas personas. Me llamó mucho la atención la sección en donde intercambia opiniones donde explica su visión de las obras pánicas y sobre el sueño lúcido que guardan algunas similitudos con aspectos de la obra de Carlos Castaneda y sus experiencias con drogas halucinógenas y chamanismo en México.

"Psicomagia" fue el punto de partida desde donde comencé hugar en los comics de Jodorowsky y sus colaboraciones con ilustradores de la talla de Milo Manara, Moebius, Juan Giménez y François Boucq (los tres últimos artistas del grupo editorial Les humanoïdes associés creado por el mismo Jodorowsky). Leí ávidamente las series completas de "El Incal", "Después del Incal", "La casta de los Metabarones" y "El tesoro de la Sombra".

En un salto radical de géneros (de esos que ocurren cuando empiezas a buscar desesperadamente nuevo material de lectura por toda la casa) terminó en mis manos "El retrato de Dorian Gray" de Oscar Wilde. Los "clásicos" suelen causarme cierta aversión natural, aunque debo decir que me pareció un libro fabuloso por lo bien que está escrito, con inteligentes diálogos cargados de cinismo y una perfecta descripción de la decadente sociedad inglesa decimonónica y la transformación de Dorian, de joven ingenuo a asesino sin alma.

Cambié de género otra vez y un fin de semana de esos medio lentos devoré el contenido de "Los Cazadores de Microbios" de Paul de Kruif, sobre el que hice un extenso post hace un par de meses. Otro post que publiqué recientemente lo dediqué "Las ciudades Invisibles" de Italo Calvino.

En una ocasión tomé prestado agarré un libro de bolsillo que Astrid había comprado por encargo de una de sus primas. Se trata de "Los caballeros las prefieren Brutas" de la actriz y escritora colombiana Isabella Santodomingo. Para ser honestos, prefiero no comentar mayor cosa de este libro que me pareció más bien repetitivo y lleno de clichés humoristicoides. Hay un par de ideas rescatables en él, particularmente una que tiene que ver con los regalos que los padres hacen a las hembras en comparación con los que hacen a sus hijos varones y del que probablemente escriba antes del 24 de diciembre.

La novela histórica y los ensayos de historia venezolana siempre me han gustado. Este año tuve la ocasión de comenzar a leer dos libros que aún no termino. La tercera serie de "La Historia Fabulada" de Francisco Herrera Luque dedica numerosos capítulos a la vida del Libertador, sobre todo en los años luego de sus mayores glorias militares, que suelen ser obviados en las aulas hasta prácticamente el momento de su muerte en Santa Marta, Colombia. Por otro lado, "Los Andinos al Poder" de Domingo Alberto Rangel me hizo reflexionar sobre la cultura de los andinos a partir de las particularidades de su desarrollo histórico y, tristemente, como esta cultura se ha ido pervirtiendo en años recientes.

Estoy seguro de que he leído mucho más pero este post ya es demasiado largo. A través de Quarks de todos los sabores llegué al portal en línea Forjadores, donde leí enteramente la primera edición de una revista dedicada a los temas de ciencia ficción. Esa primera entrega estuvo dedicada al tema"Un mundo sin Agua".

Mención especial quiero hacer a los bloggeros que frecuento y que ayudan a enriquecer día a día mi espíritu con sus narraciones. Espero que el año 2008 traiga muchas y buenas lecturas para todos.

5 comentarios:

Waiting for Godot dijo...

Que así sea. Besos! :)

Pat dijo...

Me pasó igual. Tuve más tiempo y entusiasmo para leer que en otros años. Particularmente me volví fanática de la revista Gatopardo y encontré algunos autores venezolanos de interés en la Librería del Sur de acá.

Que el año que viene sea mucho más prolífico y exitoso. Saludos y buenos deseos. :)

Consuelo dijo...

Yo mejor no te cuento que me dio por leer este año. Pero Dios¡¡ despues de leer tu post salgo con la impresion de no haber leido nada en mi vida...

Dios¡¡ no puedo explicarlo....

Domingo dijo...

waiting: gracias e igual para ti.

pat: Nunca he leido gatopardo pero voy a echarle una ojeada porque debe ser buena. Muchos éxitos para ti.

consuelo: tranquila, es cuestión de práctica. Ya después se hace fácil.

nel dijo...

A propósito del título del libro de Isabella Santodomingo, Los caballeros las prefieren brutas,recuerdo a mi amigo Francisco, quien decía que las mujeres con senos pequeños son más inteligentes. Luego agregaba: "Y a mí me gustan bien brutas"
Salud