domingo, 9 de diciembre de 2007

Candy Candy: Mitad cuchi mitad diabla

Afirmar que Candy Candy, el famoso personaje de animación japonesa, es una especie bichita masoquista se ha convertido casi en un lugar común entre muchos de nosotros quienes, habiendo sido testigos de sus infortunios y dilemas amorosos durante nuestra niñez, hoy día nos damos cuenta que detrás de esa fachada inocente y dulce probablemente se escondía em secreto una joven perversa y lujuriosa.

No lo estoy inventando, esa dualidad existe y es identificable una vez que analizamos, más allá de los pormenores de la trama, algunos elementos gráficos que le caracterizan y que son comunes en otras series de comics japoneses.

Comencemos con el tamaño desmesurado de sus ojos. Los ojos son el órgano del cuerpo humano que crece menos, en términos relativos, desde el momento de nuestro nacimiento hasta la adultez. Unos ojos grandes como los de Candy, junto con la forma no alargada del rostro, nos hacen pensar en un bebé y automáticamente crean en nosotros una sensación de ternura, inocencia y cuchitura.

Un ejemplo aún más claro de este efecto lo podemos observar en algunas de las criaturas de la serie Pokemón que se encuentran emparentadas entre sí:

Charmander --> Cuchi

Charmaleon --> No cuchi

Por otro lado examinemos las largas piernas con que cuenta Candy Candy, otro elemento casi obligado de los personajes femeninos anime. El momento en que las piernas de una mujer son más largas en relación con el resto de su cuerpo es justamente en el momento de la pubertad. La imagen de unas piernas largas disparan en nuestros cerebros la idea de madurez sexual. Ese es básicamente el efecto que buscan lograr sobre nuestros impulsos primarios unos sexys zapatos de tacón alto.Tenemos entonces una adolescente emocionalmente inestable de ojos grandes y piernas largas ¿por qué no habríamos de pensar entonces que se trata de una joven mitad diabla y mitad cuchi?

Existen ejemplos aún más obvio de la combinación piernas largas / ojos grandes en muchas otras series de animación japonesa, como por ejemplo en Sailor Moon:


Por generaciones enteras diseñadores, ilustradores, caricaturistas y animadores japoneses han demostrado manejar con maestría cierto lenguaje simbólico que nos hace querer comprar sus ideas y mercancías, en el que abundan algunos elementos de naturaleza sexual encubierta y otros, que a pesar de parecerlo, poseen algunas sutilezas no-sexuales propias de la cultura japonesa, como por ejemplo las que implica el término moé, el cual guarda estrecha relación con la serie Candy Candy.

Sería bueno preguntarse entonces ¿Qué tenían Astroboy, Ultraman, My Melody, Hello Kitty, Mazinger Z, Robotech, Dai Apolón, Dragonball, Los Caballeros del Zodiaco, Sailor Moon, Evangelion, Keropi, Pokemón, Yugi-Oh, Akira o Pucca que hacía que nos gustaran tanto cuando éramos niños?

Yo creo que sus creadores sabían algo que nosotros no.

14 comentarios:

Andrés Schmucke dijo...

Mis estimados Candy era una perra... jejejejeje

Saludos...

Mariale divagando dijo...

De niña, odiaba a Candy! Me parecía que era una forma de volvernos estúpidos desde chiquitos para que luego, de adultos, nos gustaran las novelas de Venevisión!

Y ahora de grande, comparto la idea de que es una bichita, que vivió su adolescencia en medio de un río de confusión que la llevó a la promiscuidad ;-)

Tanos dijo...

A mi no me costa que sea una bichita.. Pero.. ninguna carajita decente, anda de noche, colgandose de una liana para aterrizar en el cuarto de un carajo, en un internado..

Ademas, andaba con un tal Albert, que era medio Hippie y el tipo no se sabe como (se comenta que fue nua sobredosis de droga), perdió la memoria y apareció mechuo y con chiva varios meses despues y no se acordaba de nada.. Ninguna carajita decente anda con tipos asi..

Ademas ese nombre de Candy... no me jodan, ese es nombre de puta.

Tanos

G'Fax dijo...

Yo he llegado a la conclusión de que los japoneses son unos deprevados. A todas les ponen unos ojotes soñadores, les ponen una generosa faldita y luego las enredan con unos bichos medio locos con peinados fatales.

Realmente la culpa no es de ellas, sólo las pintan así, je, je.

Domingo dijo...

andrés: jejeje... bueno, a eso me refería.

mariale: jejejeje. A mi tampoco me gustaba mucho, lo mío era Mazinger, pero bueno... es esa clase de cosas que tenías que saber hasta por cultura general.

Tanos: Albert definitivamente era mariguanero.

g'fax: Completamente de acuerdo. Todos tienen una fijación con las lolitas. A ellas no les queda más remedio que seguir el guión.

Anónimo dijo...

Amigos…….!
El Chisme es el único acto no fisiológico luego de la lectura y las Pcs, que da placer. Y si se trata de quietarle e velo a Candy Candy ni se diga, comulgo con la opinión general.
En esta fiesta se le juntan varios novios y se esconde con uno de ellos en un ático.
http://www.youtube.com/watch?v=T4uilD3dt5U&feature=related

CEMM

El Trimardito dijo...

jejejejejejej!!
No sé un carajo de Candy, ni me importa.
Les puedo decir que los japoneses tienen una idea muy distinta del comics, la mayoría de las veces son creados para un público más bien adolescente y otras para adultos.
Las caricaturas para niños son más de fantasía.

Saludos!!

nel dijo...

En general me parece muy interesante toda la estética del anime japonés. Me gustó Evangelion y B-bop cowboy, entre otros.
Salud

Waiting for Godot dijo...

A mi me pareció siempre que todas esas series algo raro traían detrás :) Besos.

Domingo dijo...

trimardito: tienes razón, muchos de estos comics están pensando en un público de adolescente para arriba.

nel: coincido contigo y Cowboy Bebop es excelente.

waiting: es verdad, todas nos quieren pervertir el cerebro jejeje

Dragón negro dijo...

Bueno, sobre Candy no digo nada adicional, pero que diferencia hay entre ese melodrama y una telenovela mexicana/venezolana?...

Ninguna a mi parecer, asi que solo porque es dibujado es pervertido?

Otro asunto es sobre la terminología. Puedo pecar de purista pero manga japones y comics son dos cosas totalmente diferentes. El estilo, la trama y la técnica de dibujo es totalmente diferente aunque de ambos lados ya han estado tomando elementos prestados.

Los mangas japoneses, en general, no son para niños.

Eso me recuerda cuando en el canal 8 comenzaron a pasar El super agente Cobra, pensando que al ser "comiquita", era para niños...

A las 2 semanas cuando salian aquellas despampanantes mujeres casi sin ropa alguien se quejo y la suspendieron... como lo lamente!!!

Y no duden que los japonese son retorcidos, al igual que muchas otras culturas, solo que ellos por lo visto lo muestran mas y no lo esconden... :)

Domingo: Eres de mi equipos, los que veian/ven "robots gigantes"!!!

Viste Mazinkaiser y las nuevas reediciones del Vengador y el Gladiador?

Domingo dijo...

dragón negro: Estoy familiarizado con lo que dices. La mayoría de la gente no sabe, por lo menos, que la mayoría de los mangas son en blanco y negro y se leen de atrás para adelante.

La ilustración y los comics en general me gustan y en particular, aunque no exclusivamente, la estética de la animación japonesa.

Claro que vi Mazinkaizer y Gladiador y hace unos años atrás seguía con mi hermanito la serie "Red Barón", cuando Animax todavía se llamaba Locomotion.

Saludos

Consuelo dijo...

Sin duda alguna alli hay gato encerrado y yo como siempre de ultima en enterarme....

Anónimo dijo...

estimados, yo les puedo decir que las series japonesas son igual de buenas que cualquier seie de holliwood, solo que hay gente como ustedes que malinterpretan algunas cosas importantes, en la serie candy candy habla sobre una niña que le gusta ayudar a la gente de buenos sentimientos, l oque hay que resaltar de esta serie son las enseñansasy aprender un poco de estas seia algo bueno , ya que vivimos en un mundo inmerso de inmundicia y abusos