viernes, 7 de diciembre de 2007

Celebrando con velas el 8 de diciembre

Nota previa: La imagen fue tomada de meridapreciosa.com

Mañana, 8 de diciembre, se lleva a cabo en algunos pueblos andinos venezolanos, particularmente en Mucurubá, estado Mérida, una hermosa celebración católica que consiste en iluminar las calles del pueblo con miles de velas en honor a la Inmaculada Concepción (la Virgen María).

Ese mismo día, hace un año justamente, estuvimos en Cúcuta, Colombia, Astrid, mis papás y yo, y transitando por las calles pudimos ver como se conmemora la fecha de manera similar. Tanto en casas como establecimientos comerciales se encienden millares de velas sobre las aceras, barandas y ventanas o dentro de faroles confeccionados especialmente para la ocasión. Astrid nos explicó que el 8 de diciembre es un día festivo en Colombia y se le conoce popularmente con el nombre de "día de las velitas" y que las pequeñas llamas fulgurantes se repiten por igual en pueblos y ciudades a lo largo de todo el país.

Este año mi papá pensó que sería bueno tratar de propagar esta tradición que también es nuestra y envió a alguno de sus allegados el siguiente escrito que anexo a continuación, que es ante todo un llamado a la paz y a la fraternidad entre hermanos.


---

LA ASUNCIÓN DE MARÍA: PARA MIS FAMILIARES Y AMIGOS

Hay una costumbre de algunos pueblos Andinos que surge de un evangelio apócrifo que trata del Transitus Mariae, que no es más que el relato de la muerte y la Asunción de la Virgen María.

La tradición consiste en esperar la noche del día 07 de diciembre, el día 08 cuando se celebra la ascensión al cielo de la Virgen María. Las familias se reúnen para tomar bebidas, galletas y biscochos, se ora y canta a la Virgen.

Los frentes de las casas, sus portales, corredores y ventanas, las calles, los negocios se adornan con velas y velones dispuestos en filas, alumbrando el camino de luz que acompañe a la Virgen María hacia el paraíso, o al altar de nuestras casas, o al Templo Sagrado donde brilla la Chispa de la Divinidad en nuestros corazones.

Te invito, fraternalmente, que alumbremos el sendero por donde Ascienda la Virgen María, y que le roguemos que extienda su manto divino e infinito sobre nuestros hogares, sobre nuestra patria, sobre nuestro planeta; que nos de la fuerza y la voluntad necesaria para ser mejores, y que nos de Paz.

Con cariño,

Chelón - Vicente Contreras


Una síntesis del Relato del Transitus Mariae

Veinte y dos años después de la muerte de Jesús, estaba María orando y llorando la ausencia de su Hijo cuando un Ángel, resplandeciendo con gran luz, se presentó y le dijo:

“Yo te saludo, a ti que estás bendita por el Señor, recibe la salvación en Jacob por sus profetas; he aquí que he traído una rama de palmera procedente del paraíso de Dios, y que tú harás llevar delante de tu ataúd, cuando, dentro de tres días, hayas sido arrebatada al cielo en tu cuerpo. Porque tu hijo te espera con los Tronos y con los Ángeles y con todas las Potestades del cielo.”

María le pidió la bendición para que su alma no fuera dañada por ninguna potencia del infierno ni ver al príncipe de las tinieblas, a lo que el Ángel le respondió que ninguna potencia del infierno la dañaría, pero no ver al príncipe de las tinieblas era potestad de su hijo Jesucristo.

Le solicitó al Ángel que los apóstoles de Jesús se reunieran con ella, y en gran milagro, con temblores de tierra y nubes levantadas, los apóstoles fueron depositados en la casa de María, primero Juan a quien Jesús había dicho: “He ahí a tu madre” y a María “he ahí tu hijo”. Ella le había enseñado sus vestidos preparados para la hora de su muerte e instruido sobre la palma de luz, que debía estar al frente de su ataúd.

El Señor Jesús llegó de repente con una multitud de ángeles y un brillo resplandeciente, y los ángeles cantaban himnos y glorificaban al Señor. Entonces el Señor habló, diciendo:

“Ven tú, la elegida por mí, perla muy preciosa, entra en la morada de la vida eterna.”

Tal como El Señor les había indicado los apóstoles habían depositado el cuerpo de María en un Sepulcro nuevo y lo cerraron y se sentaron a la puerta del monumento, como Dios les había ordenado.

El Señor Jesús llegó repentinamente con un innumerable ejército de ángeles que brillaban con gran resplandor, y dijo a los apóstoles: “La paz sea con vosotros.” Y ellos respondieron: “Señor, que tu misericordia se extienda sobre nosotros que hemos esperado en ti.”

El Salvador del habló: “Antes de que yo subiese hacia mi Padre, os prometí, a quienes me habíais seguido, que, cuando el Hijo del Hombre hubiese tomado posesión del asiento de su majestad, vosotros os sentaríais en doce tronos para juzgar a las doce tribus de Israel. Mi Padre eligió a María entre las doce tribus de Israel para que yo habitase en ella; ¿Qué queréis vosotros que haga con ella?”

Y Pedro y los otros apóstoles dijeron: “Señor, tú has elegido a tu sierva sin mancha para hacer de ella tu residencia, y tú has arreglado toda cosa, con el Padre y el Espíritu Santo, con los cuales formas una sola divinidad y una potencia infinita. Nos parecería justo que , habiendo vencido a la muerte, tú reinas en tu gloria, resucites el cuerpo de María y la conduzcas al cielo llena de alegría.”

Entonces el Salvador les dijo: “Que se haga pues según vuestra palabra.” Y ordenó al arcángel Miguel que trajera el alma santa de María. El arcángel Gabriel levantó la piedra del sepulcro y el Señor dijo:”Levántate, amiga mía; tu, que no has sentido corrupción por el contacto del hombre, no sufrirás la destrucción de tu cuerpo en la sepultura.” Enseguida María se levantó, bendijo al Señor y le adoraba. “Que tu nombre, Redentor del mundo y Dios de Israel, sea bendito por todos los siglos.”

Habiéndola besado el Señor la devolvió a los ángeles para que la llevasen al paraíso. Y los ángeles le acompañaban, portando a la bienaventurada María, Madre de Dios, al paraíso de Dios.

5 comentarios:

G'Fax dijo...

En cambio el 18 de noviembre los marachucho montan un parradón de proporciones bíblicas con gaita, baile y caña que da miedo, je, je.

Qué distinto celebran su devoción los pueblos del mismo país.

Saludos.

Pat dijo...

Qué bonito. Envidio de esas zonas esas costumbres que por acá no existen. Vivimos estériles.

Domingo dijo...

g'fax: Es cierto, y viniendo de las maracuchos no podía esperar menos jejeje

pat: Está en nosotros fertilizar los eriales, así sea dando a conocer lo que otros ya han olvidado.

nel dijo...

Domingo: Una vez presencié el acontecimiento en Mucurubá. Venía llegando de Barinitas y me encontré con una enorme cola de carros. Es increible la cantidad de velas en todas partes, además del fervor religioso de la gente.

Chelón: Que esa luz que emana de la virgen nos ilumine y vuelva la paz y la concordia a nuestra patria.
Abrazos y saludos. Nos vemos pronto.

Waiting for Godot dijo...

En Gouda (holanda) hay una celebración muy parecida. Yo fui el martes pasado. Besos.