jueves, 31 de enero de 2008

Servicio comunitario del estudiante de educación superior



El 14 de septiembre de 2005 se publicó en la gaceta oficial bajo el nº 38.272 la Ley de Servicio Comunitario del Estudiante de Educación Superior. Según esta normativa, todos los estudiantes de educación superior que a nivel de pre-grado aspiren a ejercer cualquier profesión, deberán cumplir con 120 horas académicas de servicio comunitario, en un lapso no menor de 3 meses y no mayor de 1 año, debiendo además haber cumplido con al menos el 50% del total de la carga académica de la carrera.


El artículo 4 de la ley define los alcances de la misma: "A los efectos de esta ley, se entiende por Servicio Comunitario la actividad que deben desarrollar en las comunidades los estudiantes de Educación Superior que cursen estudios de formación profesional, aplicando los conocimientos científicos, técnicos, culturales, deportivos y humanísticos adquiridos durante su formación académica en beneficio de la comunidad, para cooperar con su participación al cumplimiento de los fines de bienestar social..."


Para poder llevar a cabo eficientemente el servicio social, las instituciones de Educación Superior, en conjunto con el Ministerio de Educación Superior, deben programar seminarios, cursos y talleres sobre la realidad comunitaria, a fin de capacitar el personal académico y estudiantil para la ejecución del servicio comunitario, con el objeto de preparar a los coordinadores, asesores y estudiantes en sus responsabilidades, metas y propósitos para la realización del programa. También deben las instituciones de Educación Superior facilitar las condiciones y recursos necesarios para el cumplimiento de esta tarea, ofertando al estudiante los proyectos para su participación. Estos proyectos pueden ser iniciativa de el Ministerio de Educación Superior, las Institiciones de Educación Superior, los estudiantes, las asociaciónes gremiales, las instituciones públicas, las instituciones privadas y las comunidades organizadas, siempre respondiendo a las necesidades de estas comunidades, ofreciendo soluciones de manera metodológica, tomando en consideración los planes de desarrollo municipal, estadal y nacional.


En este marco de ideas, los Comités Conservacionistas "El Piñal" y "2000 Árboles 2000 Niños", coordinados por Mercedes Bracho y Pedro Martínez (Nel) respectivamente, fueron contactados por la Unidad de Servicio Comunitario de la Facultad de Agronomía de la UCV, en la persona de su Coordinadora, la Prof. Maritza Romero, para evaluar la posibilidad de integrar a un grupo de estudiantes de esa facultad a nuestro programa de reforestación adscrito al Ministerio del Ambiente, todo en el marco de la nueva normativa del servicio comunitario.


A tal fin, presentamos a la consideración de las autoridades universitarias los correspondientes proyectos de reforestación de las subcuencas El Piñal y El Manguito, que a su vez drenan en la cuenca del rio El Limón. Los proyectos fueron aprobados por el comité técnico de la Facultad de Agronomía e inmediatamente pusimos en marcha el programa.


Actualmente, nuestros programas de reforestación se encuentran en una nueva fase de producción de viveros, en los que produciremos unos 50.000 árboles forestales de especies autóctonas, luego de culminar exitosamente un primer ciclo completo de vivero, plantación y mantenimiento en las mencionadas cuencas.


En su primera visita al vivero nº 1, situado en la casa del Ing. Agr. Marco Hernández (Fantasma verde), los estudiantes participantes y los miembros del equipo técnico de la UCV fueron recibidos por los coordinadores de los Comités Conservacionistas y recibieron una charla introductoria sobre los objetivos y alcances de la actividad. Se les hizo énfasis en que no deben ver el programa como un requisito para obtener sus títulos de Ingenieros, sino que al poner en practica sus conocimientos están atacando un problema puntual que afecta su calidad de vida, como lo es el deterioro ambiental, la disminución de la fauna y la flora y la merma del caudal de las fuentes de agua potable.












Los participantes de inmediato acometieron las tareas propias del vivero:


-Llenado de envases con tierra abonada.






-Acarreo de los envases hasta los bancales de siembra





-Colocación de los envases en forma ordenada en los bancales de siembra




Posteriormente siguen las labores de elaboración de semilleros, siembra de semillas y plántulas, riego, fertilización y eliminación de malezas.


El programa de Servicio Comunitario fomenta en el estudiante la solidaridad y el compromiso con la comunidad como norma ética y ciudadana y enriquece la educación a través del aprendizaje-servicio, con la aplicación de los conocimientos adquiridos durante la formación académica.


Todo esto hace que las instituciones de Educación Superior se integren a las comunidades en vez de existir como entes aislados de estas.


Año nuevo, vida nueva

Este año que comienza ha representado grandes cambios en mi vida. Mi hija Camila ya tiene dos meses y medio de edad y su llegada ha significado un inmenso cambio en nuestra rutina diaria. Por si fuera poco nos instalamos en la ciudad de Medellín en Antioquia, Colombia, donde nos hemos mudado recientemente a un apartamento en el centro-occidente de la ciudad, bastante acogedor y muy bueno para nuestras necesidades presentes. Todavía estamos esperando que lleguen algunas de nuestras pertenencias desde Venezuela para podernos instalar allí de forma definitiva.

Medellín es una ciudad que, como todas, tiene sus cosas buenas y malas. La gente es muy amable aunque por lo que he visto bastante entrometida. Los paisas se precian de ser gente trabajadora y religiosa, negociantes por naturaleza. Entre las pasiones populares más ardorosas se encuentran el fútbol, las celebraciones navideñas y beber "guaro" (aguardiente). Nos hemos encontrado con muchas personas buenas y algunas no tan buenas. El tiempo nos irá mostrando el rostro individual de cada quien, pues sabemos que, como en todos lados, hay quienes poseen un espíritu bien intencionadoy otras que no.

Desde el punto de vista urbano-ambiental Medellín es una ciudad muy organizada, donde se refleja la labor continuada de las últimas administraciones municipales: Renovación de las estructuras, construcción de bibliotecas y ampliación de espacios públicos, transporte masivo, promoción del turismo son algunos de los resultados de esta transformación gradual que la aleja de esa imagen un poco chocante que nos dejó la primera vez que la visitamos mi papá y yo por allá por 1992.

A pesar de ello en Colombia hay mucha pobreza, bastante más que en Venezuela según leí por cifras oficiales. Medellín no escapa a esta realidad, amplificada por el asunto de los desplazamientos internos de personas, así que bien sea que llegues por aire o por tierra, lo primero que te consigues son las interminables comunas del norte de la ciudad a ambas márgenes del río Medellín que la atraviesa de norte a sur. Pero el indicativo más evidente de que esto es así es el número de indigentes ("gamines" o "desechables" les llaman acá) que abundan donde vayas. A la gente les resulta ya casi natural su presencia, como si fueran una especie de mobiliario urbano ambulante.

La política interna y la forma como la combinación de pobreza, violencia y conflicto interno ha moldeado la cultura de una ciudad como Medellín me resulta perturbadora. Me ha pasado varias veces alguien me cuenta sobre lo seguro que es ir a comprar a "El Hueco" (un sector comercial muy concurrido en el centro) porque si alguien te roba y gritas, inmediatamente entran en acción las "Convivir" (grupos parapoliciales vestidos de civil) y simplemente "desaparecen" al delincuente. Yo procuro no opinar abiertamente sobre asuntos de política y menos de política internacional, manteniendo una posición bastante ambigua que no me comprometa en ningún sentido.

Paradójicamente, la pobreza y la necesidad ha llevado a la gente a "rebuscarse" de maneras muchísimo más ingeniosas que en Venezuela. La atención y los elementos diferenciadores son cruciales en este ambiente tan competitivo y ello ha expandido mucho mi visión comercial, dentro del marco de estas economías emergentes nuestras por supuesto, tan distintas a lo que uno pudiera observar en Europa o los EEUU.

Y acá me encuentro ahora, escribiendo y esperando como dice la canción que los días sean más alegres, con salud y con prosperidad.

viernes, 25 de enero de 2008

Cocina a la Venezolana (que no es lo mismo que Cocina Venezolana)


Nota: Este es un artículo escrito inicialmente por mi esposa y que me pidió publicará en el Blog. Lo cual, Acepte!!
Ella, bella persona espiritual, llena de optimismo, escribió este artículo con la más firme intención de compartir sus sentimientos con otros, que como ella, encuentran la manera de hacer mas llevadero el día a día.
Yo por mi parte, como buen sarcástico, no pude evitar añadir algunos comentarios (siempre con la anuencia de mi esposa, no se crean), los cuales estoy seguro que podrán identificar

Debido a la escasez, acaparamiento, contrabando ó lo que sea, los venezolanos hemos tenido que optar por distintas formas de cocinar.

No importa la posición política que usted tenga, la realidad es no se encuentran ciertos productos indispensables en la canasta básica. Aquí en Pabellón con Baranda, le planteamos algunas soluciones que puede aplicar en el día a día

1.- Si no consigue harina de trigo y quiere empanizar algo, trate poniendo a la licuadora una taza de corn flakes o cronch flakes, no importa la marca convirtiéndolo en polvo y trate de empanizar los pollos o carnes de esta forma, no sabe igual pero queda crujiente y rico
Para aquellos como yo disfrutan aventurandose en estas condiciones inesperadas, puede también cubrir los alimentos con bolsas de papel, ó para aquellos que desean algo mas crujiente, cartón de ese que se usa en las cajas.

2.- Si quiere elaborar una salsa bechamel y no consigue leche. Compre una lata de leche evaporada, Agregue una taza de agua y listo, ya tiene leche.
En caso de que por alguna razón no consiga leche evaporada, otra manera interesante de degustar alimentos bañados de esta deliciosa preparación, es cerrar los ojos e inmediatamente imaginar que la misma tiene en efecto salsa bechamel. Si no le sabe igual a como lo imagina, concéntrese aún mas.

3.- Si quiere comer un cereal al desayuno. Trate convirtiendo la leche condensada en leche, agregando una taza de agua. Y se ahorra el azúcar.
Y lo que ahorre en azúcar, lo podrá usar en el futuro en insulina y tratamientos para la diabetes.

4.- Si el problema es el aceite, derretir mantequilla o manteca puede ayudar.
Las papas fritas no sabrán igual, pero al menos estarán fritas.

5.- En el caso del nestun o cerelac, siempre puede tratar de elaborar papillas y teteros como las mamás de antes. Crema de arroz todavía se consigue.
“… Si su niño llora, dele Crema de Arroz señora. Y si después aun llora, entonces dele con la perola …”

6.- En el caso de los huevos algunas empresas como pandock ofrecen un sustituto para huevos, lo usan en algunas panaderías u hoteles.

7.- Si no encuentra azúcar, la miel o el papelón siempre son una opción y dicen que son más sanos.
Recuerdo que mi mamá me decía que antes el café se endulzaba con papelón. Aunque no me imagino que van a hacer las personas que gustan de las caraotas con azúcar.

Quizás más adelante no encontremos algunos de estos productos y en ese momento tendremos que elaborar un segundo manual de Cocina a la Venezolana, pero por ahora podemos decir que es una opción.

No trato con esto de crear alarmas, ni molestar a nadie. Solo son algunas cosas que me he visto en la necesidad de hacer.

ZaZa

Valga la redundancia

Cuando uno escucha la palabra "redundancia" puede que lo primero que le venga a la mente es alguien diciendo cosas como "vaya y suba para arriba", "métase la camisa por dentro" o "los animadores animaron la reunión".

Sí, estos son ejemplos de redundancia al hablar y no suenan nada bien, pero el concepto de redundancia va mucho más allá. Me quedé pensando en ello luego del último escrito que publiqué en este blog hace unos días. Nuevamente ahondé en el tema de las consecuencias del tráfico vehicular, asunto sobre el cual ya había escrito en diversas ocasiones. Es cierto que el enfoque de las publicaciones no fue el mismo en todos los casos, pero sí la intencionalidad y en cierta medida sus conclusiones.

Fui redundante en el mensaje. O lo que es igual, fui reiterativo, repetitivo.

La redundancia como recurso comunicacional sumamente útil en determinadas circunstancias. Ya conocía sobre él a partir de mis estudios en el área del manejo y sistematización de la información. Fue así como se me ocurrió escribir un post al respecto, tratando de poner énfasis en la forma en como hacemos uso del concepto en nuestra vida diaria.

I. La wikipedia provee dos definiciones para redundancia referidos a campos distintos aunque relacionados, la primera de ellas referida al ámbito de las comunicaciones:
Uso técnico Factor de la comunicación que consiste en intensificar y repetir la información contenida en el mensaje a fin de que el factor de la comunicación ruido no provoque una pérdida fundamental de información.
No nos damos cuenta, pero apelamos todo el tiempo a la redundancia para garantizar que los mensajes que queremos transmitir lleguen adecuadamente al receptor. Claro, esto no es gratis, para ganar mayor eficacia, sacrificamos algo de eficiencia, lo que se traduce en máyor número de palabras, más tinta, más intensidad de sonido y en términos generales, más energía.

Veamos algunos ejemplos:
  • Cuando alguien toca la puerta siempre golpea varias veces, aunque un solo golpe podría ser escuchado. Los golpes de más son redundantes.
  • Cuando llenamos una planilla bancaria, tenemos que escribir los montos en cifras (subtotales y total) y en letras. Esta repetición de cifras es redundante.
  • Los documentos legales son sumamente redundantes. Repiten fechas, fórmulas, nombres y cifras a lo largo de todo el escrito.
  • El USO DE MAYÚSCULAS, es una forma de redundancia que busca llamar la atención de ciertos fragmentos de un texto (aunque dentro de los códigos de la netiqueta esto significa que se está gritando).
  • Cuando queremos deletrear una palabra por teléfono solemos decir: "eme de mamá, a de azúcar, ce de carro, e de elefante". En teoría sólo tendríamos que decir "eme - a - ce - e".
En todos los casos el fin es siempre el mismo: que el mensaje llegue de forma clara y precisa, bien sea que se sepa de nuestra presencia en la puerta o que retiremos de una cuenta la cantidad exacta.

II. La otra definición que aparece en la Wikipedia se refiere al uso de la redundancia en la lengua cotidiana:
Uso en la lengua En el lenguaje constituye una forma de asegurar la transmisión y de establecer concordancias entre los elementos lingüísticos en los niveles morfosintácticos, léxico-semánticos y fónicos. En los lenguajes literarios es especialmente elevada a fin de asegurar la perdurabilidad del mensaje y la impresión en la memoria y la imaginación merced al placer estético que ocasiona. Se encuentra especialmente en el refranero, el lenguaje publicitario y en la literatura de sesgo tradicional.
Todos los idiomas tienen algún nivel de redundancia que es parte intrínseca de su estructura. Gramaticalmente, el idioma castellano lo es mucho más que el inglés, por poner un ejemplo. Evaluando algunas frases sencillas podemos demostrar la anterior aseveración:
El muchacho bonito
Las muchachas bonitas

Mientras que la primera frase corresponde a la tercera persona singular masculina, la segunda corresponde a la tercera persona plural femenina. Fíjese como las tres palabras de la frase: el artículo (las), el sustantivo (muchachas) y el adjetivo (bonitas) cambia su terminación para reflejar el cambio de persona gramatical (se añade el sufijo as).

Ahora las mismas frases pero en inglés:
The pretty boy
The pretty girls

Lo único que cambia es el sustantivo y esto es suficiente para hacernos una idea del número de personas, su sexo y la característica descrita.

Otro ejemplo de redundancia en el castellano lo constituyen ciertas dobles negaciones. Por ejemplo la frase:
Ellos no saben nada

Puede traducirse perfectamente al inglés:
They know nothing (Ellos saben nada)

Aunque para ser justos, también pudiera traducirse como "They do not know anything" que es también redundante por el uso del verbo auxiliar "do".

III. En los sistemas industriales e informáticos la redundancia es vital para contrarrestar contingencias. Mecanismos auxiliares de provisión de energía y respaldos de información son dos situaciones en las que asignamos recursos de más que en circunstancias normales no harían falta pero que garantizan el funcionamiento del sistema si los componentes básicos llegaran a fallar.

Las interfaces de aplicaciones de software suelen ser bastante redundantes para facilitar la interacción de la máquina con el usuario. Ponga el ejemplo de Microsoft Word, podemos pegar un trozo de texto en el documento utilizando la barra de menús en la parte superior, la opción pegar que aparece en el menú contextual al hacer clic derecho, empleando el atajo control+v o inclusive haciendo clic a uno de los íconos del visor del portapapeles.

Para culminar, podemos señalar que algunos motores de búsqueda se valen de la redundancia para mostrar los resultados de las consultas en las pantallas. Google emplea algoritmos que miden el número y la calidad de enlaces que apuntan a un sitio web (redundancia de enlaces) y así otorgarle cierto puntaje llamado PageRank. Mientras más alto sea el PageRank de un sitio, más arriba aparecerá el mismo cada vez que una persona haga una búsqueda en Google.

domingo, 20 de enero de 2008

El tráfico automotor también acaba con nuestra identidad cultural

Estas imágenes las tomé del libro "Album del Táchira 1930" de Humberto Díaz Brantes en una re-edición de 1997, un interesantísimo testimonio gráfico de la vida en la frontera en las primeras décadas del siglo XX. Corresponden al Palacio Municipal de la ciudad de San Cristóbal frente a la Plaza Sucre.

Debemos recordar que era la época denominada "gomecista" por la larga dictadura del general tachirense Juan Vicente Gómez. Su primo Eustoquio Gómez, como tantos otros de sus familiares, fue designado a altos cargos de la administración pública. Entre 1909 y 1914 comandante de armas del estado Táchira y luego entre 1914 y 1925 fue presidente de estado, periodo durante el cual desarrolló una política de obras públicas que incluyó la construcción del Hospital Vargas, el Acueducto del Táchira y el Palacio Municipal junto con la Plaza Sucre que lo acompaña.

Frente a la Plaza Sucre, subiendo por la calle 3, se erigía la hermosa residencia que mandó a construir para si mismo. Podemos apreciar en las imágenes que siguen tanto la fachada como el patio interno, con su doble hilera de columnas y su fuente las cuales evocan ligeramente una suerte de aposento alhambrino.


Estas fotografías, tomadas por mí, son una muestra de lo que queda de la residencia de Eustoquio Gómez, las paredes de tapia y los marcos encementados de lo que fue en algún momento patrimonio histórico y cultural del estado. Corrió la misma suerte que tantas otras casas viejas, que por "inútiles" han sido demolidas paulatinamente para poder albergar el número creciente de carros que inundan nuestras ciudades.


Tratar de conseguir espacios para estacionar los vehículos es apenas uno de los problemas de esta expansión desmedida del parque automotor y los espacios públicos son siempre los grandes afectados. Sea que se demuelan estructuras para construir estacionamientos o que, ante su ausencia, los conductores estacionen sus autos en paradas de autobuses, sobre la aceras, en doble fila o sobre el rayado amarillo, el ciudadano común y su calidad de vida son los más perjudicados.

¿Y qué pasa con la construcción de nuevas vías para que circulen los carros? ¿No es lo que la gente siempre clama? ¿Aunque de qué vale cortar árboles para ampliar avenidas si igual se quedan pequeñas de un año a otro? ¿De que valió demoler la emblemática placa de la urbanización Pirineos acá en San Cristóbal para crear un cruce vial si la avenida España que la intesercta ya se está quedando pequeña? ¿Vamo a terminar de deforestar la España? ¿Construimos un segundo piso para que puedan circular más carros?

¿Quien sabe? Quizás funcione por un tiempo, pero olvídese de que alguna vez vamos a tener La Rambla de Barcelona o el paseo de madera de Atlantic City.

Amigo o amiga, cuando esté al borde de un ataque de nervios detrás del volante porque la fila de carros no quiere avanzar, piense en algunas de las medidas que pueden ayudar a resolver esta molestísima situación: Leyes rigurosas que mantengan fuera de la carretera a los infractores y a los vehículos en mal estado. Sistemas de transporte público que sean públicos y que no dependan de si al dueño del autobús le dio la gana de cambiar los filtros y los frenos a la unidad. Transporte público que corra por vías exclusivas y que se integren a la red de metros y ferrocarriles que se encuentran actualmente en construcción. Taxis reglamentados, plenamente identificados y que usen taxímetros. Paradas claramente delimitadas, iluminadas y resguardadas. Y sumamente importante: Gasolina muy cara para que nos obliguemos a moderar el uso de nuestros carros.

Téngalo por seguro que las otras medidas, como tumbar árboles y casas, sólo le proveerán una ilusión pasajera de mejoría.

Nos vemos en la cola.

jueves, 17 de enero de 2008

Hegemonía o Supervivencia

Mucho nos ufanamos los humanos del sagrado don de la inteligencia. Yo suelo pensar que somos más bien estúpidos.

Nuestra especie, Homo sapiens, ha caminado sobre la tierra a lo sumo unos 150.000 años según se cree, lo que puede parecer bastante aunque en realidad es muy poco, si consideramos que esa cifra representa tan solo el 0,003% de la edad estimada del planeta que nos sirve de hogar. Hace menos de cincuenta años, en 1962, ocurrió un hecho pavoroso conocido como "Crisis de los Misiles" en la que casi se desata un holocausto nuclear. Los seres humanos, y junto con nosotros todo rastro de vida sobre la Tierra, estuvo a punto de desaparecer por una triada letal de explosiones, radiación e invierno atómico.

En un momentico se pudo acabar todo esto. Adiós "fuimos hechos a Su imagen y semejanza". Adios "¿Será que existe vida extraterrestre?". Adiós "la democracia es el poder del pueblo, por el pueblo y para el pueblo". Adiós a tanta paja conque autogratificamos y hacemos miserables nuestras efímeras existencias y todo porque dos países poderosos, la Unión Soviética y los Estados Unidos, tenían en su agenda ejercer el control absoluto sobre todos los demás y estaban dispuestos a acabar con el planeta para demostrar que eso era así.

---

Acabo de terminar de leer "Hegemonía y Supervivencia" de Noam Chomsky, el libro que se hizo famoso por la publicidad que le dio el Presidente Chávez cuando lo mencionó en uno de sus discursos ante las Naciones Unidas. El texto reza sobre la "supervivencia" en el sentido más crudo de la palabra: que existan individuos que vivan para continuar el legado de la especie y evitar que ésta se extinga. Chomsky señala que tras el fin de la guerra fría, el eregimiento de un único polo de poder hegemónico constituido por los EEUU y sus satélites, ha conllevado una serie de acciones, particularmente en el plano de la proliferación de armamento y la expansión del espíritu de la guerra permanente, que nuevamente ponen en peligro la continuidad del Homo sapiens en la Tierra.

"Hegemonía y Supervivencia" es un libro muy bien documentado, un poco desordenado en sus ideas para mi gusto, pero exitoso en su propósito de hacernos reflexionar sobre la naturaleza del mundo actual.

Yo, que tuve la oportunidad de vivir y estudiar en los EEUU, me he preguntado cómo es posible compaginar el respeto por la ley, la promoción de valores democráticos, el civismo, la mezcla de culturas y las oportunidades de desarrollo personal, principios bajo los que parecen regirse la mayoría de los ciudadanos de ese país, con las acciones perniciosas que promueven y ejecutan, en el plano doméstico e internacional, sus élites políticas y económicas.

Chomsky identifica patrones claros que se sustentan en el convencimiento propio de cierta superioridad moral estadounidense, desde la Doctrina Monroe hasta el Destino Manifiesto, que ha servido para impulsar toda clase de actos barbáricos con el fin último de imponer ideologías y asegurar recursos estratégicos. México, Filipinas, Guam, Hawaii, Rusia, Cuba, República Dominicana, Haití, Guatemala, Nicaragua, Indonesia, Vietnam, Camboya, Chile, Grenada, Panamá, Somalia, Afganistán, Kosovo... son tantas las intervenciones y las atrocidades que en esos sitios se cometieron nada más nombrarlas ocupan libros enteros. Ello sin contar la forma como se han alcahuetado conductas delincuenciales de Estados "satélites", desde la masacre de armenios por Turquía, la exaltación del fascismo en Europa, la Operación Condor en las naciones del Cono Sur, el apoyo a P.W. Botha y el regimen de apartheid en Sudáfrica, hasta los asesinatos selectivos y el plan nuclear "clandestino" de los Israelíes.

Y no se trata de cosas del pasado. Ya casi ni nos acordamos de los iraquíes, con todo y que algunas estimaciones ubican la cifra de muertos por la invasión hasta en 1,2 millones. Genocidio puro bajo la excusa de unas armas de destrucción masiva que nunca aparecieron. Tampoco nos acordamos mucho de Guantánamo y otros centros de detención de enemigos combatientes que no son más que vulgares campos de concentración, o la erosión de las libertades civiles (incluyendo el beneficio del habeas corpus) que ha significado la implantación de la Ley Patriota 1 y 2.

A pesar del gris panorama que plantea Chomsky, él autor deja claro que existe una segunda gran potencia que puede hacer frente a la demoledora hegemonía de la guerra y la muerte: La opinión pública mundial. Los pueblos conscientes y movilizados haciendo contrapeso a los intereses mezquinos de las élites pueda quizás para permitir que nuestra existencia como especie no llegue a su fin.

Si quiere sacudir un poco sus conceptos y entender un poquito mejor los hilos de los que pende la geopolítica mundial y las manos que tiran de ellos, lea "Hegemonía y Supervivencia" y se dará por bien servido.

lunes, 14 de enero de 2008

Costa de Oro de Aragua, lo que alguna vez fue

Carretera que atraviesa el Parque Nacional Henry Pittier (foto tomada de http://www.turismodeplaya.com)

Cuando era pequeño, mi familia y yo visitábamos frecuentemente las hermosas playas de la costa aragüeña, en el norte de Venezuela. Mi mamá empacaba galletas o pan, cheese whiz, diablitos o sandwich express, algunas frutas y bebidas. Era seguramente mi mamá la que nos decía: "No olviden llevar un sweater que allá arriba hace frío". "Allá arriba" se refería a las montañas del Parque Nacional Henry Pittier, cuyas entrañas debíamos atravesar para llegar a la costa. La carretera que cruza el parque es angosta y llena de curvas, un pequeño boquete en medio del oscuro y denso bosque húmedo de montaña. La Cumbre, punto más alto de la vía, siempre estaba cubierto de neblina y hacía bastante frío, o al menos eso nos parecía a nosotros, acostumbrados al calor habitual de Maracay.

El viaje para la playa era toda una experiencia en sí misma: Oir el aullar ronco de los araguatos, pararnos a beber agua en alguna de los quebradas que manan hacia la carretera, bañarnos en "El Tobogán" con su resbaladiza y pulida roca y su pozo de agua helada, comer empanadas recién fritas en La Trilla. En una ocasión nos orillamos en plena subida para admirar a un perezoso que, despreocupado, trepaba con parsimonia un árbol apenas a la altura de nuestras cabezas.

Mis papás nos contaban muchas historias y anécdotas de la montaña y de las incontables veces que, desde pequeños, ellos recorrieron el mismo trayecto. Un día nos contó mi papá:
- Esos árboles de copa clara que se ven en la ladera se llaman yagrumos. Son indicador ecológico de degradación de un ecosistema boscoso. Cuando ha habido desforestación los primero árboles que crecen allí son los yagrumos.
- ¿Hay otros indicadores de degradación ecológica?
- Claro que los hay. Cuando en un bosque crecen pastos eso indica que la degradación es muy grande.



Yagrumo - Cecropia peltata (foto tomada de http://es.wikipedia.org/
wiki/Cecropia_peltata)

A veces partíamos temprano y regresábamos a la casa al caer la tarde. Otras veces nos quedábamos un día o dos en la vieja casa de playa de mi abuelo Pedro, el papá de mi mamá, la cual quedaba a un par de cuadras del malecón de El Playón, el pueblo más grande de esa zona de la costa. La playa frente al malecón nunca fue tan buena para bañarse y tenía fama de traicionera por su resaca y su oleaje - en ese entonces aún no habían construido los rompeolas que contribuyeron a transformarla en un conjunto de balnearios - así que siempre partíamos a alguna de las otras playas cercanas.


Mapa del Parque Nacional Henry Pittier (imagen tomada de http://www.escaners.info/Mapacuya.jpg)

Tengo recuerdos muy gratos de Playita, un pequeño balneario ubicado detrás de la Boca de Ocumare a la que se llegaba a pie y que no he vuelto a visitar en más de veinte años. El trayecto hasta La Boca era muy corto, una recta que tenía como particularidad el tránsito regular de miles de cangrejos que atravesaban el asfalto con obstinación suicida ¿o era mas bien porque no tenían otra vía que tomar entre sus agujeros y la playa? Como quiera fuera, estaban allí, atravesados, y en la ida siempre quedaban allí aplastados uno o dos. Recuerdo el sonido crujiente que acompañaba la triste muerte de los crustáceos. Mi papá me contó que cuando él era pequeño el número de cangrejos era mucho mayor y parecían esos ríos de hormigas negras que atraviesan la selva en busca de alimentos.

Pero nuestro destino favorito era casi siempre una hermosísima bahía de arenas blancas y oleaje moderadamente fuerte llamada Cata, al frente de la cual se yerguen un par de edificios vacacionales. Incluso desde niño recuerdo haber pensado en lo chocantes que se veían ese par de estructuras de concreto frente al mar, pero la belleza de la playa lograba hacer que se te olvidaran esas pequeñeces. La sombra inquieta de los cocoteros, la arena perfecta, el batir incesante del mar, el sol brillante. Cata era simplemente perfecta. En ese entonces se proyectaba mar afuera un rompeolas artificial en la mitad de la bahía, justo en frente de los edificios. Sobre las piedras, los restos de lo que había sido una cerca metálica que separaba ambos extremos de la playa. Mi mamá me explicó una vez: "Lo que pasa es que antes este trozo de la playa era privado y sólo podían venir los dueños de los apartamentos de esos edificios. El lado de acá era 'Cata Privada' y aquél, 'Cata Pública', pero ahora toda es una sola playa. Pero todavía la gente las distingue por una cuestión de costumbre”. Pensé que era injusto que hubiera playas a la que uno no pudiera ir y me entretuve imaginando que si todavía existiese una Cata Privada, me habría aventurado llegar a ella en algún bote inflable.


Bahía de Cata (foto tomada de http://www.fmbienesraices.com/Texto_Ocumare.htm)

Nosotros generalmente íbamos a Cata Privada porque siempre había menos gente, aunque en esa época las playas se mantenían relativamente vacías todo el tiempo. Un lugar común de nuestras idas allí consistía en atravesar el cerro que bordea el extremo derecho de la bahía para ir hasta Catica, una playa pequeña que podía divisarse a lo lejos, un poco hacia al este en diagonal. Me sentía como un aventurero cuando hacíamos el recorrido hacia Catica a lo largo de un sendero pedregoso que bordeaba los rompientes filosos en donde el mar se bate contra la roca. En el camino predominaba la vegetación de bosque seco y llegando a la pequeña playa, plantas xerófilas y parches de gramíneas espigadas. Fue en uno de esos viajes cuando mi tía Ñana me narró, en líneas gruesas, la historia detrás de "El Nombre de la Rosa", cuya versión cinematográfica recién se había estrenado. Cuando hube de leer ese libro algunos años después, siempre asocié los grises y fríos parajes del norte de Italia que ambientan la novela, con las caídas verticales rocosas del camino hacia Catica.

Unas pocas veces fuimos a Cuyagua, otra playa algo más alejada, que era una especie de paraíso para la práctica de un deporte poco conocido en el país: El surf. Cuyagua había estado agarrando cierta notoriedad por ese entonces gracias a un tema homónimo de un grupo llamado Fuga.

Cuyagua no era precisamente una playa "familiar", porque sus altas olas y sus corrientes no la hacían alta para los más pequeños, así que las pocas veces que fuimos nos bañábamos en el río y en alguna ocasión alquilamos kayaks para navegar. Recorríamos la playa solitaria para recoger caracolitos y piedras que los había por millares. Hacia el fondo, hasta Yajure, muy lejos del río, se extendían centenares de metros de esas arenas cremosas y cocoteros inmensos que se inclinaban hacia el mar como una suerte de sombrilla vegetal intermitente. Cuyagua era un verdadero paraíso, como lo eran todas las playas de la Costa de Oro de Aragua, algunas de las que sólo conocía de oidas: La Ciénaga, Turiamo, Playa Maya, Playa Grande, Cepe, Chuao, Juan Andrés.


II. Me gusta recordar las playas de mi estado natal de esta manera. Hoy en día todo es tan distinto. Coincidimos mis papás y yo en Maracay después de mucho tiempo y en el trayecto hacia El Limón, en las faldas del parque Henry Pittier, cuando mi papá le dijo a mi mamá con una mezcla de nostalgia y asombro: "Mira, la montaña azul ya no es azul sino marrón". Se refería a esa montaña que se yergue con majestuosidad detrás de la casa donde viví mis primeros años.

En el camino hacia Ocumare ya uno ni siquiera se acuerda de llevar abrigo. A veces hace frío, es cierto pero a veces no tanto. Hasta un buen tramo de carretera hacia la cumbre se extienden grandes franjas de pastizales. Aún se aprecian las heridas que dejaron el la montaña los deslaves de septiembre del año 1987, hecho que fue conocido desde entonces como "la tragedia de El Limón".

Los cangrejos de La Boca hace tiempo se murieron todos, como también murió la tranquilidad de esos pueblos, ahora tan caóticos y bulliciosos. Los edificios frente a Cata en cambio siguen allí, cada vez más viejos y, a medida que transcurre su vida útil, también más feos. Todavía me pregunto ¿a quién se le ocurrió autorizar y ejecutar semejante crimen arquitectónico?

Cuyagua dejó de ser un pueblito de dos calles y desde la montaña se aprecia gran cantidad de viviendas en construcción, sobre todo en el margen izquierdo del río. La arena se ha ido oscureciendo por las fogatas y el paso de los carros. Los cocoteros se diezmaron y en Yajure lo único que queda son algunos arbolitos pequeños que se sembraron hace un par de años para tratar de recuperar el verde esplendor de antaño. En un carnaval reciente, algunos rustiqueros abrieron un camino paralelo a la playa para poder meter los carros hasta allá, seguramente fueron los mismos a quienes les pareció divertido hacer unas enormes zanjas en la tierra para meter sus enormes máquinas y luego jugar a sacarlas del lodo pegajoso con la ayuda de winches y del 4x4.

Pero quizás el cambio más lamentable que sufrió el parque y sus playas surgió de un invasor tan llamativo como odioso: La basura. En la hermosa carretera y sus hitos: Rancho Grande, La Regresiva, El Tobogán; en los pozos de La Trilla, en el río de Cuyagua; en las calles de los pueblos; en la arena y en el agua; todo está invadido por cantidades ingentes de botellas, papeles y bolsas. La misma basura que me encontré en pleno corazón del parque, en Río el Medio, la vez que atravesé los cerros caminando para llegar a Chuao desde Turmero.

El brillo de la Costa de Oro se ha opacado por una pátina inmunda que ha creado nuestra inconsciencia. Ojalá que podamos resarcir el daño que hemos ocasionado o al menos evitar que se sigan destruyendo esas maravillas naturales con las que hemos sido bendecidos. Mientras tanto me queda una sensación a la vez dulce y amarga recordando lo que alguna vez fueron estos destinos playeros del estado Aragua.

---

PS. Para leer más sobre el Parque Nacional Henry Pittier:
http://pabellonconbaranda.blogspot.com/2007/04/snorkeling-en-la-cinaga.html

sábado, 12 de enero de 2008

Baterías no incluidas

¿A quién no le pasó que cuando estaban chiquitos el Niño Jesús les trajo un juguete a pilas y cuando lo destaparon tuvieron que quedarse con las ganas de estrenarlo en el acto porque no traía las pilas?

"Hay mi amor, vamos a tener que comprarles una (porque a mi se me olvidó...)"

Es parecido a lo que me ha estado pasando en estos últimos días, he tenido que escribir en papel cantidad de ideas por no contar con una conexión a Internet. Pero tengo la sensación de que pronto me voy a poder desquitar. Hasta entonces.

domingo, 6 de enero de 2008

Playlists temáticos: 6/8

Hace tiempo quería publicar de forma eventual playlists temáticos que sirvieran para compartir algo de mis eclécticos gustos musicales. Comienzo con "6/8", una categorización quizás demasiado amplia, pero que refleja adecuadamente la naturaleza de este blog, que ya de por sí es suficientemente ecléctico.

Los compases musical ternarios, como el 3/4 y 6/8, están tan estrechamente ligados al espíritu de la venezolanidad como el pabellón criollo, los refranes populares y los hermosos paisajes de nuestro país. De más está decir que adoro el 6/8.

Hice una pequeña lista de temas que abarcan géneros diversos, provenientes de varias partes del mundo y que se caracterizan precisamente porque todos llevan - guiados por
el ritmo de baterías, panderetas, beatboxes, congas, cabasas, darbukas, palmas flamencas, cajones y maracas - compases ternarios.

OJO: Los temas no están excesivamente comprimidos así que es muy recomendable contar con una buena velocidad de conexión. Si no, ni siquiera se tome la molestia.

Temas:
1. Lamb - B Line: Muy buen tema del disco "Fear of Fours" sobre el que ya escribí en una ocasión anterior. Cuenta con elementos electrónicos y una clara influencia de la onda nueva venezolana, género desarrollado originalmente por el recientemente fallecido Aldemaro Romero.



2. Gustavo Cerati - Tabú: Pieza destacada de su album "Bocanada" de 1999. Además del ritmo y la melodía, me parece estupenda la letra: "corrí hasta alcanzarte y vencí la sórdida sed, en la alquimia salvaje de tus labios oro rubí".



3. Mazeratti 2lts - Joropo's latin love Mix: Fabulosa mezcla de sonidos electrónicos y orgánicos (percusión, cuatro) en la que sobresalen la hermosa ejecución de Huáscar Barradas y la programación inteligente de los sintetizadores.



4. Chic Corea - Wigwam: Versión en vivo que aparece en el muy recomendable "Jam Miami, a celebration of latin jazz". Como lo deben haber supuesto es jazz latino del bueno.



5. Groundation - Hebron: "Hebron's Gate" es un album de reaggae "roots" de esta banda originaria de la isla de Hawaii. 6/8 con un ritmo de batería y un acompañamiento de teclados bien trancado.



6. Youssou N'Dour - Baay Niasse: Tema que aparece en su excelente disco "Egypt". N'Dour se aleja del género mbalax que lo había caracterizado y se adentra en las viejas tradiciones sufíes de su país natal, Senegal, entremezclándolas con arreglos orquestales egipcios.



7. Huáscar Barradas - Tonada de luna Llena: Colaboración del músico zuliano con Simón Díaz en donde convergen las tonadas llaneras venezolanas con los susurros de la flauta transversa y un aire a soleá flamenca.



8. Jorge Celedón - Que bonita es esta Vida: Versión en corrido mexicano de su reciente éxito vallenato.

jueves, 3 de enero de 2008

El sonido estereofónico (consejos para sonidistas amateurs)

Nota previa: Hace nueve años comencé a componer y mezclar música a través de medios electrónicos. Sobre ello escribí hace tiempo en un post titulado "Tecnología y democratización de la creación artística: algunos hitos personales". Gran parte de mis conocimientos y habilidades en esta área han surgido del trabajo empírico (o la "experimentación" como yo suelo llamarlo), sin embargo muchos de ellos pudieron cuajar únicamente a través del estudio, que en mi caso ha significado leer bastante desde elementos conceptuales de física hasta manuales para utilizar creativamente una aplicación de software. En ningún caso me considero un "experto", la ingeniería de sonido es una carrera y yo no pretendo competir con los especialistas. Tan solo soy un aficionado a quien el sonido le resulta una materia prima fascinante y que decidó escribir algunos posts y quizás alentar a alguien que quiera seguir estos pasos. En esta primera entrega voy a tratar el sonido estereofónico y el uso del panorama auditivo.

El hecho de que los humanos, como otros animales superiores, tenga dos oidos en lugar de uno resulta sumamente útil. El sonido se propaga a través de un medio como el aire a cierta velocidad en forma de ondas mecánicas. La velocidad con la que cada los sonidos llegan a cada oido es diferente, y aunque mínima, suficiente para darnos a entender la ubicación y la distancia de la fuente sonora.

Para emular la sensación que producen estas variaciones mínimas en las grabaciones de sonido y crear un efecto de que éste proviene de distintas partes, los sonidistas inventaron hace mucho tiempo la idea de grabar y reproducir los sonidos en diferentes pistas o canales, codificadas de tal forma que se reflejaran las posiciones relativas de los objetos. Es así como hablamos de "sonido estéreofónico" o simplemente "estéreo". Cuando escuchamos una pieza grabada en estéreo en donde confluyen varios instrumentos nos formamos en nuestra mente una suerte de "panorama auditivo" (audio panning, en inglés) y si cerramos los ojos podemos imaginar como si los distintos intérpretes se encuentrar a nuestra derecha o izquierda e incluso delante de nosotros o detrás, cerca o lejos.

Cuando se habla de sonido "estéreo", comúnmente nos referimos a cuando éste es grabado en dos canales (empleando dos micrófonos) para que sea luego reproducido a través de dos cornetas, un par de audífonos, etc. Si el sonido es grabado en un solo canal, empleamos los términos "sonido monofónico", "monoaural" o simplemente "mono".

Utilizar adecuadamente el panorama auditivo es fundamental si queremos que nuestras mezclas suenen bien. Imagínese que va a un concierto y que todos los integrantes de una orquesta están uno delante del otro y frente a ellos usted. Llegaría a sus oidos un chorro de notas ininteligible en el que no se apreciarían los matices de cada una de las partes, sobresaliendo únicamente las notas más fuertes. Algo similar ocurre cuando en una canción no se le asignan a los distintos instrumentos un espacio único que no compita con el de los otros.

Los secuenciadores con los que uno trabaja una pieza musical (como los paquetes de software Cubase, Cakewalk, FLStudio, Reason, Pro Tools, etc.) cuentan con un control para cada pista (en donde se cargan los instrumentos o samples) llamado potenciómetro panorámico, el cual sirve para trabajar el panorama auditivo. Lo idenfificamos porque está marcado con la palabra PAN. En palabras técnicas:

Potenciómetro panorámico (PAN): este potenciómetro distribuye la señal en dos vías para atacar de forma conveniente a la etapa posterior de asignación. Con este control se reparte en la proporción deseada la señal a los canales izquierdo y derecho, bien de la salida principal L y R o de la pareja de buses a la que se vuelque la señal.

Esto significa, básicamente, que si giramos el potenciómetro panorámico hacia un lado o hacia el otro, hacemos que el sonido vaya más hacia el lado del canal derecho o hacia el lado del canal izquierdo. Modificando ligeramente los valores del panning de cada canal podemos mejorar sustancialmente el resultado final de un tema musical. Ya luego podemos terminamos de ajustar la ubicación relativa de los instrumentos modificando otros valores del canal como la intensidad (el volumen) la reverberación (el efecto de eco).

En realidad no existen reglas absolutas a la hora de utilizar el panning y siempre es bueno estar pendientes de cómo es se emplea bajo diferentes circumstancias, como cuando escuchamos una grabación. En un tema estilo "Pimpinela" podemos crear la sensación de diálogo si hacemos que una de las voces esté más hacia la derecha y la otra más hacia la izquierda. Yo una vez separé el canal izquierdo y el derecho del tema "Major Tom" de David Bowie y me di cuenta de que no era la misma melodía captada por dos micrófonos sino él haciendo dos voces distintas, o sea que si fueras a escuchar el tema por una sola corneta del reproductor sonaría distinta que por el otro.

Sin embargo, las voces suelen ubicarse en el medio y su señal se envía de forma igual a los dos canales, sobre todo por la preponderancia que éstas tienen dentro la mezcla. Una forma fácil de comprobar que esto es así es utilizando el "efecto karaoke" que traen algunos reproductores y que suprime los sonidos que están ubicados en el medio del panorama a través de un fenómeno llamado "cancelación de fase" (otro día escribo un poco se esto). Cuando jugamos con el panning de las voces el efecto karaoke ya no funciona porque no se produce la cancelación de fase.

Si tenemos dos lineas melódicas complementarias podemos hacer que una suene más a la derecha y la otra más a la izquierda y así no se superponen, de manera similar a como ocurre con las filas de los primeros y los segundos violines en una orquesta.

Cuando quiero recrear el sonido de una batería me imagino la distribución de las distintas piezas que la conforman: El bombo está en el centro; un poquito más a los lados están los toms; más alejados hacia los lados el granadero (a la derecha) y el redoblante (o caja, a la izquierda); y en los extremos, el hi-hat y los platos. Este es un buen punto de partida para organizar la ubicación de nuestros instrumentos en un tema.

En la música techno, la configuración básica de la distribución panorámica sigue el mismo principio anterior: El kick (bombo) al centro, el snare (caja) y los claps (aplausos) en lados distintos, el hi-hat abierto y cerrado también en lados distintos. De cualquier forma en la música bailable es preferible mantener siempre los bajos en el medio incluyendo el kick (aunque yo suelo aplicar esta regla casi siempre en todas mis piezas).

En cualquier caso lo importante es tratar de que cada uno de los intrumentos tenga su propio espacio particular que podamos reconocer y que no compita con el otro. Puede ver un ejemplo en ello en este tema mío, que creo que me quedó muy bien en términos de uso del panorama auditivo. Note como la mayor reverberación de los claps y el órgano dieran la impresión de que éstos estuvieran al fondo mientras que otros instrumentos más planos parecieran estar al frente.

Así que ya sabe, póngase a jugar un poco con el potenciómetro panorámico y vea como sus mezclas cobran una nueva vida. Si quiere leer algunos tips informativos en la Internet hay mucho material. Le sugiero estas dos fuentes (en inglés):

http://www.tweakheadz.com/pan_control.htm
http://www.thewhippinpost.co.uk/mixing-music/mixing-with-headphones.htm

miércoles, 2 de enero de 2008

Cena de fin de año venezolana en un país extraño

Recibí este año fuera del país, en casa de mi familia política. Diversas circunstancias influyeron para que así fuera, particularmente el reciente nacimiento de mi hija y las diversas restricciones cambiarias a las que estamos sujetos nosotros los ciudadanos venezolanos, incluyendo las últimas que fueron anunciadas el mes de diciembre pasado y que limitaron seriamente mi disponibilidad de efectivo.

Es díficil imaginar cuan significativos pueden llegar a ser durante estas fechas la gastronomía navideña popular en Venezuela - las hallacas, el pan de jamón, la ensalada de gallina, el pernil, el jamón planchado y la torta negra - para alguien que se encuentre fuera de su país. Así que para sentirme un poquito más en casa me aventuré a preparar los banquetes navideños. El 24 preparé un lomo de cerdo relleno y un pan de jamón que quedaron bastante buenos, particularmente el cerdo. El 31 de diciembre fui más allá, preparé nuevamente pan de jamón (el mejor que he hecho), una ensalada de gallina que me quedó bien buena y un asado negro, que ya de lo cansado que estaba decidí no esperar a que redujera su salsa y se oscureciera más, pero ni modo... al menos tenía buena textura y esa sabor distinctivo a panela quemada.

No preparé hallacas (nunca las he hecho solo) pero siento que ya estoy preparado para comenzar la labor toda vez que es algo que llevo en la sangre, viene desde mi bisabuela paterna y es mi papá quien hoy en día continúa la tradición de forma magistralmente deliciosa.

El primero de enero cuando por fin me senté a comer pensé en cómo nos restringimos de intentar nuevas cosas hasta que ocurre algo que nos obliga. Yo nunca había preparado un banquete navideño de esta magnitud y me enorgullezco de los resultados. Cuántas cosas no podemos hacer una vez que nos lo proponemos.

Este es mi mensaje de año nuevo para todos los lectores de este humilde blog: Que el nuevo año les plantee retos y desafíos interesantes que los lleven a crecer como personas, en intelecto, destreza y espiritualidad.

Muchos exitos y mucha paz para todos.

PS. Les dejo algunas fotos para que vean cómo estuvo la cosa.