miércoles, 20 de febrero de 2008

Babel

Mi alto pana Homero me preguntó una mañana:
- ¿Epa chamo ya viste (la película) Babel?
- No ¿Por qué? ¿Es buena?
- A mi no me gustó y no he conseguido la primera persona que me haya dicho que le gustó, pero conociéndote de repente sí te gusta.
- jajajaja... voy a estar pendiente para ir al cince entonces.

Unas semanas después la vi, no en el cine sino en casa de mi tía Tama y me gustó mucho en efecto. Me gustó como me hizo reflexionar sobre todos esos pequeños detalles conectores que ayudan a entrelazar las cuatro historias que se suceden en la pantalla de forma desordenada, por encima del evidente hecho trágico central.

Después de ver la cinta busqué algunas críticas en Internet, que no hice ante para no contaminar la experiencia con ideas preconcebidas. Me di cuenta de que muchas no eran tan buenas como habría pensado. Los motivos tras las detracciones eran siempre similares: La reiteración de los elementos narrativos ya empleados en Amores Perros y 21 Grams (que conforman junto con Babel la "trilogía del dolor" de Alejandro González Iñárritu) y el forzamiento de la hilación de los sucesos, con sus saltos temporales y espaciales, más allá de la verosimilitud.

O sea, todo el cuento de los muchachitos africanos que disparan con un rifle asiático a una gringa cabeza'e ñame, cuyos hijos terminaron, por esas cosas del destino, perdidos en el desierto de Sonora, no fue más que una argucia para explotar causalmente el drama ante nuestros ojos. Ello explicaría, de acuerdo con estas críticas, por qué la sub-trama de la adolescente japonesa pareciera tan fuera de lugar.

Cuestión de apreciaciones supongo.

Me acordé de Babel en estos días y de la calidad de su soundtrack, del que me hice recientemente. Las piezas son perfectas para la película aunque me imagino que a más de uno pudiera costarle trabajo asimilar temas intercalados de Ryuichi Sakamoto, Los Tucanes de Tijuana, Earth Wind and Fire y las composiciones instrumentales marroquíes de Gustavo Santoalla. Comprendí perfectamente el que a algunos no les termine de cuadrar ese pasticho de historias transoceánicas.

Sigo pensando que la banda sonora de la Babel es muy buena al igual de la película. Particularmente, no se las recomendaría a todo el mundo.

4 comentarios:

luis dijo...

yo la vi, y es muy fuerte, pero a pesar de todo me encanto al igual que a Mary, salimos del cine satisfechos, y tienes razon la musica es excelente

Vajradhara dijo...

A mi me gusto mucho. Muestra muchas posibilidades de la realidad de las interconexiones de este mundo globalizado. Yo te hablo desde Alemania primo, tubimos un contacto en Venezuela hace más de un ano, quizás te pude haber dado algo en ese momento, te lo llevas a colombia, en colombia te podría visitar Ivan, que generalmente viaja a USA, en USA se podría encontrar con mi prima y darle algo para mi. Mi prima me visita, nos conecta... en fin esto está definitivamente completamente conectado. A parte de que muestra tambien la cara de los emigrantes latinos en USA; que no son diferentes de los colombianos que emigraban hace unos 15 anos a venezuela, que no son muy diferentes a los turcos y marroquies que emigran a europa. Muestra las fallas concretas de el capitalismo salvaje. Muestra la cara del radicalismo Islamico y a su vez, de cómo la gente de esos pueblos islamicos pueden ser muy humanos. Estube en Egipto hace poco... Lo que vemos en la tele sobre el Islam no es tan inicierto. Pero a final de cuentas, son seres humanos buscando la felicidad de alguna jodida forma. Un saludo

nel dijo...

Generalmente,las películas que me recomiendan que no vea son las que voy a ver, y viceversa. Babel es una de las que me dijeron que no vea. " A mi no me gustó, aunque debe ser buena porque no entendí un coño", me dijo alguien. A mi me gustó mucho y también su música, aunque no la vi en el cine sino en casa de mi hermana. Hace mucho que no voy al cine. La última película que vi en el cine fue la del soldado Ryan. Saca la cuenta.
Salud

Domingo dijo...

luis: es fuerte sí pero tienes razón en que te deja satisfecho.

vajradhara: es cierto, uno a veces no entiende eso de que "el mundo es un pañuelo" y en la vida nos topamos tantas veces con situaciones que parecen sacadas de una telenovela. También coincido contigo que al final del día todos estamos tratando de conseguir un poquito de felicidad independientemente de la visión que tengamos del mundo.

nel: yo no he pasado tanto tiempo sin ir al cine pero igual ya han pasado al menos tres meses. A mi me pasa eso también con la música, solamente tomo consejos de algunos pocos.