viernes, 8 de febrero de 2008

Consideraciones sobre la gratuidad de la universidad pública en venezuela

A propósito de la buena reseña que escribió Nel sobre el programa de arborización que se está llevando a cabo en el Parque Nacional Pittier con la ayuda de estudiantes universitarios y el pequeño intercambio de ideas que surgió a raíz del tema del trabajo comunitario, que en su momento causó tanta polémica cuando fue anunciado, me quedé pensando en el asunto de la gratuidad de la educación superior venezolana.

Habiendo vivido antes en EEUU y más ahora que estoy en Colombia me he dado cuenta de que en mi país damos por sentado muchas cosas, particularmente en el ámbito de recibir cosas gratis a cambio de nada o poco.

Me refiero específicamente a la educación y más concretamente a la educación superior. Acá tengo varios amigos que tuvieron que endeudarse fuertemente para poder estudiar en la universidad y ahora trabajan para pagar cuotas mensuales por varios años, casi como si estuvieran pagando un carro o un apartamento. Me recuerda su situación al de las familias gringas que conforman un fondo de ahorros desde que los hijos son pequeños para que luego, en la adolescencia, puedan cursar estudios superiores.

En Venezuela, el Estado invierte enormes recursos en educación gratuita que, en virtud de la escasez de recursos (aulas, docentes, dinero, autobuses, material didáctico, etc.), nunca podrán llegar más que a una minoría. Acá hay un asunto de costo de oportunidad: Lo que gastas (o inviertes dirán algunos) en la educación de esas personas dejas de gastar o invertir en otras áreas.

Cuando me gradué de bachillerato pude haber escogido estudiar la carrera de mi preferencia en alguna de las muchas universidades públicas que existen en el país, gracias a las prerrogativas que me otorgaba haber participado en el extinto programa Galileo de Fundayacucho. Aún así me incliné por una universidad privada y, a pesar de algunas ayudas que recibí al principio de mis estudios, la mayor parte de mis gastos de manutención y de matrícula educativa corrieron por cuenta mía, incluso a pesar de que en mi casa no éramos particularmente pudientes. No me arrepiento de la decisión que tomé aunque recuerdo haber gastado gran parte de mis ahorros al final de 2002 sólo para cancelar algunas deudas que había adquirido con mi casa de estudios.

Tanos y yo, quienes fuimos a la misma universidad, conversábamos al respecto el otro día. Yo le decía que era injusto que otras personas con capacidades similares a las nuestras y contra quienes debemos competir en el mercado laboral hubieran recibido el equivalente a decenas de miles de dólares gratis en formación, recursos, comida, transporte, materiales, etc. sobre todo cuando muchas de ellas contaban con mayores posibilidades económicas que nosotros mismos. Se supone que el Estado invierte ese dinero para que luego los graduandos contribuyan, ejerciendo cierto sentido de responsabilidad social, con el desarrollo del país, y que de alguna forma uno también ha de beneficiarse con ello, aunque la verdad sea dicha, la mayoría de quienes estudian en universidades públicas lo hacen sin pensar demasiado en el bienestar de nadie aparte de sí mismos.

Hay ejemplos patéticos, personas a quienes la nación costeó carreras onerosas como medicina supuestamente como una inversión que beneficiase al país y luego, después de graduados, te dejan morir a las puertas de una emergencia por no contar con un seguro médico privado o te quieren sacar un ojo por una consulta de rutina.

Estoy de acuerdo con la educación gratuita, pero también creo que hay que cambiar la forma como se enfoca esta gratuidad. Pienso que por un lado debería asignarse mayores recursos para la educación preescolar, básica y diversificada que es más rentable a la nación en el largo plazo y menos para que unos pocos post-doctores asistan a congresos y hagan trabajos de "investigación" sobre alguna cuestión inútil y etérea como "La yuxtaposición postconstructivista, la dispersión futurista y la Contrareforma Puritana".

Los que tengan cómo hacerlo, deberían poder costear parte de sus estudios, en la medida de sus posibilidades, para así poder asignar de forma más justa los recursos con los que se cuentan.

Muy importante: Cambiar el enfoque de la labor educativa. Hacen falta en el país más practicantes de oficios, la incorporación de la población estudiantil y el cuerpo docente al desarrollo de proyectos productivos para resolver problemas de las comunidades y la generación de recursos que la hagan paulatinamente autosustentables y, en general, un acercamiento más práctico hacia el desarrollo de la sociedad.

De más está decir que no creo que un poco de trabajo comunitario esté mal tampoco. El dinero no debería ser la única forma de retribuir lo que el Estado hace por uno.

10 comentarios:

anazam dijo...

Hola, de vuelta yo por estos lares, luego de unos días de vacaciones fuera de las fronteras.. Lo primero que me hizo detenerme al leer el post, es cuando mencionas al programa Galileo, waao! yo también participé en él, me fui a Merida a presentar la prueba, etc etc etc, confieso que ese momento de mi vida se me habia olvidado. Pero en referencia al tema, te cuento que todos mis estudios, desde preescolar hasta la universidad los cursé de instituciones públicas en el Táchira, o sea que disfruté por asi decirlo de la benevolencia del estado de ese momento en materia educativa, cosa que agradezco. Pero como bien dices, habrá más de uno que teniendo otras recursos le quitó un puesto a alguien en una universidad pública, y que luego no le ha sabido retribuir la gratuidad al país. Espero que seamos mayoria quienes nos llenamos la boca al decir, por ejemplo, que estudiamos en una excelente universidad pública como -en mi caso- la ULA, y que desde el trabajo que hoy desempeñamos -en mi caso en un medio de comunicación- tratamos en cierta manera de retribuirle al país lo que nos permitió ser. Ojo, no creo en el estado paternalista, ni que el pueblo se acostumbre a que todo se lo regalen, pero sí celebro que se pueda contar en ciertos momentos con recursos como éste.

Nina dijo...

Es cierto, estoy muy de acuerdo contigo. Tanto que, siento verguenza por haberme atrasado seis meses en la entrega de mi tesis en la UCV. la gratuidad en mi educación superior hasta pudo haber ha sido una razón para no haberme puesto las pilas a tiempo. Estoy corrigiendo el error y trabajando fuerte en la tesis con la que espero empezar a retribuírle al país todos los impuestos que pagaron y sin los cuales, no hubiera podido estudiar.

vicente dijo...

Hola hijo:
Me siento obligado a hacer un comentario sobre las Políticas de Estado que orientan hacia la educación, por dos razones fundamentales.
Primero, porque habría que conocer el Diseño Curricular de la Educación Bolivariana, que empieza en preescolar y termina con la educación superior. Un diseño que se fundamenta en cuatro pilares: aprender a crear, aprender a participar, aprender a valorar y aprender a reflexionar.
Esto, aunque no lo creas, son los pilares sobre los que se soporta parte del éxito de la Universidad Tecnológica del Centro.
La universidad en la calle, resolviendo problemas del entorno social, aunque ese entorno sea de lo más aristocrático.
La municipalización de la educación, que le ha dado cabida a cientos de miles de excluidos, por no tener acceso por falta de recursos, discriminación, lejanía a los "Claustros Universitarios". Es por esto que en cada municipio, hay una o varias aldeas universitarias, varias misiones educativas orientadas hacia la educación superior,impartiendo un sin número de nuevas y diferentes carreras, pertinentes con su entorno social y sus problemas.
Todo es un proceso. La gran debilidad que veo en este momento es la falta de convencimiento con el modelo y con el proceso de muchos profesores y la falta de consciencia. Esto lo atribuyo a los largos años de estarnos educando con modelos importados de educación - castigo, sometimiento, pasividad, etc. esto tiene que cambiar pero es mas lento.
La gente está estudiando, formándose, capacitándose, a tal grado y en tal número, que institutos de educación privada, han entablado una guerra de rumores desmotivantes hacia esa educación superior alternativa, con el objeto de sobrevivir de los incautos que se hagan eco.
El pensamiento colectivo construyendo su propio modelo tiene una fuerza extraordinaria.
Y la Misión Alma Mater tiene dos objetivos fundamentales:
Primero: la creación del hombre y la mujer nuevos, en conciencia, socialistas, cooperativos, solidarios, participativos y ambientalistas, entre otros.
Segundo: la generación de hombres y mujeres libres, empresarios, capaces de dirigir las acciones para generar el sustento y una vida dignos.
Cuando uno entiende eso, entonces uno es optimista en lo que se pueda derivar de un proceso de largo plazo.
Los "Claustros", tendrán que replantearse su autonomía, tendrán que vincularse con el entorno, porque la realidad podría demostrar que con mucho menos recursos que los que ellas perciben es posible formar el contingente humano capaz de revertir la problemática social del país.
Dios te bendiga siempre

Chelón

Anónimo dijo...

Domingo ….!
Excelente post.
El día de ayer estaba reunido con un grupo de colegas lideres en su oficio y en su región, el pujo por mejorar las cosas persiste, es insistente, continuado y ese trabajo que vienen haciendo es fuera de su paga, son colegas comprometidos, pensaba en el plus café de la reunión “coño” somos unos privilegiados, llagamos a ser lo que somos sin pagar medio, bueno….! algunas fotocopias, libros, comida, pero no matricula, sueldos de los docentes, empleados, el retorno de la construcción de la UCV, UDO, ULA, UC o cualquier aldea universitaria, pagar eso significa un gran esfuerzo o muchas veces imposible, el estado Venezolano paga eso. ¿Como retribuir? Fíjate que cuando somos agradecidos y comprometidos lo retribuimos de alguna forma sin darnos cuenta, eso sí…! Si el ser agradecidos vine de la formación de maternal, preescolar, escolar etc, etc, al 100 % contigo sobre el hincapié en la inversión en ese renglón, pero si formamos un universitario que no tenga solo algo de dinero para pagar los 5 bolívares viejos en el comedor de la UCV, estudiar con fotocopia prestada y esos aderezos que miré en algunos compañeros de universidad, si esos mismos que inyectan su Moral a los hijos, esos que tuvieron hijos primero que yo, 20 años antes, para hacer una mujer u hombre ético, proactivo, creativo, humanista y humanitario, comprometido, etc,.
Domingo el producto de esos compañeros es muy bueno. Por lo tanto la inversión en educación superior no se debe aflojar al ritmo que viene, pero meterles el ojo a los niños es supremamente crucial en el producto final.
Un abrazo.
CEMM o Charles.
P.D.: Cabe preguntar: ¿Cuantos entran al “sistema” en Colombia o en Estados Unidos..? Me pregunto por cifras reales, no las que presenta Hollywood

Anónimo dijo...

Chelon.....!
Ya se de donde viene un Domingo tan analítico, es el producto final de Belkys y Chelon, Saludos, abrazos. Ufffff...! No quiero ni pensar que va a ser el producto de Domingo y su pareja, esa bebita que se está estrenando en este mundo, será más virtuosa, estoy seguro de ello.
Saludos y abrazos a todos en Pabellón con Baranda, Sin dejar por fuera a mi pana y hermano Nel.
De nuevo.
CEMM o Charles.

Vajradhara dijo...

Hola domingo, buena reflexión. Aveces me pregunto que es lo mejor en ese concreto aspecto de la educación superior y cómo está en Venezuela planteada.
Yo estoy de acuerdo igual que tu, que la gratuituidad de una universidad debería ser bien estudiada. Por una parte, soy partidario de que la universidad sea gratuita. Primero, eso permite que todos aquellos que en verdad están hechos para estudiar en una universidad y lograr ser profesionales, tengan esa posibilidad de forma gratuita,ya que es una inversión a largo plazo del desarrollo humano, y cuando hablo del "desarrollo humano", pienso en los aspectos económicos, políticos y sociales de una sociedad. Por otra parte, creo que no tiene nada que ver con venezuela en concreto, el hecho de que la gente no retribuya de forma directa el estudio realizado en una universidad pública o que no lo valore. Cuando una persona tiene varios puntos de referencia, cómo tú, podras notar, que la estructura social de todos los países es igual es de alguna forma igual, en el hecho que el estado simplemente debería ser un representante del ideal colectivo y trabajar con el fin de satisfacer esos ideales e intereses de la sociedad que representa. Ese es el ideal de un país y entonces, todas las personas deberían de alguna forma trabajar para que ese ideal colectivo, que no es más que la supuesta representación de muchos intereses individuales, pueda ser satisfecho. Aquí es donde yo consigo el fallo, ya que pienso que el individuo como tal, tiene que estar conciente de lo que es la colectividad y cómo el bienestar colectivo, depende directamente, de la actividad de cada individuo. Por esta razon, pienso que el estado, nunca puede pensar de forma útopica y tratar de dar todos los recursos a los que menos tienen, si no más bien, el estado debe generar recusos y educar al pueblo, como esos recursos se obtienen. Lo que me lleva a pensar, en que los estudiantes, deben ver los costos que van incluidos en sus estudios, de forma directa, a través de fuertes cargas impositivas, en su vida cotidiana, luego de haber atravesado su etapa de estudiante, dentro de la sociedad. Esta etapa de estudiante, debe ser entendida, desde mi punto de vista, simplemente entre otras cosas, como un período de tiempo estricto, en el cuál una persona, de codiciones normales se podría graduar. Podriamos poner entre 5 y 7 anos, apartir del ano escolar número 7, debería ese estudiante comenzar a pagar el costo real de ese estudio. De está forma, el estudiante, dejara su inmadurez y decidira lo mejor para su beneficio y el beneficio social. Pienso que la gente aprende por medio de distintas formas, algunos pueden razonar, lo que es bastante díficil, por que eso significa e incluye, segun inmmanuel Kant, que las personas puedan pensar de forma independiente, tomar decisiones y cagar con las consecuencias de sus actos. Eso sería genial, cuando todos los ciudadanos y estudiantes de nuestro tiempo tubiesen esa cualidad, creo que sería ideal. Pero el estado, debe pensar que son muy pocos los que así son, entonces deben tomarse otras formas de educación, cómo codicionamiento, en donde a través de altos impuestos, la gente comienza a pensar, si algo es correcto o no, y si no lo piensa, actua de forma automática, correctamente, para evitar el castigo. Creo que esás dos cosas serián útiles, para el desarrollo social y el entendemiento, del valor que tiene la eduación. A parte de eso, creo que no todo el mundo debe ir a la universidad, que no todo el mundo tiene esá capacidad. Creo que deberían haber más trabajos practicos y tecnicos, que las personas pudiesen prepararse para panaderos, cocineros, etc. En alemania y en espana, siempre tienes que estudiar y prepararte, para cualquier tipo de actividad, de tal forma, que lo que hagas, de alguna manera, tenga una calidad dentro del campo de trabajo.
Yo creo que la idea todera, del venezolano, hace que todo sea lento y burocratico, el venezolano quiere abarcar muchas áreas y se especializa muy poco. Todo el mundo es todo. Eso hace que una persona pueda desarrollarse integralmente, pero en una forma bastante rudimentaria. Creo que si cada uno piensa en el bienestar colectivo, y hace lo que tiene que hacer, para el beneficio de los demás, que por ende sera el beneficio propio al final, Venezuela podra ser una gran nación. Pero bajo la base de un libre mercado, porque la idea útopica, de que todos somos iguales y tenemos las mismas cualidades en el nivel relativo, hace que las sociedades se vuelban estáticas. Ya que la gente, no desea cambiar, porque tiene la mayoria de necesidades cubiertas. No valoran lo que tienen. Yo deseo que algún día pudiese existir un estado socialista, pero primero, tendrían que exisitir, ciudadanos que pensaran en el bienestar colectivo y no en el individual.
No conocer de donde bienen los recursos, no ponerle un valor, hace que las cosas se den por sentado y se pierda el valor de todo. El desarrollo humano, tiene que venir del individuo y no implantado desde arriba.

luis dijo...

Lei con atencion y preocupacion este post.
En mi familia somos 5 hermanos, mi padre un oficial que no llego a general, no hubiese podido darnos educacion a todos nosotros con su sueldo. Yo estudie en la UDO, y luego gracias a fundayacucho y el CONICIT en las mejores universidads de USA. mi hermano estudio en la USB y luego fue uno de los pocos venezolonas que pudo estudiar en CALTECH, tambien pagado por el estado, mis tres hermanas estudiaron en universidades pagas, ya que elijieron derecho y sicologia.

Tanto mi hermano y yo nos regresamos al pais, para pagar lo que habian inviertido en nosotros, a pesar de tener buenas ofertas en Usa,
Y cuando llegue pensaba que fundaayacucho me daria un empleo o por lo menos lo tendria preparado. Y luego me pase casi 6 meses sin trabajo.
mi hermano igual.
Pero ese no es el problema, el problema de la educacion gratuita es que todos creen tener las capacidades de terminar una carrera universitaria, cuando es falso, uno puede ser incluso muy inteligente y eso no es suficiente, falta la tenacidad y la dedicacion. y no todos lo tienen.
Entonces se dedican a ser los eternos repitientes. en la UDO no se permitia que alguien repitiera mas de 5 veces una materia, si lo hacia tendria que dejar esa carrera y cambiarse a otra que no la tuviese. en la UDO todas las carreras tenian matematicas, por ejemplo.
Cuando en la UCV trate de implementar esa practica en la facultad de ciencia, casi me queman en la plaza del rectorado y me gane los buenos deseos de verme muerto de gran cantidad de personas, entre las que paradojicamente se encontraban muchos profesores.
Creo que si la educacion es gratuita hay que pagarla con excelencia hacer el ingreso mas selectivo.
Aunque cietamnete estoy de acuerdo que hay que darle mas recursos a la educion media y primaria.
¿pero que sucede en la media? en los liceos publicos bajaron la cantidad de horas dedicada a las matematicas de 6 horas a tres. y yo estudie en un liceo hasta el tercer año, luego debido a los cambios de mi padre tuve que entrar en uno privado, pero no habia diferencia entre ambos.
ahpora si la hay.
Otro punto la preparacion de los maestros y profesores a caido en picada, ellos, son en promedio solo un poco menos ignorantes que sus estudiantes.
eso debido a que su preparacion ha sido invadida por lqa politica, eso no es algo nuevo, pero este gobierno la a elevado al cubo.
No importa tu preparacion para un ascenso, solo vale tu filiacion politica.
y eso no es la mejor manera de de hacer buenos estudiantes.
Los laboratorios de los liceos estan casi desmantelados, lo se debido a que conozco a varios en caracas ¿como se le puede enseñar ciencias cuando no tienen laboratorios adecuados?
el sistema alemana de educion seria, con pequeñas modificaciones el mas adecuado a nuestro pais.
y claro hay que mantener la educion publica, pero solo si estas a la altura del compromiso. y no todos lo estan.

Domingo dijo...

Muchas gracias a todos por sus aportes. Me gustaría extender y ejemplificar algunos de los puntos que traté y que de alguna forma coinciden con la mayoría de las cosas que han señalado.

Estoy convencido en la importancia de que exista educación gratuita a todos los niveles. Como no estarlo, si mis dos padres se graduaron en universidades públicas. En la época de universitario de mi papá teníamos serias limitaciones económicas, así que no sólo no se hubiera podido estudiar sino que, de no ser por la comida del comedor hubiéramos pasado bastante trabajo. Gracias a Fundayacucho mi papá hizo una maestría en los EEUU y debido a ello vivimos un par de años en ese país, lo que eventualmente significó grandes ventajas para todos en la familia. Mi bachillerato lo estudié en un liceo subsidiado por el Ministerio de Educación y la educación que recibí fue excelente.

Pero a la luz de la realidad venezolana es imprescindible hacer una pausa y examinar algunas de las fallas que existen:

1. Estoy de acuerdo con Luis y con Ramsés que deben existir controles de calidad. A mi manera de ver las cosas el Estado debería garantizar oportunidades para todos de forma tal que las personas puedan prepararse adecuadamente durante la niñez y la adolescencia y, luego, para que tengan una oportunidad justa de ingresar a la universidad. Ya luego habrá algunos que sean buenos en el estudio y habrá otros que no les gustará estudiar y/o no estén en disposición de graduarse dentro de parámetros de tiempo y excelencia académica normales. No se justifica que haya estudiantes "profesionales" que tarden 20 semestres para terminar una carrera de cinco años, chupando recursos a la universidad y ocupando un cupo que otro pudiera emplear, más aún cuando muchas veces esta tardanza es a drede.

Mucho menos estoy de acuerdo en que todo el mundo tenga que aprobar siempre todos los cursos. El que tenga limitaciones intelectuales o de formación tendrá que hacer esfuerzos extraordinarios pero para ello el Estado brinda un conjunto de alicientes, desde las ya mencionadas comidas, los tickets estudiantiles y hasta becas y dormitorios.

Domingo dijo...

2. La inversión en términos nominales y porcentuales (del PIB) que se hace en educación es sólo un indicativo del alcance que ésta tiene. Las universidades públicas nuestras se han convertido desafortunadamente en cofradías que, amparadas en la figura de la autonomía universitaria, actúan como centros de poder y beneficio económico de los que están adentro. Lo peor es que esta autonomía funciona únicamente para auto-regirse más no para auto-financiarse (ni siquiera parcialmente). Mi experiencia particular tiene que ver con la Universidad del Táchira y pudiera pasar horas escribiendo anécdotas sobre las mafias para el ingreso de personal, las prerrogativas de los profesores y las autoridades, de la ineptitud profesional de algunos trabajadores y de los guisos que allí se fraguan.

El esquema de gratuidad tal y como está planteado no requiere que exista una vinculación de la comunidad con las casas de estudio para resolver problemas, desarrollar modeloes innovadores de negocios, buscar financiamiento, poner el conocimiento a disposición de las comunidades. Tampoco motiva a la gente a interesarse más en lo que está pasando adentro y cuestionar la función que ejerce el Alma Mater ¿Para que hacerlo si a uno no le cuesta nada?

Si yo tuviera que pagar parte de mi educación con dinero o con trabajo (comunitario o de cualquier otro tipo) probablemente me preguntara
¿Por qué un decano tendría que tener chofer asignado? ¿Por qué los hijos de los profesores tienen cupo directo a la universidad sin importar pruebas de admisión o índices académicos? ¿Por qué en las elecciones universitarias 1 voto de un profesor vale por el 40 estudiantes?

Por supuesto, una revisión del esquema de gratuidad afectaría no sólo a los estudiantes sino a todos los stakeholders a lo que seguramente muchos se opondrían invocando nuevamente la figura de la autonomía universitaria.

Vajradhara dijo...

Yo creo en al autonomía de las universidades. Pero creo que está mal llevada. Una de las problemáticas más graves en Venezuela es que existen diferencias dramaticas entre los ideales de las cosas y como se implementan las cosas. La autonomía universitaria garantiza que toda universidad pueda tener una linea de investigación libre de politica. Imaginense la catástofre de una universidad con fundamentos "Chavistas". Hacia donde iría la calidad, la pluralidad?, moriria el debate de ideas y el intercambio sano de diversos ideales y direcciones politicas, sociales y económicas. El problema es que en venezuela, no hay mecanismos de control limpios. Un ejemplo claro de ello, que hace que el sistema democratico venezolano poco a poco se esté resquebrajando, es que la repartición del poder,practicamente no existe.Lo que en teoría deberia garantizar que el poder no se enferme y la transparencia del poder ejecutivo sea contundente. Las ideas de Monstequieu sobre la repartición del poder, son claramente una mala interpretación de esas idea. Y así muchas cosas más. Un socialismo que no tiene nada que ver con socialismo y un una Autonomia universitaria, que parece perderse en el hoyo de la corrupción. No digo que en los países desarrollados se cumplan los ideales, pero si hacemos una escala se hacercan muchisimo más a ellos.
El poder controlado, es una protección para el que lo ejerce, ya que el poder ha demostrado que enferma.