viernes, 22 de febrero de 2008

Kosovo: Algunas preguntas por responder

La declaración de un Kosovo independiente ya había sido consumada desde hace años, sólo que no fue hasta esta semana cuando tuvimos confirmación plena. Hace ocho meses George W. Bush llegó de visita oficial a Albania y casualmente reclamó en sus discursos la independencia de la ahora ex-provincia serbia, país que ya no ejercía la soberanía sobre ella desde 1999 cuando las fuerzas de la OTAN la ocuparon militarmente.

Es probable que comience un nuevo periodo convulso en los Balcanes. En las negociaciones internacionales se quiere impulsar una matriz de opinión en torno a que la situación de Kosovo, con su historial reciente de conflicto, limpieza étnica y la catástrofe humanitaria, representa una situación sui generis, que no debería sentar un precedente en el plano de las leyes internacional. Básicamente se está tratando de contener un eventual oleada de movimientos separatistas amparados bajo la permisividad complaciente de algunas naciones en este caso particular.

Si esta tesis jurídica cuajara, en el mejor de los casos habría que preguntarse ¿se aprobaría también que los sectores serbios de Bosnia y del norte de Kosovo se integren a Serbia, como es su petición o que la población albanesa de Macedonia se anexe al mismo Kosovo, lo que pudiera poner en riesgo la misma existencia de ese país? Total, serbios, bosnios, kosovares y macedonios formaron parte del mismo paquete de conflictos en los Balcanes durante la década pasada.

Queda también la duda, si se trata de autodeterminación ¿por qué Kosovo puede separarse de Serbia y Euskadi o Catalunya no pueden hacerlo también de España? ¿Por qué la guerra que derivó en la segmentación de Yugoslavia habría de valer más que los conflictos secesionistas entre Nagorno Karabaj y Azerbaiján, de los Saharauis y Marruecos o de Transnistria y Moldavia los cuales han causado miles de muertos, cientos de miles de refugiados y grandes penurias para muchas otras gentes que tuvieron infortunio (o lo suerte) de haber nacido en un punto menos estratégico de la geopolítica mundial?

Habría que preguntarse también ¿Pudiera considerarse que las circunstancias violentas que condujeran al hipotético reconocimiento de Kosovo como país independiente la confirmación de que es éste y no algún infructuoso movimiento pacifista el que llevará a concretar la separación?

En este momento, el reconocimiento de la nueva nación está dividida. Algunos países no la han reconocido formalmente y probablemente tampoco lo hagan próximamente. Argentina, Azerbaiyán, Bielorrusia, Brasil, Chipre, Georgia, Eslovenia, España, Kazajistán, Moldavia, Rumania, Rusia, Sri Lanka, Venezuela y Vietnam son algunos de ellos. Hacerlo sería poner cuchillos en sus políticas gargantas, puesto que tendrían que aceptar, en cierta medida y por extensión, la legitimidad que otros movimientos separatistas en sus propias localidades. Allí tenemos el ejemplo de los tamiles en el norte de Sri Lanka, las pretensiones independentistas pro-rusas de Abjasia y Osetia del Sur en Georgia, el reconocimiento de la comunidad turco-chipriota en Chipre y tantos casos más.

Y es que en todas partes se cuecen habas. En Escocia ya se habla de un referéndum que pudiera realizarse antes de 2010 para determinar si el país se independiza definitivamente de Inglaterra. En una noticia que no trascendió al grueso de los medios de comunicación estadounidense, el pueblo Lakota decidió romper con tratados sucritos con el gobierno de ese país hace 150 años y se han declarado su independencia y han instado a no pagar más impuestos al gobierno federal. Los venezolanos hemos escuchado ocasionalmente intenciones de consolidar un movimiento secesionista del estado Zulia e incluso acá en Colombia se habló en algún momento de la separación de Antioquia del resto del país y, aunque no es parte de un escenario previsible acá en el corto plazo, es cierto que existe un regionalismo bien marcado en este departamento comparable con el del occidental estado venezolano.

Es interesante preguntarse, en un hipotético intento de separación del estado Zulia del resto del país ¿sería razonable que los habitantes de las otras regiones puedan tener voz y voto en esa intención? ¿qué pensaría de ello un guayanés, un oriental o un guaro? ¿cómo habría de reaccionar el gobierno nacional? ¿cuáles serían los motivos que impulsaran acciones tendientes este sentido?

Para poder opinar sobre la situación en Kosovo y entender adecuadamente los motivos detrás de los sucesos hay que tomar en consideración varios elementos que se conjugan por igual en todos los movimientos independentistas. En primer lugar se encuentran los intereses y deseos de los pobladores de la región secesionista, quienes son en teoría los que autodeterminan su forma de gobierno dentro del marco más amplio de las leyes locales e internacionales. Ello está directamente relacionado con las particularidades de la historia y cultura de cada caso a evaluar.

Luego están los intereses de los grupos de poder que allí residen, que no necesariamente representan, aunque a menundo se confunden, con los intereses del pueblo. Tomemos como ejemplo el mismo proceso independentista de Venezuela a principios del siglo XIX, que si bien tomó elementos de la ilustración fue motorizado por los intereses egoístas de los mantuanos de romper el monopolio en el intercambio de bienes que se ejercía a través de la Compañía Guipuzcoana y el trato desventajoso que recibían los nacidos en tierra americana en relación con los que vieron luz en España, y que poco o nada tenían que ver con el bienestar de las mayorías pardas, negras e indígenas que habitaban el país en ese entonces.

Influyen por supuesto los intereses de los pobladores y gobernantes de la nación de la cual se busca la separación, quienes ven en los territorios sublevados una parte de su patrimonio histórico, cultural y económica, así como de grupos de poder externos (gobiernos, corporaciones poderosas, organismos multinacionales) que ven en la nación separada oportunidades coyunturales.

También influyen en el devenir de los acontecimientos la actuación de otros países o regiones que, aunque no tengan competencia directa sobre el hecho, ven en él bien un ejemplo que sirve de amenaza o una motivación. Tomemos el ejemplo de Haití, que durante el periodo revolucionario entre 1783 y 1802 tuvo que batallar no sólo contra Francia, su colonizador, sino también contra Españoles e Ingleses que veían en ella una amenaza latente y le atacaron despiadadamente.

Por último está la valoración que se haga de hechos que resulten determinantes para desencadenar la separación definitiva, en los que suelen verse involucrados el reforzamiento de amplias matrices de opinión, manifestaciones de diversa naturaleza y, a menudo, alguna clase de enfrentamiento violento.

¿Qué factores circundan la declaración de Kosovo como nación independiente? ¿cómo ha sido su historia pasada y reciente? ¿cuál es el papel que han jugado los distintos actores internos y externos que condujeron a la reciente escisión? Son estas las preguntas que debemos responder para saber si estamos ante un movimiento legítimamente liberador o nos encontramos ante otra tragicomedia de la geopolítica mundial.

3 comentarios:

luis dijo...

domingo, los chavistas han denunciado a mi blog como pornografico, en especial Moliere, JDR y otros y ahora para entrar en mi blog aparece la advertencia.
Algunos lectores de este blog se han puesto en contacto con Google porque consideran que el contenido del mismo es dudoso. Generalmente Google no revisa ni aprueba el contenido de este, ni de ningún otro blog. Para obtener más información relativa a las políticas de contenido, visita las Condiciones del servicio de Blogger.
eso es para cerrarme mi blog.
te agradesco que mandes un mail a google para denunciar esa maniobra politica.

Anónimo dijo...

Domingo....!!!!!!!!!
El estado Bolivar es especialmente rico, Hierro, petroleo, oro, diamantes, uranio, aluminio, agua, agricultura, etc,, Deberiamos hablar de derecho a ser autonomos??? palabra mas suave que define separatismo. Monagas tiene lo suyo, Guarico..!!!! Zulia es venezuela, es estrategica desde el punto de vista geopolitica. Zulia no es negociable, es una punta de lanza para una guerra en america latina requerida con urgencia por USA,
http://www.rebelion.org/internacional/040323ko.htm
Revisen este articulo, por mas antichavistas que sean algunos no podemos jugar a favor de un tercero,
saludos
CEMM

antesdelunes dijo...

luis: me metí en tu blog y la verdad es que vi el mensaje y me llamó mucho la atención. Escribí a Google para saber cuales eran los criterios bajo los cuales se ponía en duda la fiabilidad del contenido. Cuando tenga una respuesta te la hago llegar.

CEMM: yo creo que en esa clase de situaciones uno debe pensar como ciudadano del país más que como partidario de alguna mezcla de tendencias políticas y económicas. Saludos.