viernes, 25 de abril de 2008

Las cuaimas del japón


No sé como si esto ocurre en otros países, pero en Venezuela ha venido sucediendo una especie de auto-reivindicación de la figura de la "cuaima": Mujer feroz, dominante y celosa. Conozco a muchas mujeres venezolanas que afirman, no sin cierta dosis de orgullo, que sí, que son cuaimas y lo disfrutan. Son las mismas que afirman que todas las demás mujeres también lo son aunque no estén dispuestas a admitirlo.


El nombre de cuaima proviende de la cuaima piña (Lachesis muta), especie de serpiente venenosa de gran tamaño que habita en Suramérica y específicamente en Venezuela. Su veneno es muy peligroso porque contiene componentes neurolíticos, que afectan el sistema nervioso, y también proteolíticos, los cuales comienzan a descomponer la carne cuando son inyectados con el fin de favorecer la digestión de las presas (que deben ser tragadas enteras).

Tengo la ligera sospecha de que las cuaimas abundan en todas partes. Ciertamente existen en Japón. Acabo de terminar de leer "Mitología Japonesa" de M. Anesaki y conseguí esta interesante cita en la sección que corresponde a los mitos animales:
... Pero a menudo se representa a la serpiente como una criatura malvada y vengativa. Una mujer celosa semeja, o se convierte, a una serpiente. En una transformación, una mujer que persigue a su huidizo amante se transforma en una enorme serpiente al cruzar un río, y luego se enrosca y funde una campana de bronce en la que se ha escondido el amante infiel (Nota al Pie: Esta es la historia de Hidaka-gawa, muy conocido por su popular dramatización, con la danza de la serpiente que la acompaña). En otra historia, un guerrero renuncia a la vida activa y se hace monje porque al ver las sombras arrojadas sobre una mapara de papel por su esposa y concubina, su cabellera se transforma ante él en unas serpientes que se pelean entre sí (Nota al pie: Esta es otra famosa historia de Kato-Saemon, el guerrero, asímismo dramatizada).
PS. La imagen al principio de la entrada, tomada de Honoluluadvertiser.com, corresponde a la representación de un obake (a veces llamado obakemono), cierto tipo de monstruo o espíritu presente en el folklore japonés. El término significa literalmente "una cosa que cambia", refiriéndose al estado de transformación o metamorfosis que sufren estas criaturas. El término obake se refiere principalmente a criaturas vivientes o seres sobrenaturales que han sufrido una transformación momentánea (en un humano, por ejemplo) aunque su forma real puede ser la de un animal, como una culebra...

jueves, 24 de abril de 2008

Reflexiones en la semana de la Tierra ¿Agua o Combustible?

Gran parte del estrés ambiental que estamos ejerciendo sobre la tierra se debe a que todavía no nos hemos dado cuenta, ¡oh sorpresa!, de que vivimos en un planeta con recursos finitos y los cuales están sujetos a leyes naturales que no se pueden quebrantar.

Pongamos un ejemplo. La medicina tradicional china, que data desde hace unos tres mil años más o menos y que forma parte de la herencia cultural de ese país, utiliza huesos de tigre y cuerno de rinoceronte para elaborar remedios y pomadas.


El problema surge a partir de una de las tantas necesidades de las personas: Tenemos que aliviar nuestras dolencias y enfermedades. La cuestión es que si se continúa la matanza ilegal de tigres y rinocerontes para obtener materia prima para remedios, pues entonces se van a extinguir y ahí si que no va a quedar para ellos ni para nadie.


En el caso de la medicina china la ciencia ha provisto tratamientos alternativos, que pueden satisfacer la necesidad personal a la vez que se salva la vida de muchos animales, ¿pero qué pasa cuando la respuesta no es tan obvia o cuando las mismas alternativas científicas formuladas para "resolver" problemas mundanos terminan creando más contratiempos de los que existían con anterioridad?

Uno de los ejemplos más lamentables de esta situación lo estamos viviviendo con los biocombustibles.


Se anunció hace unos pocos años con bombos y platillos la llegada de los biocombustibles como alternativa salvadora ante nuestro apetito energético creciente. El etanol, el biodísel y otros combustibles generados a partir del procesamiento de productos agrícolas serían la forma ideal para que los países consumidores pudieran romper su dependencia energética de productores de petróleo.


Hoy en día vemos como esa idea descabellada está incidiendo de forma directa en la grave crisis que actualmente atenta contra la seguridad alimentaria alrededor del mundo. Es lógico que sea así por una simple cuestión de costo de oportunidad: Los recursos limitados (tierra, maquinaria, transporte, fertilizantes y esfuerzo) que existen y que antes se empleaban para producir comida se están desviando para mover carros.

Ahora imagínese, si ya es bastante malo que no haya alimentos para comer ¿Cómo será que no haya agua para beber?

Este interesantísimo e ilustrativo artículo publicado en el mes pasado por McClatchy Washington Bureau titulado "Demandas de energía y agua están a punto de chocar" no puede ser más ilustrativo:
Water is needed for mining coal, drilling for oil, refining gasoline, generating and distributing electricity, and disposing waste, Gleick said.

According to Vince Tidwell, a water-management expert at the Sandia National Laboratory in Albuquerque, N.M., more than 40 percent of the water that's withdrawn from rivers, lakes and wells is used for energy. The rest goes mainly for irrigation.

Most of the water used for energy is returned to its source, but by then it's often heated or polluted and of lesser value.

... Vast amounts of energy are needed to pump, transport, treat and distribute water.

For example, the California State Water Project, which pumps water over the Tehachapi mountains to the Los Angeles Basin, is ``the largest single use of energy in California,'' [the president of the Pacific Institute for Studies in Development, Peter Glaik] said.
Enormes cantidades de agua se necesitan en la minería, la extracción petrolífera, la refinación de gasolina, la generación y distribución de electricidad, la disposición de los desechos. A su vez, grandes cantidades de engergía se requieren para bombear, transportar, tratar y distribuir agua, lo cual nos habla de la estrecha interrelación que existe entre estos dos valiosos recursos.

¿Y qué hay de la producción de biocombustibles? Analicemos la infografía que aparece en el artículo.


27 kilogramos de maíz producen en promedio uno 14 litros etanol. Cultivos irrigados de maíz para producción de etanol consumen en promedio unos 8300 litros de agua. Una piscina olímpica tiene una capacidad de unos 2,5 millones de litros de agua. Sacando unas cuentas sencillas tenemos que para producir el combustible de un vehículo con un tanque de 60 litros se requiere aproximadamente 35.500 litros y que la cantidad de agua que cabe en una piscina olímpica se utiliza para regar el maíz que luego se transformará en el combustible que se requiere para tanquear apenas 70 carros una sola vez.


Ahora salga a la calle y mire los miles de carros que van circulando y consumiendo tanque tras tanque de gasolina. Trate si quiera de imaginar los cerros y cerros de maíz (o de cualquier otro producto vegetal) y los mares de agua que se requerirían para hacer que anden con biocombustible. Los millares de hectáreas y el esfuerzo increible que tendrían que invertirse para tratar de satisfacer si quiera una parte significativa de la demanda.

Sencillamente no se va a poder y menos aún cuando cada vez hay menos agua potable disponible para nuestro uso.
``Climate concerns and declines in groundwater levels suggest that less fresh water, not more, may be available in the future,'' according to ``Energy Demands on Water Resources,'' an Energy Department report published last year.

``Available surface water supplies have not increased in 20 years, and groundwater tables and supplies are dropping at an alarming rate,'' the report says. ``Some regions have seen groundwater levels drop as much as 300 to 900 feet over the past 50 years.''
Si de algo va a servir esta Semana de la Tierra por lo menos que sea para que pensemos por un momento ¿a dónde va a parar todo esto? ¿será que es viable un futuro nosotros y el tropel de gente que se suma a diario al planeta sigamos consumiendo como lo hacemos? ¿que va a pasar cuando comiencen a escasear seriamente el agua y los alimentos?

miércoles, 23 de abril de 2008

De modas balurdas que ya no lo son


No deja de sorprenderme el poder desmemorizante de la moda. Hace unos pocos años atrás, cuando yo aún formaba parte de la universidad, una vez los panas de Ing. Mecánica se inventaron una fiesta temática "ochentera". La intención no era otra sino que los invitados pudieran burlarse los unos de los otros con sus pantalones tubitos, sus sacos a lo Miami Vice, sus calentadores elásticos de colores eléctricos y sus cabellos estrambóticos oliendo a spray.


Y ahora resulta ser que todo aquello que era motivo de burla hasta hace poco ahora es chévere gracias al poder homologador del fashion. Que locura.

Yo entiendo eso de que las tendencias se reciclen y de que algo tienen que inventar las compañías de confección para poder hacer dinero año tras año, lo que me resulta sorprendente es la capacidad que tiene el marketing sobre nuestras débiles mentes consumistas.

Un ejemplo de toda este renacer del retro ochentero se manifiesta en esa tribu urbana que se hace llamar emo y que parece multiplicarse más rápido que una partida de gremlins en una fiesta de carnaval.


A mi particularmente me cuesta bastante trabajo imaginar tener que ver el mundo con la pollina en los ojos como si fuera un perrito y cargar los testículos acatarrados todo el día con esos jeans extra-ajustados... pero bueno, cada loco con su tema.

martes, 15 de abril de 2008

El dengue y la naturaleza de los sistemas complejos

En sus disertaciones con los estudiantes, el rector de mi universidad generalmente solía construir su discurso a partir de algún tema relacionado con sistemas. Por ejemplo, para darnos a entender la naturaleza indescifrable de la interacciones que se suceden en un sistema complejo, solía citar el caso de la enfermedad del dengue.

A ver y me explico mejor, con esto de los sistemas complejos. Seguramente haya escuchado hablar del dengue, una enfermedad viral que se caracteriza por fiebres agudas, dolores de huesos y un terrible malestar, transmitida por la hembra del mosquito Stegomyia aegypti (antes denominado Aedes aegypti y vulgarmente conocido como "mosquito patas blancas").

Sabemos bastantes cosas del dengue: Que es causada por cuatro virus (DEN-1, DEN-2, DEN-3 ó DEN-4) estrechamente relacionados con los serotipos del género Flavivirus, de la familia Flaviviridae; que se extiende endémicamente por los países del trópico y que puede atacar tanto en zonas rurales como urbanas; también sabemos que es muy difícil conseguir una vacuna porque las cuatro cepas virales son bastante distintas entre sí y en algunos casos pueden ocurrir epidemias en las que varias de ellas.

Sabemos también algunas cosas del Aedes aegypti, como que sólo se reproduce en aguas limpias estancadas y que también es el portador de otra enfermedad terrible: La fiebre amarilla.

Uno pudiera pensar: Ajá ¿y si en vez de conseguir una vacuna de para la enfermedad, simplemente no erradicamos el mosquito portador? Si fuera tan fácil seguramente ya lo hubieran intentado al menos. El problema es que éste, como en todos los otros sistemas complejos que forman parte de la naturaleza y en los cuales estamos inmersos, poseen relaciones tan intrincadas y a la vez tan sutiles entre sus elementos que nosotros simplemente no somos capaces de desentrañarlas.

El rector nos decía que incluso aún si se impulsan labores periodicas de limpieza de terrenos baldíos, de eliminación de recipientes al aire libre que puedan almacenar agua y de fumigación, sumados a campañas de concientización, sería imposible eliminar todos los centros de reproducción del Aedes aegypti. Nos decía a manera de anécdota que las autoridades sanitarias del estado Zulia (región sumamente calurosa en el occidente de Venezuela) habían observado cómo las larvas de los mosquitos portadores se reproducían en los charcos de agua que se forman bajo los aires acondicionados.

¿Cómo hacer para luchar contra una plaga así? Más aún ¿Cómo hacer para enfrentar cosas como la expansión del hábitat natural de los mosquitos a zonas que antes fueron templadas y que ahora no lo son tanto debido al fenómeno del calentamiento global?

Incluso si se pudieran erradicar todos los mosquitos de esa especie en particular, ello resultaría en un desequilibrio de nuestros ecosistemas que difícilmente podríamos anticipar.

---

En estos momentos existe una brote epidémico de dengue en Brasil bastante grave y en Venezuela se han incrementado dramaticamente el número de casos este año. Acá en Colombia, debido al aumento de número de casos registrados en distintos departamentos de la costa, los llanos, la Amazonía y el centro del país, se declaró la semana pasada una alerta epidemiológica.

Ante el dengue no queda más remedio que ser precavido y tomar medidas preventivas adecuadas. En caso de presentar los síntomas es imperativo evitar la automedicación y acudir al médico. Para conocer más sobre el dengue y las acciones que debemos tomar para colaborar con la reducción de la incidencia de casos puede leer la extensa cantidad de material disponible en Internet al respecto. Le dejo un enlace bien informativo como muestra.

viernes, 11 de abril de 2008

Aprobación del TLC: Cuestión de compinchería

compinche.
(De com- y pinche).
1. com. coloq. Amigo, camarada.
2. com. coloq. amigote.

Acá en Colombia uno de los temas del momento es la pugna por la activación del TLC entre Colombia y EEUU, desde que el presidente Bush tomara la decisión de precipitar la aprobación (o reprobación) del acuerdo comercial bilateral por la vía del llamado fast track. Algunos de los desarrollos recientes de todo este conflicto incluyen la dimisión de Mark Penn como jefe de campaña de la aspirante presidencial Hillary Clinton, quien de paso estuvo trabajando como cabildero para el gobierno colombiano a favor de la aprobación del TLC y la tángana política que se ha armado entre la bancada demócrata, partido que posee mayoría en ambas cámaras del congreso estadounidense, y el gobierno federal de ese país.

Este asunto promete en convertirse en un culebrón más o menos largo del que tratarán de sacar provecho electoral los dos principales partidos políticos norteamericanos, por lo que seguramente la batalla por el TLC continuará en boca de muchos en los días por venir.

Yo particularmente no entiendo para qué el gobierno colombiano quiere que se apruebe el TLC dadas las circunstancias que arropan esta materia... Bueno, la verdad es que sí entiendo pero igual me queda la duda. Comparto con ustedes algunos datos para que vean a qué me refiero.


El TLC no representará un acceso significativo de nuevos productos colombianos en el mercado estadounidense pero en cambio sí representará un acceso significativo de nuevos productos estadounidenses al mercado local.Este es precisamente uno de los argumentos con los que se defiende la aprobación del tratado en los círculos de aquél país (y a la inversa en éste). En palabras de un comunicado oficial del Department of Commerce:
It’s not widely known, but the United States already has free trade with Colombia – but it’s one-way free trade... As a result, almost all Colombian products come into our country duty-free, without paying any tariffs. And it’s been that way for quite some time. In fact, if you remember any numbers from my remarks today, remember just these: 92, 16, and 365. Ninety-two percent of all Colombian products come into the United States today and pay absolutely no tariffs – they enter our market for free.
No es ampliamente conocido pero los EEUU ya poseen libre comercio con Colombia - aunque es un asunto unidireccional. 92% de todos los productos colombianos que entran a los EEUU no pagan impuestos de importación. Algunos de estos productos ya incluyen el café, las flores, tubérculos y otros productos agrícolas, así que habría que preguntarse de que nuevas oportunidades de exportación se está hablando.

Esta cita es interesante:
An apple, grown in Pennsylvania, has to pay fifteen percent when it’s sold into Colombia, but a banana grown in Colombia pays zero when it comes into the United States... Now, I bet you’re thinking that this isn’t fair – and you’d be right.
Claro, los colombianos nos mandan sus productos agrícolas y nosotros no les cobramos, pero ellos si nos cobran a nosotros cuando nosotros exportamos. Que injusto. Pero tranquilo que eso se va a acabar cuando aprobemos el TLC.

El ejemplo se ve bonito cuando uno dice "ellos nos mandan bananos y nosotros les mandamos manzanas" pero la cosa ya no es tan chévere cuando uno habla de rubros un más sensibles y menos diferenciados geográficamente tales como la papa o las aves de corral. Precisamente son los posibles perjudicados los que han elevado su voz de protesta en contra.

Eso parecen saberlo los gringos y mucho mejor que la gente acá en Colombia. Les dejo un par de fuentes complementarias sólo como referencia anecdótica.
http://blog.foreignpolicy.com/node/8579
http://blogs.cisco.com/gov/2008/03/approving_the_uscolombia_free_1.html


"Hagámonos más productivos y competitivos" no va a bastar. El ejemplo de la agricultura.
Está bien, supongamos que la cuestión es que queremos ser más competitivos, "que vengan las empresas extranjeras que acá nos ponemos las pilas", si alguno se quedó atrás eso es cosa suya. El problema es que si de competitividad se trata, existen varios factores que ni siquiera dependen directamente de Colombia.

Tenemos por un lado el fenómeno de la devaluación del dólar y revaluación del peso
Con una moneda fuerte es más barato importar, con una moneda débil es más barato exportar, es tan sencillo como eso, y como todo parece indicar que la era del dólar fuerte llegó a su fin, es muy seguro que veamos una mayor inclinación de la balanza comercial hacia las importaciones. Un reciente artículo de la BBC reseña este fenómeno:
Colombia: revaluación amarga el café
Los casi dos millones de colombianos que viven del cultivo del café están en medio de una paradoja: a pesar de tener muy buenos precios internacionales, cada vez reciben menos por lo que exportan.

Todo se debe a la revaluación del peso colombiano, que ha llegado a tal extremo, que hoy se paga lo mismo por un dólar de Estados Unidos que lo que se pagaba hace nueve años.
Hay que acotar que eso mismo que se paga está establecido en términos nominales y no reales. O sea, los mil ochocientos doce pesos que vale un dólar al día de hoy no son, ni por poco, los mismos mil ochocientos doce pesos de hace nueve años. Otra consecuencia indeseable de la devaluación del dólar que afecta particularmente a Colombia es la pérdida del valor de las remesas enviadas al país por emigrantes y que continuará en la medida en que exita una dependencia fuerte entre las monedas de los dos países, como seguramente ocurrirá en caso de que el TLC entre en vigencia.
3,3% del Producto Interno Bruto de Colombia durante el 2007 correspondió a las remesas.

3.600 millones de dólares fue el monto de las remesas que llegaron al país durante el año 2005.

"Las transacciones están aumentando, menos que en el 2007, pero siguen creciendo. Sin embargo, la gente se queja mucho porque ya no les alcanza la plata": Juan Pablo Cruz, gerente general de Giros y Finanzas.

Luego está el asunto de los ingentes subsidios agrícolas que proporciona el gobierno estadounidense a sus productores y que el gobierno colombiano no está ni en capacidad ni disposición de otorgar. Las conclusiones de este informe de la Universidad Autónoma de Colombia no pueden ser más claras:
Las ayudas internas que percibe el sector agrícola en Estados Unidos alteran los niveles de salario, producción, precios y consumo en el mercado agrícola colombiano. De igual forma se ven afectados los diferenciales de salario y precios, mostrándonos así que la presencia de los subsidios en el país del norte genera distorsiones ante la posibilidad de acordar procesos de integración económica.

En cualquiera de los escenarios se evidencia una pérdida de posicionamiento en el mercado agrícola por parte del producto colombiano, siendo más aguda la situación bajo niveles de subsidio altos. Esto se observa a medida que las familias reducen su consumo del bien del sur, sustituyéndolo en su canasta de bienes agrícolas por el bien del norte. La situación se agrava debido a que la proporción de gasto en el bien colombiano no varía, indicando que éste se consume en menor medida y a mayores costos. Sin embargo, cuando los colombianos son más eficientes, la situación antes descrita se reduce.
Y por supuesto, tenemos la cuestión de las economías de escala y el grado de apalancamiento con que cuentan las empresas estadounidenses en comparación con las empresas locales. Para quien no lo recuerde, el concepto de economía de escala:
Significa que la producción resulta más barata por término medio cuanto mayor es el empleo de todos los recursos. Resultaría, por ejemplo, más barato por unidad producir 400 unidades que 200, si aumentamos en la misma cantidad todos los recursos empleados para ello (y el precio de cada recurso por unidad no cambiase).
Los 44 millones de habitantes son Colombia son pocos si se comparan con los 300 millones que habitan los EEUU, adicionalmente la diferencia entre la capacidad adquisitiva que tienen los unos versus los otros es abismal. Estos son algunos de los motivos por los que la capacidad industrial instalada del primero es mucho menor y, por ende, ello hace que sus costos sean mayores.

Un acuerdo de libre comercio entre los EEUU unidos hubiera otorgado a los países de suramérica, por ejemplo, mayor margen de negociación y como bloque se hubiera podido manejar más adecuadamente la brecha que representan las diferencias en las dimensiones económicas de las partes, en cualquier caso mucho más que en una negociación de tú a tú.


Pellizquito pa'ti, felicidad pa'miEl TLC no solo facilita la entrada de productos estadounidenses en condiciones que les son más favorables, sino que en muchos casos lo hacen a costa del detrimento de beneficios que pudiera recibir la población local. Esto ocurre a partir de diversos instrumentos legales que entrarán en vigencia una vez se ponga en marcha el acuerdo comercial. Podemos listar algunos casos verdaderamente patéticos:

1. La producción de medicamentos genéricos.
Como bien lo señala este amplio y bien documentado escrito:
El Congreso de la Republica de Colombia en su primer debate acerca del TLC abordó las consecuencias que generaría el Tratado de Libre Comercio, y mencionó que entidades como la Organización Mundial de la Salud junto con la Organización Panamericana de la Salud (OMS-OPS) han analizado las consecuencias de que se apruebe el TLC. El Congreso señaló en esa oportunidad que habrá un “fuerte incremento de la cantidad de activos protegidos (con patentes o protección de datos) y por, ende, de la participación de multinacionales en el mercado farmacéutico nacional” se mencionó que “Hoy los principios activos representan un 4% del mercado. Con el TLC podrían a llegar a un 60%”(3).

De los estudios realizados en Colombia se demuestra que el incentivar la producción de genéricos es una forma de lograr una rebaja en los precios de los medicamentos entre un 22% y un 80%. El TLC no aporta nada en este tema, por el contrario su efecto es totalmente opuesto pues como consta en el capitulo 16 del TLC, Estados Unidos intenta imponer cuatro instrumentos que perjudican el tema del acceso a los medicamentos genéricos (extensión de la patente, protección de datos de prueba con exclusividad, vínculo patente-registro sanitario y la prohibición de utilizar la expresión "genérico").
2. El desarrollo de software libre
El gobierno colombiano de por sí no tiene mucho interés a impulsar el uso de alternativas de software abierto para sus dependencias. Como comentario anecdótico puedo señalar que la mayoría de los sistemas en línea de instituciones Estatales funcionan bajo plataforma asp .net. Recientemente se firmó un acuerdo de entendimiento entre el Ministerio de Interior y Justicia de este país y Microsoft para hacer negocios por cuatro años prorrogables.

El TLC creará aún mayor dependencia entre el sector gubernamental y empresarial con compañías de software foráneas en perjuicio del software libre.
Estados Unidos tiene intereses muy fuertes en materia de protección de datos. Con este TLC se pretende incluir las leyes de la OMPI (Organización Mundial de la Propiedad Intelectual) en la legislación nacional. Al Colombia entrar en el proceso, quedaría sometida a las imposibilidades que imponga la OMPI con su "propiedad intelectual", expuesta a patentes, a El Sistema de Madrid para el Registro Internacional de Marcas, Copyright, este régimen de la propiedad intelectual colombiana atenta contra nuestra soberanía, quedando relegados tecnológicamente.
3. Biodiversidad
Ya desde hace años el tema de la patentes a la biodiversidad local era uno de los más polémicos y discutidos. Podemos leer en este documento, publicado en el portal de la Universidad Externado de Colombia, algunas de los temas que se han venido discutiendo a este respecto:
Las negociaciones del Tratado de Libre Comercio Andino (Colombia, Ecuador y Perú)-Estados Unidos (TLC), han colocado sobre la mesa el problema de la biopiratería, inmerso en la realidad de los países megadiversos como los andinos, debatido en múltiples foros políticos y jurídicos internacionales, sin solución desde la perspectiva global, ni regional, pero que debe encontrar una respuesta bilateral en las negociaciones comerciales con Estados Unidos para Colombia, Ecuador, Perú. Los tres países andinos pretenden que las normas de propiedad intelectual en el TLC apoyen la conservación y uso sostenible de la biodiversidad única de esta región, mientras Estados Unidos pretende que sus bioprospectores incrementen las invenciones patentables: todavía no se ha consultado a los pueblos de la región andina sobre sus pretensiones.
El tema sigue siendo preocupante y es particularmente importante en Colombia que es el segundo país más biodiverso del mundo.
Hace unos meses comenté de manera extensa el tema en mi blog, que lo conecta directamente con la dinámica de la biopiratería. Sintetizando un poco el post al cual hago referencia (bastante pertinente para estos temas), el biocomercio parece ser un instrumento respaldado por los grandes capitales financieros mundiales, para expropiar la biodiversidad de los países megadiversos incluyendo la propiedad intelectual asociada a la misma. En pocas palabras, el biocomercio y la bioprospección son marcos jurídicos que legalizan la biopiratería.

Con estas y otras prácticas de pillaje y chantaje, a países como el nuestro nos están metiendo un golazo. Otra cosa es que nadie lo vea porque con cuentos bonitos y sofismas de distracción a manera de cortinas de humo, la real situación se trata y ante todo se negocia a espaldas de todos.

¿Y entonces en qué quedamos?
Cabe la pregunta, si el TLC es tan perjudicial para los intereses de Colombia ¿dónde está el busilis de su aprobación? Bueno, es un pago por favores recibidos y una cuestión de compinchería, tal y como lo señalé en el título.

El post se me hizo más largo de lo que tenía pensado inicialmente así que voy a tener que ahondar más sobre esto en una próxima entrega.

lunes, 7 de abril de 2008

Difundiendo la cultura musical venezolana en el exterior

De los recuerdos más gratos que me dejaran los años que viví en los EEUU junto con mi familia puedo traer a colación aquellas veces que tuvimos la suerte de enaltecer la riqueza cultural de Venezuela entre las gentes de aquél y otros países.

Mi papá se dedicaba entonces a sacar su maestría y, por su condición de extranjero, formaba parte del club de estudiantes internacionales de la universidad y en el que nosotros hacíamos vida por extensión. Era un sitio para el encuentro de personas provenientes de todas partes del mundo quienes también cursaban sus estudios allí y representaba un motivo perfecto para aprender y dar a conocer sobre las singularidades de cada rincón de la Tierra.

Siempre estábamos listos para participar en actividades de difusión cultural y a menudo fuimos invitados a ferias y exposiciones para las cuales preparábamos stands con información variada sobre Venezuela, los cuales adornábamos con numerosos objetos que habíamos llevado con nosotros: Un tricolor patrio (por supuesto), una ruana, libros sobre Roraima y las costas del país, tarjetas postales, instrumentos musicales, monedas y billetes. En los puestos regularmente había un reproductor que dejaba sonar la melodía de bambucos andinos y pasajes llaneros.

Pero seguramente las muestras más impactantes de la cultura venezolana de las que fuimos partícipes eran presentaciones musicales que preparábamos, mi papá tocando el cuatro y mi mamá las maracas, en las que interpretábamos piezas a varias voces - un pajarillo y algún bolero - para satisfacción nuestra y del público.

Cuando mi tía Ñana, artista por vocación y profesión, y Marielena, una prima por la rama paterna, viajaron hasta nuestra casa y se quedaron una temporada entera ampliamos aún más el repertorio. Ñanita nos enseñó la forma de elaborar unas máscaras carnavalescas hermosas con papel maché y montamos un baile de calipso que, sin ánimos de sonar pretencioso, se convirtió en toda una sensación en aquellos pueblos. Tanto fue así que las máscaras que elaboramos, que aunque bonitas tan poco es que eran la gran cosa, fueron expuestas durante un tiempo en la biblioteca pública de Amarillo cual si fueran obras de arte.

Supongo que esa gente del norte de Texas nunca había imaginado que el acto de bailar pudiera ser tan colorido y cadencioso.

Acá en Colombia quizás no tenga oportunidad de repetir experiencias artísticas como las que acabo de relatar, aunque hoy ocurrió algo singular que me hizo rememorar aquellos episodios de mi vida familiar.

Me encuentro dando algunas clases de inglés conversacional a grupos de estudiantes avanzados y, según habíamos acordado ya, la clase de hoy giró en torno a la música venezolana. Les comenté sobre la Onda Nueva de Aldemaro Romero y como este movimiento ha servido a lo largo de los años como referente para los innovadores del sonido nacional. Conversamos sobre los lazos musicales que existen entre los llanos de los dos países, de allí saltamos a la maestría de Cheo Hurtado y los tipos de bandolas que existen de acuerdo con las regiones de nuestra nación. Les di a escucha temas de Alfredo Naranjo, Huáscar Barrada y Guaco y quedaron extasiados. Hablamos de tamboras, furrucos, chimbangles y mandolinas y también lo hicimos de gaitas, guacharacas y otros elementos de la música colombiana.

Estudiando un poco acerca nuestras raíces sonoras y difundiendo su valor entre algunos conocidos, así sea empleando como excusa una clase de inglés (o de español ¿por qué no?) podemos convertirnos en excelentes embajadores de nuestro país más allá de las fronteras venezolanas.

jueves, 3 de abril de 2008

De las marcas en la tierra que Google Earth nos permite apreciar

Me acordé en estos días de Erich Von Daniken, un prolífico escrito suizo cuya obra se ha centrado en defender la hipótesis, sobre la base de sus apreciaciones personales del significado simbólico de artefactos arqueológicos, marcas sobre la superficie terrestre y antiguos monumentos naturales, de que el hombre es la creación de seres extraterrestres que han visitado la tierra. De más está decir que sus ideas no son muy bien vistas por la comunidad científica y religiosa.

Más allá de que estemos de acuerdo con sus planteamientos o no, lo que parece ser cierto es que las personas han tratado de comunicarse con los dioses en el firmamento, sea que viajen en ovnis, tengan chiva y estén sentados en un gran trono en el cielo o posean la forma de artefacto metálico con grandes lentes que espían la vida de nosotros los humanos.

En la antigüedad esos mensajes sólo podían ser observados por algún ser privilegiado capaz de alzar el vuelo y mirar desde arriba, pero hoy en día lo único que necesitas es tener un computador decente, instalar en él el programa Google Earth y contar con una buena conexión a Internet así como algo de curiosidad y tiempo libre.

Publico a continuación algunas capturas que obtuve navegando por Google Earth y que nos recuerdan esos mensajes terrestres dirigios a los dioses en el cielo:

1. Estas son una muestra de antiquísimas y misteriosas líneas de Nazca. Google Earth provee el contexto adecuado que te hace imaginar las gigantescas dimensiones de esas marcas sobre la tierra. También te deja pensando en lo mucho que estimaban los antiguos pobladores de Chile y Perú para ponerse a dibujar tantas líneas en ese peladero'e chivo.


Otra de las líneas y una de las más reconocidas del conjunto, el "colibrí", tal y como se puede apreciar en el computador.

Fotografía extraida de http://www.artehistoria.jcyl.es/civilizaciones/lugares/879.htm.

2. Esta hermosa figura recibe el nombre de "Caballo Blanco de Uffington" (Uffington White Horse). Se cree que es la figura gravada en una ladera más antigua en Gran Bretaña. Representa la figura estilizada de un caballo (algunos dicen que un dragón) y se estima su creación en el año 1000 AC, durante la edad de bronce.


3. Algunos mensajes modernos que apuntan al cielo son los famosos círculos de los cultivos (circle crops) que aparecen en medio de los campos de cereales en algunas partes del mundo. Se sabe de artistas cuyo lienzo es un gran pastizal y se dedican a elaborar intrincadas aplastando las espigas. Los entusiastas de la ufología señalan que algunos de estos patrones pueden ser obra de nuestros amigos del espacio exterior. Como quiera que sea, en Google Earth también se aprecian algunos ejemplos de estas creaciones sobre los campos.


El símbolo de Firefox, elaborado sobre una granja cerca de Portland, Oregon, EEUU.


4. Gigante de piedra enterrado en algún lugar de Inglaterra. La verdad es que todavía no sé bien de que se trata.



Puedes descargar archivos de lugares y capas descriptivas en Google Earth tales como los que señalé más arriba:

- Colección de cículos en los cultivos
http://bbs.keyhole.com/ubb/showflat.php/Cat/0/Number/175202

- Líneas de Nazca
http://www.gearthhacks.com/dlfile6087/Nazca-lines-overlay.htm

- Caballo Blanco de Uffington
http://googlesightseeing.com/2005/04/08/uffington-white-horse/

- Collección de sitios curiosos e interesantes en Google Earth
http://pcworld.about.com/od/mapping/.htm

- Conjunto de coordenas de rarezas y errores que se aprecian en el programa
http://www.podcastplayhouse.net/blog/2007/08/26/70/Your-Daily-Dose-of-Strange.html