miércoles, 28 de mayo de 2008

¿Qué pasaría en Venezuela si no existiera Pepeganga?

Éste era el slogan publicitario que empleaba cierta cadena de artículos de consumo en Venezuela dirigido a los estratos más bajos de la población. Siempre supuse que la idea detrás del lema era hacernos cree que, de no haber existido Pepeganga, los más pobres no habrían tenido oportunidad de comprar uniformes escolares o regalos navideños. No creo que esto sea cierto, pero en cualquier caso algo hubiera ocurrido, como mínimo no habría titulado este post como lo hice.

El ejemplo puede resultar tonto pero a mi particularmente me resulta útil a la hora de asimilar lo sencillo que es plantear escenarios mentales sobre situaciones más o menos complejas y, a partir de ellos, tratar de generar nuevos conocimientos.

Algunas de las técnicas tras es pensamiento lateral se fundamentan en ejercicios parecidos en los cuales debemos plantearnos preguntas de ese tipo. La técnica de la provocación emplea, como su nombre lo sugiere, frases provocativas para inducir la generación de ideas que puedan resultar provechosas. La técnica de la inversión comienza identificando la estructura real de una situación cualquiera, la cual se invierte en alguna de sus dimensiones: la secuencia en que se suceden las acciones, el resultado esperado, el entorno en que se desarrollan, etc.

Otro acercamiento práctico a este desbordamiento de la imaginación surge tras el concepto de los experimentos de pensamiento, que es precisamente de lo que estamos hablando: Un proceso en el que se emplean a priori situaciones ficticias para ayudarnos a entener el por qué detrás de las cosas sin necesidad de recurrir a métodos empíricos. Los experimentos de pensamiento, conocidos también como experimentos mentales, ocurren enteramente en el ámbito de nuestras mentes.

La física teórica, por nombrar una rama del saber, basa muchos de sus avances actuales en experimentos de pensamiento como cuando alguien se plantea que ocurrió un segundo después del Big Bang o que cosas pueden pasar dentro de un agujero negro. Sin embargo, los experimientos de pensamiento se emplean en otras muchas áreas de estudio que incluyen las ciencias políticas y militares, psicología, economía, leyes, epidemiología... y mercadeo.

Sí, el mercadeo, esa disciplina que estudia el comportamiento del mercado y los consumidores y que se vale de la publicidad para vender, entre otras cosas, uniformes escolares y regalos navideños en promoción.

Yo nunca lo había visto de esa forma pero ahora reconozco (no sin cierta satisfacción) que los publicistas de Pepeganga no sólo buscaban vendernos sus baratijas sino que también querían elevar el nivel intelectual de todos los venezolanos. Bien por ellos.

1 comentario:

Anónimo dijo...

Tengo entendido que el término PEPEGANGA hacia alusión al PETROLEO y que esa frase refería a la permanencia en el poder de Adecos y Copeyanos que turnaban sus gobiernos para no salir del gabinete. Nada distinto a lo que vivimos hoy día, el nacimiento de una nueva Burguesía que refuerza su permanencia en el poder... Eso solo es posible en un país cuya economía depende de la exportación de un único producto, llámese petroleo...QUE SERIA DE VENEZUELA SI NO EXISTIERA PETROLEO? QUE SERIA DE VENEZUELA SI NO EXISTIERA PEPEGANGA?