martes, 16 de septiembre de 2008

Cuando era feliz y no lo sabía...


Hace como 10 años, compartí un proyecto con una consultora de otra empresa con la que hice buena amistad durante un tiempo. 

Recuerdo que cada vez que ella me iba a contar algo que le había sucedido en la universidad o en la adolescencia, hacia una pequeña pausa y casi invariablemente hacía una expresión como de ligera tristeza y decía: "Cuando era feliz y no lo sabía..." y luego echaba el cuento... 

Como a los dos meses, luego de escuchar eso muchas veces le pregunte: "Que coño es eso de que cuando eras feliz y no lo sabías???" 

Ella con mucha tranquilidad me dijo: "Sabes, cuando yo estaba en la universidad me la pasaba amargada. Si mi novio no me saludaba con una sonrisa en la mañana, me amargaba todo el día. Si saludaba a otra mujer, me lo comía vivo y no le hablaba en todo el día o a veces hasta mas... por todo me amargaba y me hacia un rollo mental. 

Ahora, tengo 3x años, no tengo marido, tengo 2 hijos y dos trabajos para mantenerlos. Yo antes era feliz, lo que pasa es que no lo sabía" 

Esa conversación se me quedó grabada y hoy mirando unas cosas en Facebook me acorde de mi amiga. 

La verdad es que en esa época yo me la pasaba todo el tiempo concentrado en lo que yo llamaba "Proyecto de vida". Buscaba los precios de los apartamentos, de los carros que me gustaban, de las opciones de inversión, y como no podía lograr todo en el tiempo que en ese momento me parecía razonable, me amargaba. 

Un buen día me canse de tanta pensadera y me dedique a no preocuparme por nada. Salía con cuanta mujer podía, rumbeaba cada día que podía (y los que no también), fui muchísimas veces a la playa, y sin darme cuenta, conseguí un buen apartamento para alquilar en caracas, tuve mi primer carro y las cosas poco a poco fueron sucediendo. 

Hoy, cuando ando amargado porque no he podido vender el apartamento que la administradora se tardó 2 años y medio en entregarme, cuando la subida del precio del dólar me hace más difícil vender unos dólares que necesito cambiar. Cuando veo que los inmuebles tienen un precio ridículo casi prohibitivo, cuando necesito mudarme y a veces pareciera que no se va a poder, me encontré con un video que al menos me hizo reírme un poco. 

Como que voy a tener que relajarme un poco más (porque ahora después de casado ya no puedo andar saliendo con mujeres y rumbeando todos los días) y ponerme un poco de protector solar. 

Salud!


Tanos

3 comentarios:

nel dijo...

Este post me recuerda el libro de Cuando era feliz e indocumentado de el Gabo.

Salud

Consuelo dijo...

jE JE creo que lo voy a tomar personal, pues yo por estos dias ando como igual...

Amargada, con dos trabajos, sin carro y queriendo meterle platica a mi casa :S Creo entonces que mejor me relajo ;) Por donde empiezo?

Tanos dijo...

por ponerte protector solar, jeje