domingo, 8 de febrero de 2009

Érase una vez... el hombre


Una tarde de esas de bachillerato, mientras los muchachos esperábamos que transcurriera un caluroso bloque de horas libres antes de entrar nuevamente a clases, un grupo de amigos sin mayor oficio que esperar nos dio por hacer una lista de los dibujos animados que habíamos visto cuando éramos pequeños y ya después cuando estábamos más grandecitos. Al poco rato habíamos recopilado, aunque nos pareciera sorprendente entonces, un número que alcanzaba varios centenares de títulos distintos.

Fueron muchas las comiquitas con las que disfruté durante mi infancia (y muchas horas que transcurrieron frente al televisor). Algunas de ellas las recuerdo mejor que otras y en mi memoria destacan unas cuantas que me marcaron por uno u otro motivo. "Érase una vez... el hombre" es una de estas singularidades. Me parecía cautivante ese tono misterioso, casi épico que provenía de la pieza introductoria, a Tocata y fuga en re menor BWV 565 del compositor barroco Johan Sebastian Bach.

Recuerdo la fascinación que me producían esas rápidas imágenes de la introducción: El big bang, el caldo de cultivo desde donde se cree cuajó la vida original, la evolución de las especies y la transformación del hombre, desde un ser primitivo hasta la criatura moderna de navega sobre vehículos voladores. Los cuadros finales, en los que un puñado de astronautas se subían corriendo a un cohete espacial y abandonaban el planeta justo antes de que éste desapareciera bajo el estallido del holocausto nuclear eran particularmente impresionantes y reflejan una intención crítica difícilmente igualada en alguna otra serie infantil de esa época o las que le siguieron.

A propósito de esta serie, Wikipedia señala:
Érase una vez... el hombre (en francés: Il était une fois... l'Homme) fue una serie de televisión animada francesa de 26 episodios con una duración de unos 25 minutos (cada uno). Fue creada por Albert Barillé en los estudios Procidis y difundida por la cadena France 3 a partir de 1978. Material educativo ilustrado para que los pequeños descubran el origen del hombre y los grandes acontecimientos históricos. También participaron en la realización de esta serie Alemania, Bélgica, Canadá, España, Israel, Italia, Japón, Noruega, Países Bajos, Suecia y Suiza.
Hace poco tiempo me enteré de que existía una serie animada relacionada con la otra titulada "Érase una vez... la vida" que fue transmitida acá en Colombia y de la que mi esposa tiene recuerdos estupendos de cuando era niña. Indagando un poco supe que la serie "Érase una vez" incluye otros títulos sobre temas como el espacio, los inventores y la ciencia.

¿No sería interesante desempolvar esas producciones animadas y transmitirlas de nuevo para el disfrute de los niños de hoy en día? Seguramente les pudieran resultar tan entretenidas y educativas como lo fueron para la gente de nuestra generación.


2 comentarios:

Waiting for Godot dijo...

En españa te venden la serie entera para los que son padres y la vieron de pequeños se las pongan a sus hijos. Besos.

antesdelunes dijo...

Hola waiting. Sí por ahí vi en Internet que los dvd's están a la venta. Tengo ganas de buscarlos para ponérselos a Camila. Besos para ti.