viernes, 6 de febrero de 2009

Más le hubiera valido lavar miles de millones de pesos

Leyendo la versión digital de el diario El Tiempo me tropiezo, en la misma edición, con dos noticias que revelan las tristes paradojas de la "justicia" que se imparte en estos países nuestros, tan jodidos que están:

Aunque Daniel Ángel Rueda y Margarita Pabón reiteraron que aceptan preacuerdo con la Fiscalía y reconocen que lavaron activos, solo hasta el próximo martes se conocerá si juez acepta el arreglo.
La pena sería de la mitad de la que les aplicarían si no hubieran colaborado con la justicia: estarían 53 meses en prisión (cuatro años y cuatro meses), en caso de que el juez Carlos Enrique Tobón no encuentre ningún tipo de reparo.
Recordemos que David Murcia Guzmán fue la cabeza detrás de la empresa captadora de dinero DMG, la cual funcionaba bajo un esquema de negocio piramidal. Daniel Ángel Rueda era el "manager" de David Murcia, quien le ayudaba conseguir clientes de alto perfil y Margarita Pabón era la abogada. Básicamente los dos se declararon culpables de ayudar a lavar miles de millones de pesos y de colaborar en la conformación de una organización criminal internacional.


Un hombre de 23 años, condenado a 48 meses de detención domiciliaria por comprar 16 cedés piratas de música, portará el dispositivo mientras termina de cumplir su pena.
Esta persona, cuya identidad no fue revelada, fue condenada el 26 de marzo de 2007 en Valledupar, y ya cumplió los primeros 16 meses de su sanción.
Gracias al brazalete, que cuenta con un dispositivo de posicionamiento global, GPS, este hombre podrá desplazarse desde su residencia en la localidad de Suba a una panadería de la calle 170 con carrera 19, en el norte de Bogotá, donde trabajará.
El artículo señala que esto de los brazaletes es una medida para ayudar a descongestionar las cárceles, de allí que el "delincuente" pueda movilizarse hasta su sitio de trabajo. Si no fuera por la tecnología también tendría que estar encerrado cinco menos que los socios de David Murcia Guzmán... y todo por 16 piches cds.

Más le hubiera valido lavar miles de millones de pesos y colaborar en la conformación de una organización criminal internacional... por lo menos le quedaba el saborcito de que hizo algo bien malo en verdad.

2 comentarios:

Mariale divagando dijo...

Esas cosas ilógicas que ocurren...

antesdelunes dijo...

Hola Mariale. Pues sí... es en momentos así que a veces me provoca estudiar leyes, no tanto por ejercerla sino por sentirme un poco más tranquilo.