sábado, 13 de febrero de 2010

Sexo seguro...


Se dice fácil, pero la verdad es que al calor del momento, hay que tener mucha fuerza de voluntad para quitar las manos del compañer@ del momento y colocarse un preservativo.

Yo mismo en mi "primera vez" pasé por alto ese detalle. Por suerte no hubo efectos secundarios (ni embarazo ni alguna ETS).

Esto viene a propósito de un video que ví en youtube, que me hizo recordar esas anecdotas y que quise compartir con uds.

Fracktal