lunes, 26 de septiembre de 2011

Del cuento de hada a la especulación científica a la realidad

"En un cuento de hadas podrían utilizarse mi catálogo de subastas, así como la máquina de traducir y los hombres dobles en los que una especie de cuco instalado en sus cabezas dice siempre lo que piensan mientras sus bocas hablan. También un tubo acústico que lleve la voz hasta el que debe escucharla, aunque se hable en voz muy baja."

Georg Christoph Lichtenber. Escritor y científico alemán. Ca. 1793

jueves, 22 de septiembre de 2011

(30 libros) 2. Uno que tardó mucho en leer. Las Memorias de Adriano - Margarite Yourcenar

Marguerite Yourcenar es el pseudónimo de la escritora francesa Marguerite Cleenewerck de Crayencour, cuya obra, ampliamente reconocida, le valió para ser elegida como la primera mujer miembro de número de la Academia francesa.

Y sí, escribe bonito, no pongo en duda que algunos pasajes de sus obras, prácticamente todos ellos, son realmente hermosos, cargados de imágenes y metáforas y alegorías. Para mi gusto, este excesivo adorno y elocuencia vuelve somnífero el ritmo de su prosa.

Tuve que hacer un esfuerzo grande para terminar Las Memorias de Adriano. Por esa época, tenía que tomar el metro para ir hasta el lugar donde dictaba clases. Cada viaje de ida o de regreso eran 45 minutos aprovechables para la lectura pero los avances en la obra eran siempre mínimos (cuando me decidía a cargar conmigo este libro y no otro).

Al principio pensaba que era un asunto propio de Las Memorias de Adriano, tratándose de las melancólicas reflexiones de un hombre que se sabe próximo a la muerte, pero después con Opus Nigrum me pasó igual, así que supuse que quizás debía esperar algunos años hasta que bajen un poco el número de revoluciones de mi reloj interno para poder apreciar el verdadero encanto de Yourcenar.

miércoles, 21 de septiembre de 2011

En defensa del conuco (parte 3): Auge, crisis y transformación del kibutz como modelo de referencia

Hace algún tiempo escribí un par de artículos en este blog en donde exponía mi defensa del conuco (la chacra, la granja). Los puntos que traté entonces pueden resumirse así:
  1. Los sistemas de explotación agropecuarios industrializados que en la actualidad proveen los alimentos para la mayoría de la gente tienen como efectos secundarios un conjunto amplio de problemas relacionados con la generación y manejo de los desechos, desforestación y desertización de grandes extensiones de tierras y despilfarro de recursos energéticos.
  2. En Venezuela, país con un porcentaje de población urbana es mayor al 90%, la figura de las pequeñas unidades de producción agropecuaria se desdeña. El "conuco", tal y como se nos enseña desde la escuela, se asocia con agricultura de subsistencia y con prácticas nocivas al ambiente como la "tala y quema".
  3. La agricultura en pequeña escala es un mecanismo que sirve para mejorar la calidad de vida de muchas personas puesto que provee alimentación y empleo.
  4. De forma conjunta, grupos organizados de pequeños productores pueden generar excedentes aprovechables de forma industrial y semi-industrial.
  5. La agricultura en pequeña escala a través de granjas integrales (conucos) tiene amplios beneficios adicionales: preservación de la biodiversidad, protección de bosques y suelos, descongestionamiento de las ciudades, reducción de la basura, entre otros.
Sé que a muchas personas no termina de sonarle la idea y es bastante lógico.

Hace algún tiempo mi papá y yo trabajamos en un proyecto conjunto para la elaboración de alimentos balanceados para animales con materias primas locales. La idea detrás del proyecto, aunque pueda parecer mentira, es un concepto bastante innovador por cuestiones propias de cómo está estructurado el mercado en Venezuela. Uno de los grandes retos consistía precisamente en conseguir esas materias primas locales por lo que se hacían propuestas para la siembra y cosecha de tal o tal rubro que muchos productores no estaban dispuestos si quiera a considerar. Incluso entre los trabajadores del campo hay que respetar la vocación productiva.

Que decir entonces del venezolano medio que tiene enquistado en su cabeza el paradigma de las enormes plantaciones tecnificadas que producen eficientemente la comida que hemos de comer en nuestros citadinos hogares. Si no hay un trabajo importante de educación para empezar a transformar estas ideas arraigadas difícilmente puede empezarse a pensar en la viabilidad de convertir los conucos en una fuente de riqueza para el país y convencer a un grupo significativo de personas de dedicarse a labores de producción agrícola y hacerlo por convencimiento y vocación propias.

Habría que empezar buscando casos de éxito que puedan ser emulados y se me ocurrió que debería hacer referencia al kibutz, un modelo de comunas agrícolas que se originaron en Israel y que han ejercido un papel fundamental en el desarrollo del Estado tanto económica como socio-políticamente hablando.

Luego de la segunda guerra mundial, los pioneros judíos que se establecieron en el recién creado Estado de Israel comenzaron a agruparse en comunas agrícolas colonizadoras para transformar la tierra pero también para ejercer la soberanía sobre ella. Estos primeros kibutzim funcionaron bajo un esquema estrictamente socialista. Las comunidades operaban bajo un modelo de democracia directa; el reparto de los obligaciones y beneficios se hacía bajo el principio "de cada cual conforme a sus posibilidades, a cada cual conforme a sus necesidades"; el trabajo manual en sí mismo era una fuente de auto-realización y afirmación de su compromiso con la sociedad.

De más está decir que fuerte compromiso ideológico, fortalecido por la idea misma de tener una nación propia, fue la permitió el desarrollo de los kibutzim, aunque es importante aclarar que no todas las iniciativas fueron exitosas y muchas de ellas simplemente se disolvieron.

Décadas después ocurrió una crisis importante del modelo en la que comenzaron a revaluarse el rol de los miembros dentro de la comuna, su papel como entes productivos y generadores de riqueza, el grado de libertad individual y económica, e incluso la efectividad de la democracia directa versus la democracia representativa. Esto coincidió con el ascenso mundial de la derecha y el neoliberalismo a finales de los 70 y principios de los 80 (Reagan en EEUU, Thatcher en el Reino Unido, Menájem Beguim y el partido Likud en Israel).

De esta crisis, que se extendió por muchos años, surgieron corrientes distintas en la implantación del modelo, en un extremo de las cuales está el kibutz ortodoxo que propugna los valores tradicionales socialistas como esencia misma de la comunidad, y en el otro el kibutz absolutamente privatizado donde la cohesión social es casi inexistente. Las kibutzim que pertenecen a esta última corriente, hay que decirlo, lo más seguro es que dejen de serlo del todo en un futuro más o menos cercano.

Ahora bien, más allá de las diferencias operativas y las discusiones ideológicas que puedan darse en torno al funcionamiento de una comunidad agrícola como el kibutz, a su vez conformada por núcleos más pequeños de producción agrícolas (que yo he denominado conucos pero que usted puede nombrar como desee) hay distintos elementos comunes y beneficios que son innegables:

Generación de riqueza y seguridad alimentaria
La contribución de los kibutzim a la producción del país, tanto en la agricultura (33 por ciento de la producción agropecuaria) como en la industria (6,3 por ciento de los productos manufacturados) es mucho mayor que su proporción de la población (2,5 por ciento).

En los últimos años, un número cada vez mayor de kibutzim se han transformado en centros turísticos, con servicios recreativos, tales como hospederías, piletas de natación, facilidades de equitación, canchas de tenis, museos, granjas de animales exóticos y parque acuáticos para el visitante israelí y los turistas extranjeros.
Tomando en cuenta todos estos factores, las diferentes corrientes coinciden en que la calidad de vida en su sentido más amplio se obtiene a través de la vida en comunidad, y un equilibrio correcto entre el área comunal y la personal, aunque difieren en los grados de equilibrio posibles o permitidos, especialmente en el nivel económico. Es posible decir que el kibutz ha dejado de intentar la concreción del socialismo (a nivel nacional) para centrarse en el “comunitarismo” a nivel local.

La comunidad del kibutz abarca y es responsable por todos los órdenes de la vida: economía, sociedad, educación, salud, cultura y esparcimiento, medio ambiente, y sucesivamente, mientras que el miembro o generalmente el núcleo familiar, es responsable de elegir el balance adecuado para sí mismo en las distintas etapas de la vida.
De forma adecuadamente estructurada contribuirían a mejorar muchos otros problemas que anteriormente había señalado: descongestionamiento de ciudades, consumo energético, gestión de desechos, agricultura sustentable y protección de la biodiversidad. Incluso me atrevería a añadir un beneficio potencial que aplica concretamente al caso venezolano:

El escritor, psicólogo e historiador Francisco Herrera Luque propuso en uno de los episodios de sus Historias Fabuladas que un buen mecanismo para el ejercicio de la soberanía nacional era a través de la población de las fronteras. En el caso de los kibutzim, fueron inmigrantes europeos los que establecieron colonias agropecuarias permanentes que ampliaron y dinamizaron las fronteras israelíes. Herrera Luque, por su parte, propuso que en primera instancia estas colonias se crearan a partir del traslado de la población carcelaria nacional a pequeños poblados en los límites con Guyana y Brasil que ayude a consolidar el control de Venezuela sobre sus fronteras.

martes, 20 de septiembre de 2011

Prefiero pedirte que robarte... o de donde aprenden los parceros sus malas mañas

Caminado un domingo por la tarde junto a mi familia en una calle cercana al estadio de futbol Atanasio Girardot de la ciudad de Medellín, se nos acercaron un par de muchachos vestidos con camisetas color verde y blanco, los colores tradicionales del equipo local el Atlético Nacional.

Uno de ellos me pidió algo de dinero para completar el costo de la entrada del partido que estaba por empezar, rematando con la frase "prefiero perdirte que robarte".

Yo le respondí al chantaje con una sonrisa - "que va parcero, ahorita no hay". El encuentro no duró más que ese instante, aunque seguí conversando un buen rato con mi esposa sobre el fútbol, sus fanáticos y sus falsas dicotomías. Bromeando de forma muy seria le comenté lo que pudiera parecer obvio: que yo no prefería ninguna de las dos cosas, tener que regalar mi dinero o que me lo quitaran por la fuerza.

No puede evitar acordarme de esa anécdota después de que leí esta mañana las cínicas declaraciones del Presidente del Senado colombiano Juan Manuel Corzo al defender, en función de la majestad de ciertos cargos públicos, la restitución de un millonario subsido por consumo de gasolina - "Prefiero no robar al Estado y que me paguen la gasolina".

¿O sea que si no había subsidio de gasolina se iba a poner a robar? ¿o será que lo pensaba hacer de antemano sólo por si acaso? ¿quiénes son esos pendejos que le tienen que pagar la gasolina? ¿y por qué no pueden esos pendejos decir "prefiero no quedarme gratis con el apartamento y que me paguen las cuotas de la hipoteca", por ejemplo?

Más interesante aún son las declaraciones que antes había hecho el Senador Corzo defendiendo la restitución del subsidio:
"Es imposible sostener dos carros y tener gasolina para los dos" aseveró quejándose de que igual a él, había otros congresistas que además tenían dos casas y debían pagar arriendos.
Daría hasta risa sino fuera por lo vergonzoso que resulta la frase en boca de alguien cuyo salario, sin contar beneficios y prebendas adicionales, está por encima de los 16 millones mensuales.

He allí señores de donde aprenden los parceritos del Atlético Nacional sus malas mañas.



jueves, 15 de septiembre de 2011

La psicohistoria de Asimov y las profecías autocumplidas de un destino impuesto

De las aportaciones que Isaac Asimov hizo a la ciencia ficción hay algunos conceptos que sobresalen de forma particular. El más conocido quizás es el compendido de las tres leyes de la robótica, luego complementada por la ley zeroth, marco normativo para el funcionamiento de robots inteligentes al servicio de la humanidad. El segundo de ellos, no menos importante al servir hilo conductual de gran parte de la saga de Fundación, es la psicohistoria:
"una combinación de historia, psicología y estadística matemática para calcular el comportamiento estadístico de poblaciones extremadamente grandes de personas, como el Imperio Galáctico."
En las novelas de la trilogía de Fundación, era posible predecir con gran acierto el devenir de grandes cambios sociales a través de esta nueva disciplina, que habría de ser desarrollada por un científico de nombre Hari Seldon. Seldon formuló sus teoremas y modelos estadísticos sobre la base de un par de premisas: que la población fuera suficientemente grande (que se cumplía de sobra en un momento en que la humanidad se había esparcido por miles de planetas en toda la galaxia) y que los humanos actuaran sin saber sobre la psicohistoria misma (para que ésta no influyera en los acontecimientos al modificar el comportamiento estadísticamente normal de las poblaciones).

Si bien la psicohistoria en este contexto no deja de ser un siemple elemento de especulación científica, no deja de sorprenderme la capacidad prospectiva de los escritores de ciencia ficción, al prever de forma bastante acertada elementos de la vida futura (y ojo, que estamos hablando de que Asimov escribió Fundación en los años cincuenta). Traduzco para ustedes un extracto de una nota de prensa de Al-Jazeera que leí recientemente:
La división de investigaciones de un organismo de inteligencia estadounidense ha comenzado recientemente un proyecto para usar datos provenientes de redes sociales, incluído Twitter, para monitorear y predecir cambios a nivel social tales como movimientos políticos, transformaciones económicas y otros indicadores.

La llamada Intelligence Advanced Research Projects Activity (también conocida como Iarpa) ha diseñado el proyecto y está actualmente solicitando propuestas de potenciales vendedores.

El programa propuesto... hará minado de datos disponibles de forma pública provenientes de "búsquedas web, blogs, micro-blogs, tráfico de internet, mercados financieros, tráfico de cámaras webmarkets, ediciones a artículos de wikipedia, entre otros" y luego usar estos datos para predecir tendencias.
La técnica de análisis de datos que habrá de emplear esta herramienta se conoce como minería de datos, la cual se utiliza en sistemas de soporte de decisiones (inteligencia artificial, inteligencia de negocios) para descubrir nuevos patrones a partir de grandes volúmenes de datos. Quizás no sea una coincidencia tan sorprendente que la similitud de la minería de datos con la psicohistoria no se detenga en el hecho predictivo sino también en el tamaño de la población a estudiar.

Pero yo me atrevería a ir más allá. La otra premisa del teorema de la psicohistoria de Asimov es que las personas deben ser ignorantes del proceso para que los hechos se resuelvan por sí solos en momentos coyunturales denominados "crisis Seldon".

Acá pareciera haber una contradicción en las argumentaciones del escritor, pues la realidad es que si la masa es ignorante el sistema puede ser manipulado. Así lo dejó claro el mismo Asimov desde las precuelas de la saga (en Robots del Amanecer, Robots e Imperio y obras posteriores), en donde le dio un lugar preponderante a R. Daneel Olivaw y sus poderes mentales como medio para canalizar el plan de expansión galáctica de la humanidad.

De la misma forma un programa inteligente que identifique tendencias sociales débiles puede trabajar para amplificarlas y darles fuerza. De hecho, ya se ha revelado la existencia de sofisticado software que sirve para manipular las redes sociales y tratar de influenciar las conversaciones en función de los intereses estadounidenses.

De la misma forma, la historia nos ha mostrado como cadenas "noticiosas" generan contenido para configurar la opinión pública, que van desde las manipulaciones William Randolph Hearst y Joseph Pulitzer para conseguir apoyo a la guerra entre EEUU y España hasta casos más recientes como el conflicto armado entre Georgia y Rusia y la guerra civil en Libia.

La opinión pública suele ser bastante estúpida, y no lo digo por su ignorancia sino por su incapacidad para salirse de sus ideas preconcebidas y su falta de análisis crítico. Me temo que la psicohistoria de Asimov no sólo resultará ser cierta sino que terminará revelando las profecías autocumplidas de un destino impuesto.

Edit 21/09/2011: Correcciones varias de ortografía, estilo y modificación de un par de líneas que no quedaban claras.

martes, 13 de septiembre de 2011

(30 libros) 1. Uno que leyó de una sentada. La prisión de la libertad de Michael Ende

"La prisión de la libertad" de Michael Ende lo leí, más que de una sentada, de una "acostada".

Uno de mis malos hábitos es revisar las bibliotecas de las casas que visito. Al regreso de un paseo que hicimos un grupo a una espectacular finca en La Musuy, terminé hospedándome en casa de una pana en la ciudad de Mérida, como escala previa a mi viaje de vuelta a mi hogar.

Antes de acostarme le pedí que me recomendara algo ligero de la biblioteca que comencé a hurgar y fue cuando me prestó "La prisión de la libertad", el primero de varios libros de Ende que tuve la ocasión de leer después. A sabiendas de que tendría algunas horas de sueño aseguradas al día siguiente no me quedé dormido hasta acabar los ocho relatos de fantasía. Me gustaron todos pero "Las catacumbas de Misraim" me dejó pensando mucho tiempo después.

Supe en esa ocasión que mi amigo, entonces estudiante de química de la Universidad de Los Andes, era aficionado a la lectura y le faltaba su tesis de grado. Para agradecer su hospitalidad le regalé en una ocasión posterior un libro que me pareció apropiado: "El tío Petros y la conjetura de Goldbach" de Apostolos Doxiadis, libro que por cierto, y si mal no recuerdo, también leí de una sentada.

viernes, 9 de septiembre de 2011

Buena música para escuchar: arpas y Jazz

Hubo un momento en mi vida en el que me sentí muy solo, por circunstancias particulares de mi ritmo de vida y de trabajo. Mi forma de entretenimiento por esa época era escuchar música todo el día, en las largas jornadas en mi carro y luego en la noche, cuando regresaba a dormir.

Por esa época estaba en periodo de prueba cierta emisora de radio especializada en jazz, lo cual resultaba fantástico por la ausencia de comentarios o comerciales. Una de esas noches en que trataba de encontrar la tranquilidad pasajera del sueño escuché una melodía en la que predominaba el arpa que me dejó con la boca abierta. El sonido del arpa me ha fascinado desde niño (en algún momento escribí por acá alguna entrada sobre Andreas Vollenweider).

Día tras día sintonicé la emisora para oírla de nuevo y de hecho lo hice, así como un par de temas más que estoy seguro pertenecían a la misma producción, pero nunca supe su nombre o autor por la misma razón, desafortunada en este caso, de la ausencia de comentarios.

Una década después no he podido dar con la canción, que recuerdo perfectamente en mi cabeza, incluso tras haber hecho indagaciones serias para tratar de hallar un tema instrumental de crossover jazz con un swing latinoso, anterior al año 2001, que coincida con lo que recuerdo. En cambio tuve la oportunidad de conseguir otros arpistas ejecutantes de jazz que bien hicieron que valiera la pena la no tan infructuosa búsqueda.

Dorothy Ashby
Nació en Detroit en 1936. Como suele pasar con muchos de estos artistas nació en el seno de una familia fuertemente influenciada por la música. Su padre, Wilie Thomson era un guitarrista y en la casa de éste coincidía con otros músicos jazzistas. Dorothy Ashby estudió música y aprendió varios instrumentos, entre ellos el piano, el saxofón y el contrabajo, antes de especializarse en el arpa, cuya ejecución le otorgaría sus mayores éxitos.

Puede distinguirse distintas etapas en su producción artística. La primera de ellas en los discos que produjo con las productoras discográficas Prestige y Atlantic, donde prevalece el hard bop. Una muestra es este tema fabuloso Essence of Sapphire del álbum The Fantastic Jazz Harp of Dorothy Ashby.


Otra segunda etapa donde prevalece el bebop, el soul jazz y el funk e incorpora elementos de viento metal y alguna instrumentación más exótica. A esta etapa pertenecen los discos Afroharping y The Rubaiyat Of Dorothy Ashby que es absolutamente halucinógeno. Acá Ashby también canta y toca el koto, un arpa tradicional japonesa. Les dejo como muestra Myself When Young, una canción que es vitamina pura para el cerebro.



Edgar Castañeda
Es un arpista colombiano radicado en New York por quien siento un respeto por partida doble, primero por ser un magnífico ejecutante del arpa y compositor de jazz, y luego porque se inició en el joropo y la música de los llanos colombo-venezolanos, lo cual se aprecia en el uso de la temática de sus canciones, el uso frecuente de ritmos ternarios (el 6/8, ritmo del joropo, es una de mis fijaciones musicales), en la técnica que a veces se asemeja al charrasqueo del cuatro y en el bordoneo recio de sus solos.

Edgar Castañeda lidera un trío de jazz homónimo que comparte con el trombonista Marshall Gilkes y el percusionista Dave Sillima. Les dejo el tema Afro Seis de su disco Entre Cuerdas


Además esta presentación en vivo del tema Entre Cuerdas del mismo album (desafortunadamente picada en dos partes por restricciones de tiempo de Youtube). Precisamente en la segunda parte del video se escucha el solo de arpa de Edmar donde se aprecia, alrededor del minuto 1:00 una quirpa bien envenenada y luego en el minuto 1:50 un pajarillo. Absolutamente recomendable.




En internet se consiguen temas de jazz de otros arpistas, desde los pioneros Corky Hale, Christa Grix, Casper Reardon y Adele Girard, hast intérpretes más recientes como Jakez Francois y sus versiones de temas clásicos de Paul Desmond, Thelonious Monk y Henry Mancini.

Les dejo por último a éste último señor interpretando Take Five de Paul Desmond en su época con el Dave Brubeck Quartet.

miércoles, 7 de septiembre de 2011

Por qué los ricos quieren pagar más impuestos II (y de paso por qué #ligademierda se volvió un trending topic en twitter)

En un post anterior comentábamos la primera de las razones por las cuales millonarios en varios países del mundo están solicitando a sus gobiernos que les cobren más impuestos, que tiene que ver con la importancia de que exista una clase media fuerte que impulse la demanda agregada y haga correr el motor de la economía.

Hay una segunda razón asociada a la primera y tiene que ver con el concepto sociológico de la movilidad social vertical.

La dinámica de las sociedades modernas agrupa a los individuos en distintos estratos. Los individuos de un mismo estrato poseen niveles socio-económicos similares y generalmente ocupan funciones productivas también similares. Existen posibilidades para que las personas asciendan de estrato social, la educación siendo una de ellas, aunque en tiempos recientes la profesionalización de las actividades deportivas así como la industria musical y del entretenimiento (incluyendo farándula, reality shows y pornografía) han constituido medios cada vez más apetecidos para escalar posiciones.

Las sociedades más desarrolladas deberían, en teoría, alentar la movilidad con base a los méritos personales: si estudias y trabajas más podrás salir adelante y tener una bonita esposa, un bonito carro y una bonita casa en los suburbios; eres un vago bueno para nada no tendrás nada y vivirás en una chabola maloliente... Es el principio detrás del sueño americano (estadounidense): "esta idea... se refiere a que la prosperidad depende de las habilidades de uno y de su trabajo, no en un sentido rígido de jerarquía social". La cuestión es mucho más compleja tanto en la teoría como en la práctica, por supuesto.

Lo verdaderamente importante es que, para efectos de la salud de la misma sociedad y su funcionamiento articulado, es necesario que las personas mantengan la esperanza de poder salir de abajo, no en los cielos después de muertos, sino acá en la Tierra mientras todavía estamos vivos. Cuando la gente ya no tiene nada que perder entonces ocurren cosas como estas:

procesos de rebelión social que traen consigo volatibilidad e incertidumbre en el mejor de los casos; destrucción, caos y muerte en el peor de ellos. Los ricos saben, que ya habíamos quedado que no eran tontos, saben que es mejor sacrificar parte de sus ingresos si esto ayuda a reducir las tensiones sociales que eventualmente puedan representar costos mucho más altos para sus negocios.

La desigualdad y la pobreza se han incrementado en años recientes (ver muestras de informes al respecto acá y acá) y hay numerosos ejemplos de que la olla está acumulando presión: alzamientos en países árabes, protestas en China, indignados acampando en Europa, adolescentes saqueando y quemando carros en Inglaterra. Yo voy a utilizar otro ejemplo quizás menos trascendente pero igual de ilustrativo: la Liga Española de fútbol.

Los dos más grandes equipos en España son, como probablemente ya lo sepa, el Real Madrid y el Barcelona. Ambos cuentan con la mayor base de seguidores, el mayor número de títulos ganados y las plantillas más fuertes, aparte de los presupuestos más abultados.

Los directivos y seguidores de otros equipos han empezado a manifestar con fuerza su descontento por la forma como se maneja la liga, aduciendo razones diversas: El cobro del canon a las emisoras de radio por transmitir en directo desde los estadios, la asignación de horarios y fechas de juegos, los fallos arbitrales, etc. Pero el centro del debate se encuentra el tema presupuestal, aunque este igual afecta los otros asuntos:
Los clubes usan el dinero que les dan las televisiones para reforzar las plantillas. En nuestra Liga, llamada "la mejor Liga del mundo" el reparto de este dinero entre los clubes es de una desproporcionalidad vergonzosa. Mientras que Barcelona y Real Madrid reciben 142 millones por este concepto, hay hasta 10 equipos que reciben más de 10 veces menos que los dos "grandes".
...
Mientras que aquí la diferencia entre Madrid y Barcelona (que son los que más ingresan por este concepto) y el Rayo (que es el menos ingresa) es de 132 millones de €, en Inglaterra el reparto es mucho más equitativo. La pasada temporada el Manchester United fué el club de la Premier que más ingresó por los derechos televisivos, 68,2 millones de euros. El Blackpool, que fué el que menos ingresó, recibió 44 millones de euros, sólo 24,2 millones menos que los "reds". Los datos saltan a la vista.
Si no queremos que nuestra Liga pierda todo su interés y se convierta aún más en un torneo entre Real Madrid y Barcelona donde los demás sólo recojamos sus migajas, se debería poner freno a este despropósito. Porque, ¿qué aficionado va a pagar por ir al Estadio a ver a su equipo recibir una soberana paliza? ¿Quién va a comprar un partido para ver a su equipo destrozado ante los dos "grandes"?
El presidente del Sevilla, José María del Nido, expresó en días pasados "Nuestra liga no es la mayor porquería del Europa, sino del mundo", lo que originó una ola de respuestas, muchas a favor y otras en contra, en los medios sociales. De sus allí surgió el hashtag #ligademierda que llegó a ser trending topic (TT) en Twitter y que aún cuenta con muchas referencias.

¿En qué desembocará este asunto? No lo sé, pero es un ejercicio interesante imaginarse qué podría pasar si los otros 18 equipos deciden tomar acciones drásticas ¿suspensión de la Liga? ¿boicott a los partidos del Madrid y al Barcelona enviando plantillas de segunda o de tercera? ¿presiones para establecer topes salariales y límites por traspasos? Como decía anteriormente, quizás sea mejor para estos dos equipos sacrificar parte de sus ingresos si esto ayudase a reducir las tensiones sociales que eventualmente puedan representar costos mucho más altos para sus propios negocios.

Hay una última cosa que me ha llamado la atención sobre el asunto de los presupuestos. Es cierto que en Inglaterra el reparto de los ingresos entre equipos es más equitativo pero igual son dos los que se llevan siempre los máximos honores: Chelsea y Manchester United. De hecho, en los últimos 15 años estos dos equipos han ganado la Premier League 13 veces (el Arsenal lo ha hecho en dos ocasiones).

Pudiera pensar uno que en última instancia no se trata si quiera de ganar o perder la liga, habida cuenta de que, incluso con repartos más equitativos de los ingresos publicitarios, el Madrid y el Barça probablemente continuarán siendo los reyes de la Liga. El problema está en que a nadie le gusta ir a competir a sabiendas de que de antemano será un perdedor. Lo mismo que en la vida cotidiana: a nadie le gusta vivir en sociedades en las que sabe que nunca tendrá la oportunidad de salir de abajo.

El capitalismo como sistema viable requiere mantener a toda costa la esperanza de la movilidad vertical.

domingo, 4 de septiembre de 2011

Bubblegum Octopus

Matt Morden es un músico al que respeto, primero por su casi ingenua audacia musical. Luego, por la progresión reciente de su obra experimental. También porque es un tipo verdaderamente apasionado por lo que hace.

Morden, mejor conocido por su proyecto Bubblegum Octopus, hace una música dentro de un género que a la a usted probablemente le parezca asquerosa: el nintendocore, (él prefiere el término spazzpop) una mezcla escalofríante de metalcore (ritmos super rápidos de punk hardcore con voces guturales) y chiptunes (música de 8 bits propia de los videojuegos de los 80s y principios de los 90s).

Su primera producción titulada 8-legged Dance Moves es una recopilación de demos, cuando menos curiosos. Mas bien desconcertantes, de hecho, la primera vez que escuché un tema suyo, Meow Flute para ser exactos, no pude evitar reirme de lo absurdo del sonido, con esas transiciones locas entre los falsetos y la voz podrida y lo pavoso de los ritmos del beatbox.

Bubblegum Octopus - Meow Flute


Por esa época salió una pequeña entrevista en Youtube donde Morden hablaba de su pasado e influencias musicales así como la precariedad de su trabajo como músico independiente, exponente de un género tan sui generis. Debo admitir que me dio un como cosa con el tipo...

Bubblegum Octopus - 8-Legged Interview


Este año salió el segundo album de Bubblegum Octopus titulado Bad Happy, el cual me sorprendió y de forma grata (de repente se deba a que mi cerebro ya de por sí está bastante envenenado). Lo cierto es que Bad Happy es una producción mucho más estructurada, en la que se aprecia un trabajo más refinado rítmica y vocalmente hablando, con programaciones inteligentes de percusión, melodías y efectos en capas múltiples y una variedad de ritmos (en el marco loco de la música de 8 bits y el hardcore ya mencionado) que oscilan entre el dance-pop (Resting in the Valley Forever), el metal progresivo (Floor of Worlds) y el synth-funk (Loud Noise in my Room) .

Aparentemente a Bubblegum Octopus le está yendo bastante mejor en cuanto a la difusión de su obra y sus presentaciones en vivo, de acuerdo con los anuncios en su fanpage de Facebook. Me gustaría que lo "descubriera" Thom Yorke o Flying Lotus o algún otro productor de renombre que le de un empujón y le de si quiera un poquito de la notoriedad tanto artista mediocre que abunda por ahí.

Les dejo dos de los temas que más me gustan de su última producción.

Bubblegum Octopus - Loud Noise in my Room


Bubblegum Octopus - Tubulidentata


jueves, 1 de septiembre de 2011

Por qué los ricos quieren pagar más impuestos (I)

Si usted sigue la prensa internacional, seguramente haya leido alguna nota relativa a la petición de millonarios en distintos países pidiendo que les subieran los impuestos.

Le pongo algunos ejemplos:
Medio centenar de millonarios alemanes piden pagar más impuestos
Millonarios de Francia piden a Gobierno que les suban impuestos
Millonarios estadounidense piden a Obama que los “dejen de mimar”

Quizás usted haya pensado ¿Esta gente es tonta que quiere que le cobren más? ¿O será que se están volviendo socialistas y quieren que se distribuya más equitativamente la riqueza?

Aunque usted no lo crea no se trata de tontería (no es precisamente por tontos que son millonarios) sino más bien un poco por lo segundo. Les copio un fragmento de una entrevista que le hiciera el Walll Street Journal a Nouriel Roubini, economista de la Universidad de Nueva York que predijo la crisis económica global (y que por su visión "negativa" del modelo ha recibido el epíteto de Dr. Doom).

WSJ: Usted pinta un cuadro sombrío. ¿Qué pueden hacer los gobiernos y las empresas para hacer que la economía vuelva a crecer?
Roubini: Las empresas globales no están haciendo nada, no están ayudando... Afirman que hay un exceso de capacidad y por eso no contratan, porque no hay demanda final. Pero hay una paradoja y eso crea un círculo vicioso, si no contratan trabajadores no hay ingresos por trabajo, no hay confianza por parte de los consumidores, no hay suficiente consumo, no hay demanda final.
Y en los últimos dos o tres años esto ha empeorado porque ha habido una redistribución masiva de los ingresos del trabajo al capital, de los salarios a las ganancias, las desigualdades entre los salarios y los patrimonios han crecido, y la propensión marginal al gasto por parte de un hogar es mayor que la de una empresa, porque las empresas tienen una alta propensión marginal a ahorrar comparadas con un hogar. Esta redistribución de ingresos y patrimonio hace que el problema de la excesiva falta de demanda agregada empeore.
Karl Marx tenía razón, llegado un punto, el capitalismo puede autodestruirse, porque no se puede seguir trasladando ingresos del trabajo al capital sin tener un exceso de capacidad y una falta de demanda agregada. Y eso es lo que sucedió. Pensamos que los mercados funcionaban. No están funcionando. Y lo que es individualmente racional es que cada empresa quiere sobrevivir y prosperar, y eso significa recortar costos laborales aún más. Mis costos laborales son los ingresos laborales y el consumo de otros. Por eso es que es un proceso de autodestrucción.
Siendo honestos, según Roubini el socialismo es un modelo fracasado y es el capitalismo, en el marco de regulaciones adecuadas, el medio en que podrá salirse de la crisis. Pero igual, concederle algo de razón a Karl Marx es ya bastante decir.

Volviendo al cuento de los millonarios que quieren impuestos, ellos saben que, para efectos prácticos particulares tener unos millones más o menos es casi lo mismo: Si son sensatos (como parecen serlo) no les alcanzarán dos vidas para gastárselos todas y además cuentan con los recursos, experiencia y contactos para seguir generando riqueza por mucho tiempo más. Por el contrario, ellos saben que hace falta una clase media amplia y vigorosa que consuma bienes y servicios que ellos mismos ofrecen, y que son la fuente de sus fortunas, en cantidades suficientes para ocupar la capacidad productiva instalada. Pero para que la gente consuma hace falta en primera instancia que tengan platica y ello supone, necesariamente, una distribución más equitativa de los ingresos y no las enormes disparidades que existen actualmente entre los ricos y los pobres.