jueves, 1 de septiembre de 2011

Por qué los ricos quieren pagar más impuestos (I)

Si usted sigue la prensa internacional, seguramente haya leido alguna nota relativa a la petición de millonarios en distintos países pidiendo que les subieran los impuestos.

Le pongo algunos ejemplos:
Medio centenar de millonarios alemanes piden pagar más impuestos
Millonarios de Francia piden a Gobierno que les suban impuestos
Millonarios estadounidense piden a Obama que los “dejen de mimar”

Quizás usted haya pensado ¿Esta gente es tonta que quiere que le cobren más? ¿O será que se están volviendo socialistas y quieren que se distribuya más equitativamente la riqueza?

Aunque usted no lo crea no se trata de tontería (no es precisamente por tontos que son millonarios) sino más bien un poco por lo segundo. Les copio un fragmento de una entrevista que le hiciera el Walll Street Journal a Nouriel Roubini, economista de la Universidad de Nueva York que predijo la crisis económica global (y que por su visión "negativa" del modelo ha recibido el epíteto de Dr. Doom).

WSJ: Usted pinta un cuadro sombrío. ¿Qué pueden hacer los gobiernos y las empresas para hacer que la economía vuelva a crecer?
Roubini: Las empresas globales no están haciendo nada, no están ayudando... Afirman que hay un exceso de capacidad y por eso no contratan, porque no hay demanda final. Pero hay una paradoja y eso crea un círculo vicioso, si no contratan trabajadores no hay ingresos por trabajo, no hay confianza por parte de los consumidores, no hay suficiente consumo, no hay demanda final.
Y en los últimos dos o tres años esto ha empeorado porque ha habido una redistribución masiva de los ingresos del trabajo al capital, de los salarios a las ganancias, las desigualdades entre los salarios y los patrimonios han crecido, y la propensión marginal al gasto por parte de un hogar es mayor que la de una empresa, porque las empresas tienen una alta propensión marginal a ahorrar comparadas con un hogar. Esta redistribución de ingresos y patrimonio hace que el problema de la excesiva falta de demanda agregada empeore.
Karl Marx tenía razón, llegado un punto, el capitalismo puede autodestruirse, porque no se puede seguir trasladando ingresos del trabajo al capital sin tener un exceso de capacidad y una falta de demanda agregada. Y eso es lo que sucedió. Pensamos que los mercados funcionaban. No están funcionando. Y lo que es individualmente racional es que cada empresa quiere sobrevivir y prosperar, y eso significa recortar costos laborales aún más. Mis costos laborales son los ingresos laborales y el consumo de otros. Por eso es que es un proceso de autodestrucción.
Siendo honestos, según Roubini el socialismo es un modelo fracasado y es el capitalismo, en el marco de regulaciones adecuadas, el medio en que podrá salirse de la crisis. Pero igual, concederle algo de razón a Karl Marx es ya bastante decir.

Volviendo al cuento de los millonarios que quieren impuestos, ellos saben que, para efectos prácticos particulares tener unos millones más o menos es casi lo mismo: Si son sensatos (como parecen serlo) no les alcanzarán dos vidas para gastárselos todas y además cuentan con los recursos, experiencia y contactos para seguir generando riqueza por mucho tiempo más. Por el contrario, ellos saben que hace falta una clase media amplia y vigorosa que consuma bienes y servicios que ellos mismos ofrecen, y que son la fuente de sus fortunas, en cantidades suficientes para ocupar la capacidad productiva instalada. Pero para que la gente consuma hace falta en primera instancia que tengan platica y ello supone, necesariamente, una distribución más equitativa de los ingresos y no las enormes disparidades que existen actualmente entre los ricos y los pobres.

2 comentarios:

todoloquemepasa dijo...

Y después gente como uno con tanta desigualdad tiene ne mente tener hijos y q sean futbolistas o actores porq eso e slo q paga, una gente q sí puede q dedique toda su vida a esa actividad pero q no se ocmpara con los años de estudio q necesitan los médicos, por ejemplo. Y luego pretendemos q nuestra juventud y nuestros hijos reciban la mejor educación, pero cuando vamos creciendo nos meten en la cabeza q mejor estudiar otra cosa porq los educadores son mal pagados.... ¿A qué jugamos? ¿Cómo podemos pretender q el mundo vaya bien?

antesdelunes dijo...

Es un problema estructural y mucho más complejo de lo que uno puede reflejar en un pequeño escrito. Por ahí tengo la segunda parte de este post en el que hablo un poco del futbol español precisamente.

Saludos