viernes, 28 de octubre de 2011

(30 Libros) 5. Uno de viajes: Los viajes de Gulliver - Jonathan Swift

En primera instancia, la imagen mental que proyecto el título "Los viajes de Gulliver" puede ser engañosa, dado el carácter de cuento infantil con que se suelen mercadear los dos primeras partes del libro, las cuales corresponden a las travesías del capitán Lemuel Gulliver a los países fantásticos de Lilliput y Brodingnag. 

La realidad es que Los viajes de Gulliver poco tienen de cuento infantil. Sirven de escenario para criticar de forma implacable distintos elementos de la sociedad inglesa de la época y a la naturaleza humana, por extensión. Los liliputienses son una fiel representación de aquellas personas de consciencia diminuta que se pelean a morir por tonterías con otros como ellos. En cambio, el perfil de los habitantes de Brodingnag encaja perfectamente con el de aquellas personas de grandes egos, con enormes rostros públicos llenos de cicatrices e imperfecciones igualmente enormes. 

Otras aventuras posteriores llevan al capitán Gulliver por lugares diversos hasta el país de los Houyhnhnms (onomatopeya del relincho), un lugar donde los caballos son seres inteligentes y virtuosos mientras que los humanos son bestias irracionales. 

Por cierto que el desenlace me recuerda de alguna forma al cuento "Deserción" de Clifford D. Simak, y no me extrañaría que éste haya tomado alguna inspiración de la novela de Swift. 

PS. Centenares de adaptaciones de los Viajes de Gulliver se han publicado. Gullivera es la versión sexy ilustrada que llevó a cabo el dibujante erótico italiano Milo Manara. Es sólo para grandes, por supuesto, pero también tiene su encanto.

sábado, 22 de octubre de 2011

Respeto a las personas, no a las ideas

I. Kino publicó en 1976 "Bien gracias ¿y usted?" un libro de comics cuya crítica social es particularmente relevante en los tiempos que corren.

Ese libro estuvo en la biblioteca de mi casa desde que tuve uso de razón y tras repetidas lecturas muchas de sus viñetas se me quedaron grabadas con intensidad. La serie que sigue a continuación siempre me llamó la atención pero no fue sino hasta años después que entendí su verdadero significado.

Hay una frase que resume de forma característica como operan los organismos encargados del resguardo de "la ley y el orden" en los regímenes dictatoriales en América Latina y la cual se relaciona estrechamente con la caricatura anterior: "tienes razón, pero vas preso".

Parece obvio que de nada vale que te acompañe la razón si esto no se traduce en garantías para la integridad física de las personas y su libertad. Sería más importante en todo caso respetar a las personas.


II. Alguien podría preguntarse ¿por qué no respetar a las personas y a las ideas? Y es que a primera vista parece tentadora la idea de no cuestionar las creencias individuales para evitar confrontaciones y que todo el mundo crea lo que mejor le parezca.

Ahora bien, cuando uno lee o escucha a alguien defender ideas como "las mujeres a la cocina"; "cuanto tienes, cuanto vales"; "los negros (chino, árabes, indios, etc.) pertenecen a una raza inferior"; "los homosexualidad es una aberración que hay que curar"; "la culpa de que la violaran es de ella porque se viste como puta" ¿qué se supone que debemos hacer? ¿bajar la cabeza y aceptar resignadamente porque, bueno, son sus creencias y hay que respetarlas?

Pareciera entonces que hay al menos algunas ideas que deberían ser irrespetadas y ¡ojo! que no he mencionado la palabra "censuradas", sino confrontadas, cuestionadas, sujetas a debate y rechazadas. No es casualidad que la mayoría de las que mencioné anteriormente chocan con la dignidad de las personas.


III. Surge entonces otra pregunta ¿Cuáles ideas deberían ser respetadas y cuáles no? Los dogmas religiosos, por ejemplo, que son sagrados para algunos pueden chocar con las creencias de otros, sobre todo cuando éstos configuran políticas públicas que afectan a terceros.

La difusión de métodos anticonceptivos y la planificación familiar; la asignación de recursos económicos para el estudio de las ciencias o la experimentación con células madres; la separación del Estado y la iglesia, y el poder que tenga ésta para controlar cuestiones sociales o recibir dineros públicos; son todas cuestiones que deberían poder estar bajo el escrutinio público. No hablemos siquiera de acciones como la ablación de clítoris, el apedreamiento de adúlteras o el ahorcamiento de homosexuales, que se cobijan bajo el manto de la extremismo religioso.

Yéndonos a cuestiones más mundanas ¿Cómo tratar cuestiones como la prostitución, la eutanasia, los sistemas políticos y económicos, la lucha contra las drogas? Lo justo debería ser que si un grupo de personas puede juzgar y atacar las creencias de otro grupo, éstos últimos puedan a su vez juzgar a los primeros en igualdad de condiciones.

Habida cuenta de esto, no debería haber ideas tan sagradas que sea un tabú confrontarlas y contradecirlas. Incluso cuestiones que puedan resultar ofensivas o de mal gusto para terceros o que puedan ser tachadas de teorías conspirativas: ¿el cambio climático tiene su origen en las actividades del hombre? ¿existió o no el holocausto? ¿es la democracia representativa el sistema político idóneo? ¿es la pornografía buena para la sociedad? ¿la caida de las Torres Gemelas fue producto de una conspiración? Lo que sea...

En última instancia las ideas deberían poder defenderse a sí mismas a través de la fuerza que les confiere la razón misma, con argumentos y evidencias sólidas, no con la testarudez del fanatismo ciego.


IV. Algunas ideas finales:
1. La falacia, sobre todo cuando se trata de aquellas que ataquen el carácter de las personas para demeritar el valor de sus argumentos, constituye un irrespeto hacia éstas. En situaciones ideales, el debate de las ideas no debería admitir la falsedad.

2. Las personas deben ser responsables de sus actos y de sus ideas. Si, por ejemplo, estás a cargo de una emisora de radio, por decir algo la Radio Televisión Libre de las Mil Colinas, y tu programación de odio contribuye al genocidio de millones de tutsis en un país como Ruanda, pues entonces debes pagar por tu responsabilidad en la muerte de esas personas.

3. Por último, poner a prueba las ideas no debe suponer la penalización del pensamiento. Por el contrario, debe alentarse la generación de todo tipo de ideas, incluso aquellas que puedan no agradarnos aunque no sean más que simples ejercicios de pensamiento. A través del debate y el cuestionamiento permanente de los paradigmas bajo los cuales se sustentan las instituciones es la única forma en que podemos avanzar hacia sociedades más avanzadas y más justas.

miércoles, 19 de octubre de 2011

(30 libros) 4. Uno que le guste a todo el mundo menos a usted: Los caballeros las prefieren brutas: Isabella Santo Domingo

Debo admitir que siento algo de vergüenza al afirmar que leí Los caballeros las prefieren brutas de Isabella Santo Domingo. Baste con decir que alguien lo dejó olvidado alguna vez en mi casa y, ante la falta de otra cosa por leer, me adentré en sus páginas, aunque quizás sea pertinente aclarar que soy de esos que leen hasta las etiquetas de cualquier producto que caiga en sus manos.

Ahora que lo pienso, no entiendo en realidad por qué seguí leyendo más allá del tercer o cuarto chiste sobre lo anti-sexy que resulta un hombre en tanga narizona. Pero bueno... el daño está hecho y lo que pasó, pasó.

Estoy haciendo una aseveración temeraria con eso de que a "todo el mundo" le gustó este libro. No creo equivocarme al afirmar que este tipo de lecturas ligeras, por llamarlas de alguna manera, es del agrado de muchos. Además el libro inspiró una serie televisiva, lo que es indicativo de que los argumentos de la obra tuvieron bastante punch.

Esto es todo lo que tengo que escribir al respecto.

martes, 11 de octubre de 2011

Hip hop instrumental, experimental y sus derivados: desde Los Ángeles con amor

Calculo que fue entre los años 1996 y 1998 que me reencontré con el breakbeat. Fue la época en que irrumpió con fuerza el trip-hop, el lounge y el downtempo, principalmente desde Europa. También surgieron un conjunto de artistas de hip-hop que experimentaban con la instrumentación, las atmósferas y la psicodelia para darle vida al género más allá de los estereotipos típicos: raperos negros cubiertos de joyas cantando sobre rumba y/o malandreo y/o culos.

De esa época son los albumes DJ Kicks (1996) y The K&D Sessions (1998) de Kruder & Dorfmeister, Portishead (1997) de Portishead , Endtroducing... (1996) de Dj Shadow , Bombay the Hard Way: Guns, Cars and Sitars (1998) de Dan The Automator, Ki-Oku (1996) de Dj Krush en colaboración con Toshinori Kondo, Mezzanine (1997) de Massive Attack y Psyence Fiction (1998) de UNKLE.

Hoy en día, una década y media después, las fronteras del hip-hop instrumental se han seguido ampliando, influenciadas por los mash-ups, la música de 8 bits (chiptunes) y los bajos ondulantes del dubstep. Hay todo una terminología de sub-géneros que, si soy honesto, no manejo del todo: glitch hop, future step, lo funk, broken beat... lo verdaderamente importante es que a los viejos artistas se han incorporado otros estupendos intérpretes que han enriquecido la escena musical.

Me llama poderosamente la atención el número de artistas californianos que han confluido en la ciudad de Los Ángeles, y que están entre mis favoritos del (los) género(s) por lo que se me ocurrió hacer un pequeño playlist.

1. Flying Lotus
Tema: Massage Situation
Album: Reset EP (2007)



2. edIT
Tema: Ants
Album: Crying Over Pros for No Reason (2004)



3. Oh No
Tema: Adventure
Album: Doctor No's Ethiopium (2009)



4. Nosaj Thing
Tema: 1685/Bach
Album: Drift (2009)



5. Tokimonsta
Tema: Sweet Day
Album: Midnight Menu (2010)



6. The Glitch Mob
Tema: Nalepa - Monday (The Glitch Mob Remix)
Año: 2009



7. The Gaslamp Killer & Gonjasufi
Tema: Kobwebz
Album: From LA with Love (2007)



8. The Cut Chemist
Tema: A Peak in Time
Album: The Audience's Listening (2009)



9. The Alchemist & Oh No
Tema: Not High Enough
Album: Gutter Water (2010)



10. Skrillex Feat. Foreign Beggars and Bare Noize
Tema: Scatta
Año: 2010

miércoles, 5 de octubre de 2011

(30 libros) 3. Uno que sea un placer culposo: El horror de Dunwich y otros relatos - H. P. Lovecraft

El horror de Dunwich y otros relatos es una antología relativamente reciente que agrupa algunos de los mejores y más conocidos relatos de Howard Phillip Lovecraft incluyendo La llamada de Cthulhu, La sombra sobre Innsmouth, El color que cayó del cielo y el horror de Dunwich, relato que presta su libro para esta recopilación.

Me gusta sumergirme de vez en cuando en el universo creado por Lovecraft repleto de arcanos y malditos dioses, de incantaciones cuyas traducciones ininteligibles no le hacen honor al horror de escucharlas en vivo. Me gusta incluso a pesar de su anglofilia irredenta y su desprecio por las demás razas.

Me divierte esa sensación permanente de que los humanos somos menos que bacterias que se encuentran, por esas cuestiones extrañas del destino, en la dureza de algún callo de alguno de los apéndices menores de alguno de estos seres sobrenaturales, en las insondables profundidades del tiempo y el espacio.

Por cierto que en una ocasión anterior escribí sobre H. P. Lovecraft y la sub-género de terror de los Mitos de Cthulhu, específicamente referencias suyas en algunas piezas musicales más antiguas de la banda Metallica.

martes, 4 de octubre de 2011

La deshonestidad intelectual de los neoliberales: el ejemplo de Koch Industries y Cato Institute

I. Ayer 03 de octubre Bloomberg publicó un interesantísimo reportaje titulado "Los hermanos Koch desprecian la ley haciéndose más ricos con ventas secretas a Irán". El reportaje en cuestión se valió de la labor de 15 reporteros ubicados en 7 países (Austria, Alemania, Francia, EEUU, Italia, Irán y Arabia Saudita). En él se detallan diferentes facetas delictivas del conglomerado industrial estadounidense Koch Industries.

Probablemente no le suene el nombre, pero Koch Industries es el segundo grupo empresarial privado más grande de los EEUU, tan solo superado en tamaño por Cargill. Koch Industries cuenta con empresas en un amplio número de sectores que van desde la explotación petrolera y minera, la refinación, el sector químico, textil, comercial y de alimentos. Las telas Lycra, las alfombras Stainmaster y los vasos desechables Dixie son algunos de los muchos productos de consumo masivo que provienen de las empresas del grupo y que probablamente sí conozca.

El extenso artículo de Bloomberg da cuenta entre otras cosas de:
  • Pago de sobornos para asegurar contratos en Argelia, Egipto, India, Marruecos, Nigeria y Arabia Saudita entre 2002 y 2008.
  • Acuerdos con competidores para manipular los precios del mercado.
  • Mentiras repetidas a entes de regulación y evasión de regulaciones ambientales lo que les ha costado cinco condenas por actividades delictivas en Canadá y EEUU desde 1999.
  • Venta de miles de millones de USD en equipos de extracción y refinación petrolífera a Irán, cosa que está prohibida por la legislación estadounidense.
  • Robo generalizado de recursos petrolíferos, por ejemplo a través de la falsificación de registros para pagar menos crudo del extraido realmente.
Entre 1999 y 2009 Koch Industries pagaron unos 400 millones de USD en multas y penalidades, una cifra ínfima comparada con los miles de millones que seguramente ganaron saltándose las reglas. En 1999 un jurado de Texas le impuso Koch una multa por 296 millones de USD por negligencia en el mantenimiento de un gasoducto cuya exploción ocasionó la muerte de dos adolescentes.

El artículo da a entender que la contrahechuría es un elemento recurrente dentro de la cultura organizacional de las empresas Koch.

II. Aparte de la faceta empresarial de Charles y David Koch, los septuagenarios hermanos dueños del conglomerado industrial, existe otra de naturaleza comunicacional e ideológica. Estos señores han invertido cientos de millones de dólares para promocionar la agenda neoliberal. En 1977 Charles fue cofundador del think-tank de derecha Cato Institute y en 1986 David ayudó a lanzar el grupo político conservador Citizens for a Sound Economy (CSE).

El Center for Public Integrity publicó hace unos meses otro interesante reporte en donde se mostró como el dinero gastado en cabildeo político del Koch Industries pasó de $857,000 en 2004 a $20 millones en los últimos años; que Koch tiene 165 instalaciones manufactureras y que ejerce presión en contra de regulaciones contra desechos tóxicos derivados de la producción tales como dioxina, asbestos and formaldehido.

Greenpeace denunció en 2010 que Koch Industries había donado más de 70 millones de dólares a think-tanks de derecha incluyendo Americans for Prosperity, Heritage Foundation, Cato Institute, Manhattan Institute y Foundation for Research on Economics and the Environment para contrarrestar las medidas a favor de la reducción calentamiento global antropogénico.

III. El informe del Center for Public Integrity puso sobre el tapete otras cosillas interesantes:
  • Koch ha comprado cuatro plantas de etanol con una capacidad combinada de 435 millones de galones por las que recibe subsidios gubernamentales por 6 millardos de dólares al año.
  • Koch hace cabildeo para proteger la Sección 199 deducciones para ayudar a los fabricantes estadounidenses, un subsidio para firmas energéticas que cuestan 14 millardos al Tesoro de ese país en 10 años.
Como bien lo dijo Paul Harris en este artículo de The Guardian:
Cuando luchar contra regulaciones gubernamentales les ayuda a maximizar sus beneficios - aún cuando nos pongan al resto de nosotros en riesgo por químicos que causan cancer - ellos son todo libertarianismo. Sin embargo, cuando la leyes gubernamentales o los subsidios les proveen oportunidades para ganar algo de dinero, la ideología de libre mercado se engaveta silenciosamente.
IV. Es importante notar que la influencia de Koch Industries no se limita exclusivamente al ámbito de los EEUU. En Venezuela, por ejemplo, tenemos a ElCato.org ("Libertad individual, gobierno limitado, mercados libres y paz") y al Centro de Divulgación del Conocimiento Económico - CEDICE ("Defendiendo la libertad") que en conjunto crearon la Universidad ElCato-CEDICE.

Yo me pregunto:

¿Con qué cara puede venir esta gente a hablar de gobierno limitado y mercados libres cuando sus mentores ideológicos y su financiamiento provienen de las actividades inescrupulosas de joyitas como David y Charles Koch?

¿Qué es lo que pretenden en realidad, que las empresas puedan actuar con impunidad y así poder acabar con el ambiente, la seguridad social y el empleo? ¿Que sigamos el ejemplo de los bancos, las aseguradoras de riesgo, Siemens, BP, Halliburton, etc. involucradas en millonarios casos de corrupción recientes y notorios?

¿Como justifican la doble moral de Koch Industries que enarbolan el cuento de la libertad económica a discreción y conveniencias propias?

Pero como reza el dicho "por la plata baila el perro". No esperemos demasiada honestidad intelectual de parte de estos señores.