viernes, 28 de octubre de 2011

(30 Libros) 5. Uno de viajes: Los viajes de Gulliver - Jonathan Swift

En primera instancia, la imagen mental que proyecto el título "Los viajes de Gulliver" puede ser engañosa, dado el carácter de cuento infantil con que se suelen mercadear los dos primeras partes del libro, las cuales corresponden a las travesías del capitán Lemuel Gulliver a los países fantásticos de Lilliput y Brodingnag. 

La realidad es que Los viajes de Gulliver poco tienen de cuento infantil. Sirven de escenario para criticar de forma implacable distintos elementos de la sociedad inglesa de la época y a la naturaleza humana, por extensión. Los liliputienses son una fiel representación de aquellas personas de consciencia diminuta que se pelean a morir por tonterías con otros como ellos. En cambio, el perfil de los habitantes de Brodingnag encaja perfectamente con el de aquellas personas de grandes egos, con enormes rostros públicos llenos de cicatrices e imperfecciones igualmente enormes. 

Otras aventuras posteriores llevan al capitán Gulliver por lugares diversos hasta el país de los Houyhnhnms (onomatopeya del relincho), un lugar donde los caballos son seres inteligentes y virtuosos mientras que los humanos son bestias irracionales. 

Por cierto que el desenlace me recuerda de alguna forma al cuento "Deserción" de Clifford D. Simak, y no me extrañaría que éste haya tomado alguna inspiración de la novela de Swift. 

PS. Centenares de adaptaciones de los Viajes de Gulliver se han publicado. Gullivera es la versión sexy ilustrada que llevó a cabo el dibujante erótico italiano Milo Manara. Es sólo para grandes, por supuesto, pero también tiene su encanto.

2 comentarios:

Juan RRR dijo...

Yo este libro intenté leerlo de niño y no pude, acostumbrado como estaba a las versiones cinematograficas pense que era un libro de aventuras simple y no podía estar más equivocado.
Nunca más lo intenté, debería probar de nuevo.

antesdelunes dijo...

Juan RRR: Vale la pena porque es un libro bastante entretenido, yYo mismo me sorprendí cuando lo cogí la primera vez. Saludos