viernes, 25 de noviembre de 2011

La leyenda urbana del segundo himno más bonito del mundo

Al poco tiempo de estar juntos, no recuerdo a propósito de qué, mi esposa me dijo un día que el himno de Colombia era el segundo más bonito del mundo, solamente superado en belleza por "La Marsellesa", el himno nacional de Francia.

"¿Y dónde hicieron ese concurso de himnos que yo no me enteré?" "Que sí, que eso nos lo enseñaron, que no sé quien los escogió con base a no sé qué criterios"

Ese cuento del segundo himno más bonito del mundo (del tercero en algunas versiones) es un mito urbano bastante difundido y no exclusivo de Colombia. Una búsqueda simple en internet nos muestra que el honroso lugar es compartido con Ecuador, Chile, México, Honduras, República Dominicana, Bolivia... la lista es bastante amplia.

Debo admitir que es bastante ingenioso escoger lo del segundo lugar porque constituye la coartada perfecta para darle credibilidad a la falsa modestia patria. Decir que el himno del país de uno es el más bonito nos pondría en evidencia con demasiada facilidad.

"El de nosotros es hermoso pero vamos a estar claros que con el abolengo y la heroicidad de La Marsellesa nadie puede competir" "Tienes razón y de todas formas el segundo lugar no es malo" "Claro que no, claro que no"

No he tenido la oportunidad de escuchar los himnos de todos los países del mundo, pero de aquellos que conozco estos son seis de los que más me gustan en términos de su melodía:

Venezuela


Corea del Sur


Etiopía


Brasil


Finlandia


Suráfrica

No hay comentarios: