sábado, 4 de febrero de 2012

(30 libros) 10. Uno con una pésima adaptación cinematográfica: El Siciliano - Mario Puzo


En  una entrada anterior me referí a El Padrino de Mario Puzzo, una novela cuyos argumentos sirvieron para desarrollar no una, sino dos de las mejores películas de todos los tiempos. Desafortunadamente no puedo decir que haya corrido con igual suerte El Siciliano del mismo autor, la cual fue llevada a la pantalla en 1987 bajo la dirección de Michael Cimino y con un reparto que incluyó a Christopher Lambert en el papel de Salvatore Giuliano, Terence Stamp, John Turturro, Joss Ackland, Richard Bauer y Barbara Sukowa.

Debo confesar que hace muchos años que no veo esta película, la vez que lo hice fue en una de esas emisiones televisiones dominicales en Venevisión o RCTV, pero aún recuerdo la pobreza general de la producción, empezando por la calidad de las actuaciones, incluida la del mismo Lambert en el rol principal, quien se supone debía encarnar a un personaje desbordante de carisma pero que en la práctica nos muestra a un tipo excesivamente acartonado hablando con un acento siciliano de medio pelo.

El ritmo de la historia es bastante lento y se pierde entre la complejidad de las tramas, conspiraciones, insidias y venganzas, típica de una historia de mafiosos como ésta. Pero para mí, lo que en realidad termina de matar la película es el hecho de que sea la versión hollywoodense de la versión novelada de la historia original.

Salvatore Giuliano y su banda existieron en la vida real: Giuliano era un contrabandista, bandido y asesino que luchó por varios años contra el gobierno italiano como parte del brazo armado del grupo separatista MIS (Movimiento Independentista Siciliano). Si bien compartía parte de sus botines entre los pobres del noreste de Sicilia, lo cual le valieron fama de ser una especie de Robin Hood moderno, también es cierto es que su visión política era conservadora y luchó contra comunistas y socialistas en alianza con elementos del status quo local: la mafia, los terratenientes y los demócratas cristianos. Difícilmente podemos plantearnos fuera de la ficción la visión de un Salvatore Giuliano propulsor de una reforma agraria en Sicilia.

Como bien lo dijo Aspanu Pisciotta, primo y lugarteniente de Giuliano, durante el juicio que se le siguió luego de la muerte de éste: "Somos un solo cuerpo: los bandidos, la policía y la mafia, tal como el Padre, el Hijo y el Espíritu Santo".

En su versión, Puzzo crea una historia interesante y compleja acerca de la Cosa Nostra desde el origen, en la que intervienen además personajes y tramas de El Padrino, su obra más famosa. Giuliano recibe una tratamiento romantizado que lo hace simpático entre los lectores, sobre todo porque uno tiene la posibilidad de conocer de forma novelada su lado más humano, sus amores, sus aspiraciones.

La versión de Cimino lleva este romanticismo a niveles ridículos. Dos ejemplos, Giuliano no llevaba grano para vender en el mercado negro cuando mata a su primer carabiniero sino para alimentar a los pobres hambrientos y  trata de detener la matanza de Portella della Ginestra cuya responsabilidad, dicho sea de paso, recae injustamente en el film en los hombros del Terranova en lugar de su otro caporegime, el sanguinario Passatempo. Además, es partícipe de una incongruente sub-trama amorosa junto a una duquesa enamorada a la que ha asaltado en su propia villa. Pero la guinda sobre el pastel se la lleva la escena final en la cual aparece Giuliano sobre un caballo encabritado delante de un sol poniente... en su propio funeral. 

4 comentarios:

Geraldine, dijo...

totalmente de acuerdo contigo, el libro es sublime y forma parte de mi biblioteca personal, siempre pasa con los libros que se recrean en un film...algo así me pasó con la casa de los espíritus de isabel allende,el libro me enamoró y la película fue una porquería donde el realismo mágico se perdía por completo....bueno, muchos saludos y cuando gustes pasa a visitarme y enlazamos los blogs...beso!

antesdelunes dijo...

Gracias Geraldine por pasar y comentar. Tenía días que no actualizaba el blog pero ahora que lo he hecho voy a pasar por el tuyo.

Saludos

Turi dijo...

antesdelunes: commentas el juicio de Aspanu, lo que me indica que tienes más datos sobre él. Me gustaría saber cuanto haya,y también de María Lombardo, Canio Silvestro, de Justina, de Hector Adonis, de Don Croce Malo, es decir, qué pasó con ellos después de la muerte de Giulano. Gracias.

M. dijo...

Mi opinión respecto de la película es muy negativa. Una manera de arruinar algo que podría haber sido muy bueno. Y no me quejo de si es o no una adaptación fiel. Hablo de los climas de la película, de la poca destreza narrativa que encontramos en la línea.
Se me da por suponer que si eligieron a Cimino, es porque estuvo a la altura de EL PADRINO en The Deer-hunter. Pero he aquí un guión que trata de adaptar rápidamente algunos pasajes del libro, y que luego se toma la licencia de adjuntar escenas que no hacen más que quitar tiempo y cortar clima. Media hora o más donde vemos a Giuliano enamorado de su novia, y una escena larga sin información, en la que Giuliano matiene una relación con una dama de la alta sociedad, que luego aparece cenando con Don Croce.
No pretendía ver una película tan buena como El Padrino. Pero sí esperaba ver más costumbres Sicilianas, un personaje que va creciendo en la historia, en lugar de a un tipo medio fanfarrón, que por momentos hace un papel cómico, por momentos, un asesino despiadado. Esperaba que los mafiosos no estuvieran vestidos como gangsters norteamericanos, y también esperaba ver más el rol del pueblo. Es una pena que no se haya respetado a "la familia" como concepto en la película, ya que con el tiempo que ocupa la novia de Giuliano, bien podría haber sido fiel al libro en aquel tema, para ser mejor la lectura de este crecimiento que planteo en el personaje... ocupándose más de las partes de aventura y conspiración.
Destacaré lo que más allá de mi disconformidad, me ha parecido bueno: un detalle... Giuliano intentando disparar a Don Croce... un poco de realismo mágico (ya que lo menciona Geraldine) que le da mucho sentido a la historia. Lástima todo lo demás. El actor que interpreta a Don Croce no me pareció nada malo... pero me gusta más su vestimenta en el almuerzo con los jefes de las cinco familias, que en el resto del film.
Por otro lado, Turi: si te interesa esa información, hay dos películas sobre el tema, y varios artículos. Las películas son Salvatore Giuliano, de Francesco Rossi, que tiene una retórica casi documental. Y otra que recrea la investigación de Portella Della Ginestra: Segreti di stato, del 2003.
No creo que existan Don Croce, Adonis, ni la novia de Giuliano... sí existió María Lombardo y Mariana, la hermana del forajido.
En cuanto a la historia real... Aun hoy es una historia que no se cierra, ya que hace poco en una investigación, llegaron a especular con que Giuliano vivió en norteamérica, puesto que su muerte fue un ardid de la CIA, y que él inclusive fue en los años 70 al funeral de la madre. Pero también se dice que Hitler, Gardel y Jim Morrison estaban vivos.
Sí podemos suponer que se tomaron personajes de la época y del lugar, y se recrearon un poco, y cambiaron los nombres, para darle más sentido a la historia. Por las descripciones del libro, podemos suponer que Don Croce está inpsirado en Calogero Vizzini. La historia real es muy compleja, y llena de conspiraciones fuertes, que trascienden fronteras. Sugiero que veas Segreti di stato, y veas la cantidad de personajes que intervienen.
Por último, pido disculpas al dueño del blog, por escribir más que él.