lunes, 5 de marzo de 2012

Traductor, traidor... un ejemplo a partir de "El cuento de la criada" de Margaret Atwood

Acabo de terminar de leer una excelente novela de la escritora canadiense Margaret Atwood titulado El cuento de la criada, una provocadora obra de ficción especulativa que trata sobre los peligros del fundamentalismo religioso.

Este libro daría para largos y profundos análisis, pero me voy a limitar en esta ocasión a mostrar como el sutil cambio de un par de adjetivos posesivos en una oración pueden llegar a desvirtur un pasaje entero de un libro. Ello es un pequeño ejemplo de por qué leer traducciones nunca podrán reflejar de forma enteramente fiel la experiencia de disfrutar un libro en su idioma original.

La frase "de cada uno según su capacidad, a cada uno según su necesidad" fue popularizada por Karl Marx y resume el modelo de repartición de riquezas en la utopía socialista. Es una idea defendida particularmente por los anarcocomunistas, en cabeza del pionero Piotr Kropotkin, quienes proponen entre otras cosas la abolición del Estado y, dentro de éste, las clases sociales y la propiedad privada.

La traducción inglesa de la frase es "From each according to his ability, to each according to his need". Nótese que el empleo del posesivo "his" que se usa en el inglés para denotar las pertenencias que corresponden al masculino singular pero que acá se refiere indistintamente a un individuo cualquiera, hombre o mujer.

Offred, la protagonista del cuento, narra su paso por el Centro Raquel y Leah, lugar de adoctrinamiento donde mujeres son preparadas para convertirse en concubinas de personajes de la élite política (los Comandantes) con fines estrictamente reproductivos.

El siguiente párrafo de la obra explica la asignación de "Criadas" a personajes de élite:
No todos los Comandantes tienen Criada: las Esposas de algunos de ellos tienen hijos. De cada uno, dice la frase, según sus capacidades; a cada uno según sus necesidades. La recitábamos tres veces al día, después del postre. Era una frase de la Biblia, o eso decían. Otra vez San Pablo, de los Hechos.
Cuando leí ese fragmento en el libro me sentí confundido. Me costó conciliar el uso de una máxima característica del mencionado comunismo anarquista como parte de la filosofía fascista y ultraconservadora en que se desarrolla la trama. Diera la impresión además de que son los comandantes quienes deben dar según sus capacidades para recibir según sus necesidades.

La respuesta a esta aparente incongruencia está en el texto original. La frase ha sido deliberadamente modificada y transformada en "From each according to her ability, to each according to his needs": de cada una de acuerdo con sus capacidades (las de ella), a cada uno según sus necesidades (las de él). 

Esta ligerísima modificación redondea la visión de género en la sociedad distópica descrita en la obra y explica la división de las mujeres en castas de acuerdo con los roles concretos que deben asumir: las Esposas, las Hijas, las Criadas, las Tías, las Marthas, las Econoesposas, las Jezebels y las No Mujeres.

 Nada que ver con comunismo ni con anarquismo.

2 comentarios:

Anónimo dijo...

Si ese es el único ejemplo que encontraste, entonces la traductora debe estar haciendo algo bien.
Antes de criticar este tipo de cosas deberías informarte. La traductora probablemente reparó en este punto y decidió que esta era la forma más correcta. Los adjetivos posesivos en castellano no tienen el género de su poseedor, por eso es imposible que eso se refleje en la versión traducida. Además, hacer algún tipo de aclaración o nota al pie entorpece la lectura. Es muy fácil criticar sin dar una posible solución a su traducción.
Por otra parte, decís que nada tiene que ver con comunismo ni anarquismo, pero la autora utilizó esa frase con un propósito, no es casual.

antesdelunes dijo...

"Es muy fácil criticar sin dar una posible solución a su traducción."

No sé si leíste bien mi entrada donde claramente traduje:

"de cada una de acuerdo con sus capacidades, a cada uno según sus necesidades.

Pefectamente se hubiera resuelto el conflicto semántico cambiando una simple vocal.

Ya con respecto a las posturas ideológicas de Margaret Atwood (de quien soy seguidor desde hace algún tiempo) te invito a que tú mismo indagues al respecto para tener una idea de si mi análisis es acertado o no.

http://en.wikipedia.org/wiki/Margaret_Atwood#Political_involvement